Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi FC

Aunque no se sabe el costo de la operación, ha trascendido que el Barcelona se lo ha dado todo porque Leo lo es todo en el Barça

Messi renueva con el FC Barcelona Ampliar foto
Messi, en la final de la Copa del Rey. AP

No es casual que a Messi le llamen a veces presidente en el vestuario del Camp Nou. La directiva, la plantilla, el equipo y el club están hoy en manos del 10. La figura del argentino, recién casado y anunciada su renovación, ayuda a pasar también el verano azulgrana después del inventario de la temporada 2016-17: el Barcelona suma 30 títulos por 15 del Real Madrid desde el debut del rosarino en 2003 hasta el actual doblete de Cristiano Ronaldo.

La sensación es que el Madrid ha conseguido con Zidane el punto de inflexión que no logró con Mourinho. Florentino contrató al hoy técnico del United para acabar con el mandato de Guardiola y ahora dispone de una de las mejores plantillas de su historia para discutir el reinado de Messi. Los últimos resultados avalan el plan de un presidente del Madrid que ni siquiera pestañea con las amenazas de Cristiano.

El Madrid dispone de dos equipos titulares, tiene recambios a medio y largo plazo para sus figuras y manda en el mercado hasta el punto que cualquier futbolista que se precie se ofrece para jugar con Zidane. Ha pasado con Mbappe y también con Ceballos y ahora es Florentino quien decide en función de su nómina de jugadores, del precio y del presupuesto, liberado de los condicionantes económicos que se puso la junta de Rosell y Bartomeu.

Manda el Madrid y el Barça es reactivo incluso en los asuntos institucionales que antes le permitían articular un excelente relato para sobrevivir en la derrota, como se ha advertido en el caso del Seient Lliure, un asunto cuya gravedad se expresa en el enfrentamiento que sostiene con TV-3. Tan descolocado está el Barcelona, que llega tarde y mal a todos los sitios y no le queda más remedio que recurrir dentro y fuera del campo a Messi.

Messi FC

No es una mala solución porque se trata del mejor jugador del mundo y está dispuesto a acabar su carrera en el Camp Nou, de la misma manera que Pelé hizo vida en el Santos, nada que ver, por otra parte, con la trayectoria de Maradona, Cruyff o Di Stéfano. Tiene mucho mérito la fidelidad de Messi con el Barça y Bartomeu ha hecho lo imposible para que se mantenga antes de que el jugador se retire en Newell’s.

La regularidad del 10 se expresa en los títulos de Liga (8 contra 4 de Madrid) más que en Champions (4 ante 3), factor decisivo para que el barcelonismo entienda que su equipo no aprovecha suficientemente al futbolista con el que pensaba recuperar la distancia europea ganada por el Madrid con Di Stéfano. A Valverde le corresponde ahora definir el rol de Messi en la cancha para que el Barça vuelva a ganar como hizo con Guardiola y Luis Enrique.

Valverde y Messi, sin embargo, están a expensas de la capacidad de los servicios técnicos y de los directivos para reforzar al equipo y mejorar la plantilla después de un mal año pese a conquistar la Copa. Y, de momento, la junta no ha hecho más que administrar la continuidad de Messi: se pasó del anuncio de que renovaría al de ya está a punto de renovar, hasta llegar al de ha renovado, y todavía queda la foto de la firma en el Camp Nou.

La secuencia ha sido tan larga que alimentó las dudas sobre la continuidad de Messi después las denuncias y posterior condena por defraudar a Hacienda. La sospecha ha permitido también, en cualquier caso, que el Barcelona pudiera utilizarla como contrafuego para sus muchos incendios: a cada problema, a la falta de noticias, para cuando no ha habido fichajes ni salidas que anunciar, ha llegado una información sobre el contrato o la boda del 10.

Los capítulos de la renovación han servido para combatir la falta de poder del Barcelona. A la pregunta ¿qué hace el Barça? o a la demanda: ¿qué pasa en el Camp Nou?, el club responde: Messi es y será del Barça. Aunque no se sabe el costo de la operación, ha trascendido que el Barcelona se lo ha dado todo porque Messi lo es todo en el Barça. A Bartomeu no le sorprende que al 10 le digan presidente en el Camp Nou. El Barça necesitaba una buena noticia. Y se ha dado la mejor. En el momento justo, después de cuadrar las cuentas del pasado ejercicio y en un momento de máxima tensión en el club.

Más información