Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué: “El ‘se queda’ fue una opinión personal”

El central dice que su tuit sobre Neymar es intuición al tiempo que admite las dudas del brasileño sobre su continuidad en el Barça

Piqué y Valverde, en una sesión de esta semana. EFE

No habla el área deportiva del Barcelona, no se posiciona Neymar y desde el club nadie alza la voz para desenmarañar el enredo que existe alrededor del brasileño, que flirtea con el PSG porque le pagaría 30 millones netos por año al tiempo que a su padre le darían una prima de fichaje de otros 40. Así, se aguardaba con impaciencia a la rueda de prensa de Gerard Piqué, el único que afirmó el domingo pasado y a través de las redes sociales que Neymar “se queda”. Pero en una sala del hotel Watergate —donde se alojaron en 1972 los espías del Partido Republicano que asaltaron las oficinas electorales del Partido Demócrata—, el central azulgrana decidió dar marcha atrás, lejos del tono asertivo que utilizó en su tuit.

Señalado por la afición como President, por su ambición futura de serlo y porque está en todas partes —un día propicia el acuerdo de Rakuten con el Barça como patrocinador y al otro coge el micro para hablar por el vestuario—, el central azulgrana se desmarcó de lo que dijo. “Fue una opinión personal”, se arrancó; “pero obviamente lo tiene que comunicar él. Aunque por las conversaciones que he tenido, por lo que puedo oler e intuir, es lo que pienso”. Y añadió: “Estábamos en un tono distendido con más compañeros del equipo. Nada más. No me toca a mí decirlo, pero es lo que me gustaría y lo que espero que sea”. Mascherano también se posicionó: “Es un tema y decisión personal de Ney. Él valorará muchas cosas que se le pasan por la cabeza y tomará una decisión, más allá de lo que nosotros le podamos aconsejar”.

Entre sus confidentes están Luis Suárez y Messi, además de Rafinha —no está en la gira por lesión— y Piqué. “Es comprensible que se replantee las cosas y yo intento exponerle en la situación que está”, convino Piqué; “tiene 25 años, es un jugador con talento único y tiene opciones encima de la mesa, por lo que tiene dudas comprensibles”. Y las descifró: “Puede ser por dinero, que no creo; en lo deportivo quizá es más ambicioso, pero no creo que haya mejor club que este; y quizá quiere tener un papel más importante en el equipo, pero ha coincidido con Messi, el mejor de la historia. Por este lado lo podría entender, pero le planteo que no se vaya a París, a una Liga en que no le van a ver tanto y donde se lo juega todo a la carta de la Champions”.

Benedito iniciará la moción de censura el 1 de septiembre

Excandidato a la presidencia del Barça por dos ocasiones (en 2010 y 2015), Agustí Benedito está decidido ahora a propulsar una moción de censura contra la directiva de Josep Maria Bartomeu. Entiende Benedito que el club azulgrana está más en los juzgados que en el césped, que no da una a derechas. Así, el 1 de septiembre se presentará en las oficinas del club para reclamar las papeletas del voto de censura, que deberá recibir en cinco días hábiles. Desde entonces, dispondrá de otros 14 días hábiles para captar el apoyo del socio. Para que prospere la moción, necesita al menos un 15% de los socios con derecho a voto; unas 17.500 papeletas. Aunque según sus cuentas ya tiene 11.006 abonados que le respaldan. Para la recogida de firmas, Benedito podrá usar el Camp Nou en los encuentros contra el Espanyol (jornada 3) y Eibar (5).

Pero por mucho que hable Piqué, las dudas siguen instaladas en el barcelonismo porque el actor principal sigue con la boca cosida —aunque juega con jeroglíficos con las fotos que sube en su cuenta de Instagram o anuncia relojes como ayer en su cuenta de Twitter—, sin una declaración que aclare su futuro. Circunstancia que alimenta el suspense y la indefinición y que valida —hasta que se diga lo contrario— la sucesión de informaciones contradictorias. Ayer, por ejemplo, el diario Le Parisien publicó que Neymar habría exigido el fichaje de cuatro futbolistas durante los próximos años para convertir al PSG en un serio candidato para reinar en Europa. El primero era Alves [ya está en el PSG y rompió con el City un acuerdo que parecía cerrado] y el segundo en la lista es Coutinho, pero no se revelaron el resto.

Negociaciones por Coutinho

Precisamente, el Barça está en Liverpool representado por el Director de Fútbol, Raül Sanllehí, para intentar agilizar el fichaje del mediapunta/extremo brasileño, amigo íntimo del 11. “Nos interesa Coutinho, sí”, admite una fuente oficial del club azulgrana; “pero hay que ver cómo se desarrollan las negociaciones”. Y, aunque son optimistas, no las tienen todas consigo porque desde Inglaterra lo tasan alrededor de 100 millones, una cifra que el Barça ve desorbitada. Aunque con el jugador, según desveló Rac1,ya hay acuerdo. Pero existe otro problema. “Si digo que no está en venta, significa que no está en venta. No hay nada más. Es decisión del club, es mi decisión”, advirtió hace unos días el técnico Jürgen Klopp.

Con o sin Coutinho, sin embargo, el Barça tiene claro que quiere seguir junto a Neymar, jugador que desde el club definen como “el segundo mejor del mundo tras Messi”. Así lo manifestó Piqué después de relevar que el brasileño estaba contento por la foto que colgó, señal de que al 11 le gusta el juego del ratón y el gato por más que el culer reclame una respuesta. “El Barça debe luchar por tenerlo. Fuera del mercado no vas a encontrar uno igual”, dijo el central. Se sumó Mascherano: “El deseo de todo el equipo es que se quede. Además de su calidad como futbolista, dentro del grupo tiene un gran valor su calidad humana”.

El extremo, de nuevo, tiene la palabra. Aunque según parece, también debe decidirse si quiere estar en el PSG de Ney o en el Barcelona de Messi.