Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona, con sobrecarga en el medio

El equipo azulgrana acumula 10 centrocampistas para tres posiciones y negocia además por Verratti y Paulinho

Valverde y los jugadores, en el entrenamiento de ayer. Ampliar foto
Valverde y los jugadores, en el entrenamiento de ayer. EFE

Un día después de firmar por el Barça, Ernesto Valverde definió el fútbol que quería: “Aquí se trabaja con un denominador común, con un sello. Lo conozco porque lo he trabajado, pero me tengo que readaptar y mi idea es profundizar en ese estilo. Sé que pasa por tener un juego colectivo, un juego de medios”. De eso no le va a faltar al entrenador azulgrana, que por ahora cuenta con 10 centrocampistas para tres puestos.

Entendió Luis Enrique en la temporada anterior que el Barça debía dar un vuelco a su fútbol para resultar impredecible. “Nos dio muchísimos recursos porque en un partido podíamos jugar de varias maneras distintas”, explican desde el vestuario. “Incluso tras el descanso nos daba dos explicaciones y veíamos que nuestro juego se desencallaba”, amplía otro jugador del primer equipo. Así, el Barça pasó del 4-3-3 al 4-4-2, al 3-4-3, al 3-5-2… Todo un baile de esquemas para desestabilizar a las defensas rivales. El equipo, en cualquier caso, varió poco su ruta hacia el gol porque se trataba de darle la pelota al tridente ofensivo para que ellos decidieran. Los medios, a la vez, se volvían cada vez más transparentes, agotados de cubrir tanto campo porque debían adelantar las líneas en la presión y cerrar las fisuras en las contras, también replegarse a tiempo si el contrario se saltaba las fronteras iniciales. Así, no hay un solo centrocampista del Barça que brillara en el curso anterior, acaso Busquets cuando tenía a su alrededor a todos y no debía de batirse contra tres. Valverde, según parece, cambiará de táctica.

Las frases de Ernesto Valverde

Plantilla. “Las posiciones que están mejor o peor cubiertas ya se verán. Tenemos que valorar lo que hay aquí, que son muy buenos”.

Estilo de juego. “Estamos obligados a tener la pelota, a jugar al ataque… El sello Barça se seguirá viendo”.

Iniesta. “Quiero que esté feliz, que juegue y se sienta protagonista. Es difícil encontrar un jugador de su nivel”.

Rotación del tridente. “Sabiendo que tienen mucha importancia y su capacidad de intimidación, actuaremos con normalidad y viendo las circunstancias”.

Messi.“Tenerlo de mi lado es una sensación de alivio. Siendo rival, te faltan jugadores para taparle”.

Herencia. “Tengo una responsabilidad por el trabajo que hicieron mis antecesores. Pero cada técnico tiene su manera de hacer las cosas”.

Afirmó el técnico que no ha reclamado un solo jugador para el equipo, aunque sí que opina sobre todos los que le proponen. Y van de la mano en esa idea de recuperar el juego de medios porque el área deportiva, que necesitaba con urgencia un extremo (Deulofeu) y un lateral (Semedo), ya solo piensa en el eje. Y eso que se acumulan las piezas: Busquets, Mascherano y Samper —cedible— pueden actuar de mediocentros; y en las dos posiciones de volante aparecen Iniesta, Rakitic, Rafinha, Sergi Roberto, Denis Suárez, Arda —transferible— y André Gomes. Y en la recámara está Aleñà, del filial, que hará la pretemporada con el primer equipo.

Aunque para Valverde no son demasiados. “Aleix, Rafinha y Mascherano han llegado lesionados y esto te da la idea del nivel que debemos tener para afrontar las tres competiciones. Pero no contemplo tener 24 medios y ni un central sino que se trata de equilibrar la plantilla”, explica. Desde el club también lo creen: “El año pasado teníamos muchos (9) y en ocasiones se tiró del filial. La experiencia nos demuestra que no son demasiados”.

Quizá por eso quieren más medios y no se deshoja a ninguno que no sea Arda o Samper. “Cuento con Rakitic y André Gomes en todos los sentidos”, expuso Valverde, que también se refirió a Sergi Roberto: “Se formó como medio, pero actuó muy bien como lateral. La polivalencia es muy buena y hay que aprovecharla”. Otra historia son los fichajes porque ya se escapó Dani Ceballos. También se escurre Verratti, con el PSG dispuesto a no negociar. Y Paulinho, del Guangzhou, se ha puesto muy cuesta arriba porque el mercado chico cerró el viernes pasado y el club se remite a su cláusula de 40 millones.

Pero el área deportiva pretende reforzar el eje. “Debe poder jugar en las tres posiciones del medio. Si solo puede jugar en una, dificulta mucho sus minutos en el equipo”, señaló Robert Fernández. Así que Valverde tendrá 10 centrocampistas. Nada mejor para recuperar ese fútbol de medios.

Récord de ingresos: 708 millones

El Barça cerró el curso pasado con 708 millones de ingresos, cifra récord en la historia del club. El ejercicio contabilizó un beneficio neto de 18 millones y una deuda de 247. El EBITDA fue de 1,99, mientras que la masa salarial se cifró en el 66% respecto a los gastos. El club, además, se mostró satisfecho por la victoria judicial en la FIFA frente al procedimiento que la había impuesto el Santos por el fichaje de Neymar —aunque deberá abonar dos millones al Santos por ser finalista del FIFA World Player 2015—, como también por la aprobación del plan para iniciar el Espai Barça.

Más información