Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un desenlace cruel para el Barça

El Vardar de Macedonia supera a los azulgrana con un gol a falta de tres segundos para la conclusión y jugará la final de la Champions contra el PSG

Mem, en una jugada del Barcelona, ayer en Colonia Ampliar foto
Mem, en una jugada del Barcelona, ayer en Colonia EFE

La final de la Champions la disputarán el favorito, el Paris Saint Germain, y el invitado sorpresa, el Skopje Vardar de Macedonia, que derrotó al Barcelona. Aunque ambos partidos se resolvieron por un gol de diferencia, los franceses fueron casi siempre superiores al Veszprem de Hungría (27-26), mientras que los azulgrana pasaron de dominadores a sometidos, abatidos por un gol de Cindric cuando faltaban tres segundos para el final (26-25), después de que Lazarov hubiera empatado a 25 con 38 segundos por disputarse.

BARCELONA, 25 - VARDAR SKOPJE 26

Barcelona Lassa: Pérez de Vargas (1); Víctor Tomás (1), Mem (2), Viran Morros, Sorhaindo, Jicha (1), Valero Rivera (4, 3p) —siete inicial—; Raúl Entrerríos (1), Jallouz (3), Syprzak (3), N’Guessan (3), Noddesbo, Lazarov (6) y Ristovski (p.s.).

Vardar Skopje: Sterbik; Cupic (7, 5p), Alex Duishebaev (7), Ferreira, Cindric (4), Borozan (5), Dibirov —siete inicial—; Stoilov, Karacic (2), Abutovic, Canellas, Shiskarev, Maqueda (1), Marzenic y Milic (p.s).

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 5-4, 8-6, 10-9, 11-10, 12-13 (descanso); 14-15, 16-17, 18-19, 20-21, 23-22 y 25-26 (final).

Lanxess Arena de Colonia: 19.750 espectadores.

Los dos porteros, considerados como decisivos para el desenlace de la semifinal, prácticamente se neutralizaron: el acierto de Arpad Sterbik (15 paradas) y Gonzalo Pérez de Vargas (13) rondó el 37%. La diferencia la marcó el juego de equipo y, especialmente, el liderazgo de Álex Duishevaev, excelente en la dirección y autor de siete goles, figura del equipo que prepara el español Raúl González.

“Nos faltó un poco más de fluidez en ataque, seguramente porque su defensa nos incomodó mucho”, aseguró Pérez de Vargas. “Estamos fastidiados, pero en el club también se sabía que esta temporada era de transición y por tanto hay que contextualizar la derrota”. Y afirmó Viran Morros: “Han sido mejores. Nos ha faltado un poco de todo. Ha sido una cuestión de pequeños detalles, de un gol”.

A pesar de que los barcelonistas llegaron a contar con tres tantos de ventaja (8-5, m. 13), el conjunto macedonio supo competir con un jugador de más y de menos, muy concentrado, excelente en la gestión de los momentos decisivos, como ya demostró en la fase de clasificación, cuando ganó su grupo y presentó sus credenciales para la Final Four que se celebra en el Lanxess Arena de Colonia.

Al Barcelona no le sirvió de nada la soberbia actuación del lateral zurdo Lazarov —tres goles prácticamente consecutivos permitieron a su equipo optar al triunfo con 18-20 y después empató a 25— ante la efectividad del Vardar, debutante en la fase final de la Copa de Europa —26 goles de 41 lanzamientos (63%)— y que cuenta con viejos conocidos del Palau como Cañellas, Maqueda y el portero Sterbik.

El Paris Saint Germain, con un gol decisivo de Niko Karabatic, supera al Veszprem (27-26), subcampeón los dos últimos años

“No se puede pedir más”, reflexionó el técnico azulgrana Xavier Pascual. “Hay que aceptar el resultado, está permitido caer de esta forma. Lo dimos todo y las estadísticas han sido muy parejas. Era un partido de empate”. Eliminado el Barça, que optaba a su décima Copa de Europa, al triunfo optará por vez primera el Vardar, adversario del PSG.

El Paris Saint Germain jugó siempre con un ojo puesto en el marcador ante el actual subcampeón, el Veszprem, que acusó el poco acierto de Ilic (1 gol sobre 5 lanzamientos) y Palmarsson (1 de 6). Tampoco fue el mejor día para Nikola Karabatic, quien en cualquier caso metió un gol decisivo, el que suponía en 27-25 a 2m 12s para el final, un respiro para su equipo, lanzado por el brazo de Hansen (7 de 11).

A remolque durante mucho tiempo, el equipo que entrena Xavi Sabaté claudicó cuando Luka Karabatic interceptó un pase de Palmarsson. Aunque los franceses son favoritos individualmente, el juego y la moral dan opciones al Vardar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información