El Barcelona destituye a Bartzokas

El club azulgrana despide al técnico debido a su decepcionante temporada

Bartzokas, en el centro, da instrucciones en un tiempo muerto.
Bartzokas, en el centro, da instrucciones en un tiempo muerto.EFE

El Barcelona ha destituido a su entrenador de baloncesto Georgios Bartzokas. El técnico griego, que llegó el pasado verano a la entidad azulgrana para suceder a Xavi Pascual, igualmente destituido tras ocho años en el cargo, tenía todavía un año más de contrato que le ha sido rescindido.

La destitución de Bartzokas se produce a causa de la mala imagen que ha ofrecido el equipo y a sus pésimos resultados. No ha ganado ningún título, ha sido 11º en la fase regular de la Euroliga, fue despedido de la Liga en cuartos de final, también derrotado tanto en la Copa y en la Supercopa, con un balance de 37 victorias y 32 derrotas. Y lo que es peor, con la evidencia de que, dentro del marasmo de lesiones, ausencias y contratiempos de todo tipo que ha sufrido, la gestión ha sido nefasta.

Más información
El Barça de baloncesto multa a su plantilla por bajo rendimiento
El Barça ficha a Nacho Rodríguez como revulsivo desde los despachos
Anestesia total en el Palau Blaugrana

Se trata de la primera gran decisión adoptada por el director de gestión del club, Nacho Rodríguez, que se incorporó el 27 de marzo con el objetivo de enmendar la mala trayectoria de la sección de baloncesto azulgrana. Se han sondeado ya sustitutos para Bartzokas. El perfil idóneo es el de Jasikevicius, que conoce la sección ya que fue jugador azulgrana de 2000 a 2003 y de 2012 a 2013. En enero de 2016 inició su carrera como entrenador en el Zalgiris. Según el convenio firmado el pasado verano entre la Asociación Española de Entrenadores (AEEB) y la ACB, Jasikevicius, no tienen aun los requisitos de experiencia en el extranjero, pero podría conseguir la licencia si cumple una serie de pasos. También se ha estudiado la situación de David Blatt, entrenador del Darussafaka, tras su periplo en la NBA con Cleveland Cavaliers.

Además de la destitución de Bartzokas, la sección de baloncesto también retoca su organigrama y sitúa a Nacho Rodríguez como responsable máximo y único, por lo que Rodrigo De la Fuente seguirá en la estructura pero a las órdenes del director deportivo que llegó al club en marzo. Fue Nacho Rodríguez quien explicó los motivos por los que el martes se decidió prescindir de los servicios de Bartzokas. “No podemos estar satisfechos con la temporada. No hemos conseguido los objetivos que nos habíamos marcado”, sentenció Rodríguez. “Y la imagen, en determinados momentos, no ha sido nada buena. Es verdad que ha sido una temporada atípica con una planificación tardía, Satoransky y Abrines que se fueron poco antes de empezar, las lesiones… Y el nivel de exigencia no ha estado a la altura en toda la temporada”.

Se había establecido que, se perdía o se ganaba, y no había diferencia. Debe subir el nivel de exigencia Nacho Rodríguez

El máximo responsable de la gestión deportiva de la sección, dio un compás de espera en la toma decisión del próximo entrenador del Barcelona. “Hemos tomado la decisión de prescindir de quien lidera el proyecto. No hay una razón única. No se ha tomado solo porque el equipo no haya dado el nivel, hay más factores que se han analizado en profundidad y que nos han llevado a tomar esta decisión. Buscamos otra persona con otras características y estamos buscando la persona que las cumpla. Queremos un equipo y una sección con un nivel de exigencia mayor a todos los niveles, desde mí mismo, pasando por el cuadro médico, los fisios, los jugadores… todos.

El director de gestión del club subrayó la indolencia que observó en el equipo a lo largo de la temporada. “Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención es que todo ha sido muy plano”, sentenció. “Veía los entrenamientos y no sabía si el equipo había ganado o había perdido. Se había establecido que, se perdía o se ganaba, y no había diferencia. Cuando yo jugaba, tras una derrota, todos estábamos preocupados. No hemos estado al nivel de exigencia que había tenido el Barcelona, ese nivel tiene que subir y estar a la altura de su camiseta de los aficionados y de lo que hemos demostrado. Todos somos responsables”.

Me gusta el model del balonmano: jugadores comprometidos, un vestuario muy unido y un líder que es Xavi Pascual

Nacho Rodríguez perfiló las características básicas que debe reunir el nuevo entrenador. “Debe ser un entrenador que lidere el proyecto y que nos ayude a que el equipo sea competitivo. Que lidere en todos los sentidos y que ayude a conseguir los objetivos que nos hemos marcado”. También explicó cómo le gustaría que fuera el modelo de la sección y fue muy concreto en su definición. “Me gusta el modelo del balonmano. Han dado una buena imagen, tienen un vestuario muy unido, un líder que es Pasqui (Xavi Pascual), jugadores comprometidos… Vi la rueda de prensa de despedida de Noddesbo, como lloraba, vi una entrevista a Entrerríos hablando de que el secreto es la gran familia que forman. Ojalá que, en dos o tres años, tengamos jugadores y nos sintamos identificados como se sienten los jugadores de la sección de balonmano”.

Bartzokas, tras haber sido campeón de Europa con el Olympiakos y una etapa exitosa con el Lokomotiv Kuban, con el que eliminó en cuartos de final de la Euroliga al Barcelona, fue presentado como entrenador azulgrana en agosto de 2016. “Ya sabía dónde me metía. Cuando el Barça te pide un favor, es un honor. Lo importante es conquistar títulos. Pero quiero competir con un juego bonito, que guste a nuestros aficionados, e incorporar a los jóvenes”. El griego comparó aquel día el Palau con Camp Nou. “El plan es parecido al del equipo del fútbol, con gente de la cantera, aunque no vamos a regalar nada y cada uno tendrá lo que se merece”. Para el secretario técnico, Rodrigo de la Fuente, la presencia de jóvenes tiene una explicación: “Es importante conseguir una identificación en el Palau”.

Sin embargo, nada funcionó como se esperaba. Un rosario de bajas perjudicó el rendimiento del equipo, sobre todo las de Pau Ribas, Doellman, Lawal y, al principio, Koponen, además de otras más puntuales como las de Claver y Navarro y el despido de Dorsey, por criticar a los médicos del club El rendimiento del equipo fue tan insatisfactorio que fue multado por bajo rendimiento.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS