Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocopa mide el progreso del fútbol femenino español

La selección de Vilda inicia su camino en Holanda frente a la debutante Portugal

La selección femenina, durante un entrenamiento.
La selección femenina, durante un entrenamiento. EFE

Europa mirará con lupa el progreso del fútbol femenino español. La selección que dirige Jorge Vilda inicia este miércoles en Doetinchem su camino en la Eurocopa de Holanda frente a la debutante Portugal (18.00, Teledeporte y Eurosport).

El torneo continental —el tercero que juega España tras los de 1997 y 2013— examinará a la generación española mejor preparada de un deporte en plena eclosión tras el empujón que supuso su primera clasificación para un Mundial, el que disputó hace dos años en Canadá. Lo hará, sin embargo, sin la cara más reconocible del equipo en los últimos años, Vero Boquete, a quien Vilda dejó fuera con una justificación deportiva, algo que la jugadora no entendió. Tampoco estará la rojiblanca Sonia Bermúdez, segunda máxima goleadora de la Liga Iberdrola. La lateral Marta Torrejón, la española con más internacionalidades, capitaneará un grupo mayoritariamente formado por futbolistas del Barça (8) y Atlético (8), que buscará el gol con Jenni Hermoso (PSG), y el control con jugadoras como Silvia Meseguer (Atlético) o Vicky Losada (Barça).

El Mundial de Canadá lo cambió todo. Los clubes españoles se unieron y La Liga comenzó a apostar por impulsar el fútbol femenino. Comenzaron a llegar patrocinadores, las televisiones y el reconocimiento. En la selección, la marcha de Ignacio Quereda tras la eliminación mundialista puso fin a una era de 27 años —los que estuvo en el cargo— entre críticas por falta de preparación y desconocimiento del deporte. Su sustituto fue Jorge Vilda, de 36 años, que había cosechado muchos éxitos en las categorías inferiores —subcampeón de Europa en 2014 y 2015 con la sub-19 y campeón de Europa en 2010 y 2011 con la sub-17.

El seleccionador ha elevado la exigencia y el nivel futbolístico de un grupo que alcanzó el billete a Holanda con pleno de victorias. Ahora se estudia mejor a los rivales y se juegan más amistosos, clave para el rodaje del equipo. Para el Mundial, Quereda solo organizó cinco partidos de preparación y solo dos con un rival exigente. En la cuenta atrás para la gran cita, España se pasó dos meses sin jugar. Con Vilda en el banquillo, la selección ha sumado en menos de dos años 14 amistosos, dos en junio, y ha disputado la prestigiosa Copa Algarve por primera vez, un título que alzó por delante de potencias como Japón o Noruega.

En esos amistosos solo ha sumado tres derrotas: Brasil, Francia e Inglaterra. Estas dos últimas serán, junto a Alemania, las selecciones más peligrosas para las españolas en Holanda. Las inglesas no han perdido en toda la preparación y son el principal escollo dentro del grupo D, que completan Portugal y Escocia, para alcanzar la primera plaza que previsiblemente evite el cruce con Francia, que aunque no ha pasado nunca de cuartos es una clara candidata el título y se ha estrenado con victoria ante Islandia (1-0). Desde arriba mira siempre Alemania (grupo B) que ha ganado ocho de las 12 Eurocopas disputadas, incluyendo las seis últimas, un palmarés temible aunque haya empezado con un tropiezo frente a Suecia (0-0).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.