Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guillermo Ochoa, el portero que más paró, pero al que más goles metieron

El meta del Granada encajó 82 tantos, el mayor registro en Primera, y realizó 162 intervenciones

Isco bate a Ochoa en el Santiago Bernabéu.
Isco bate a Ochoa en el Santiago Bernabéu. AP

Preguntarle a Guillermo Ochoa (Guadalajara, México, 31 años) por su paso por el Granada resultaría una de esas trampas que tan poco gustan a la mayoría de jugadores. En parte porque podría parecer que se pretende molestar al que ha resultado el portero más goleado de la Liga Santander, 82 goles en 39 partidos (2,1 tantos por encuentro), a pesar de que como contrapunto, el mexicano ha realizado más paradas que ningún otro colega a lo largo del campeonato: 162. Su equipo, el Granada, terminó descendiendo, por lo que lo más probable es que ningún registro individual le sirva para afrontar la realidad de lo sucedido, aunque en su caso, no parezca que vaya a tener que defender esa portería en Segunda.

Guillermo Ochoa fichó por el Málaga en julio de 2014 después de convertirse en una de las sensaciones del Mundial de Brasil. El Memo -"No me gusta ninguno de los apodos que me han puesto, porque ninguno tiene que ver con mi vida o algo que me identifique"- defendió la portería de México en los cuatro partidos que disputó con el Tri, y en los que solo recibió cuatro goles. Según los registros estadísticos que facilitó la FIFA a la conclusión del campeonato, Ochoa fue el portero con mayor efectividad, un 76,8% de acierto en las intervenciones, y completó diez paradas, más que ningún otro. Curtido en el Ajaccio al que llegó procedente del América en 2011, donde Leo Beenhakker le dio la alternativa, el meta mexicano se convirtió en una de las joyas más cotizadas del momento ya que su pico de forma coincidió con la expiración de su contrato con el equipo francés.

Fue finalmente el Málaga el que movió ficha, pero sorprendentemente para el mexicano su entrenador entonces, Javi Gracia, no le entregó la titularidad -Kameni fue el elegido-, y le confinó al banquillo durante las 38 jornadas de Liga. No mejoró la cosa la temporada siguiente y decidió probar suerte en el Granada en este último curso, al que llegó en calidad de cedido, y donde ha disputado todos los partidos. Sin embargo, ha encajado la friolera de 82 goles, más que ningún otro portero en la historia de Primera -Ignacio Aizpurua tenía el récord con 79 en la temporada 1995-1996 con el Salamaca-, lo que ha llevado a su equipo a perder la categoría tras seis temporadas consecutivas en Primera. Solo Osasuna ha recibido más goles que el Granada, 94, aunque repartidos entre tres porteros: Sirigu (51), Nauzet (29) y Mario (14).

Ochoa detiene un disparo de Huntelaar durante un partido entre México y Holanda en el Mundial de 2014. ampliar foto
Ochoa detiene un disparo de Huntelaar durante un partido entre México y Holanda en el Mundial de 2014. EFE

Goleado con México

Admirador confeso de Peter Schmeichel, exportero del Manchester United, Ochoa ha sido una de las víctimas directas de la composición de una plantilla en la que han intervenido hasta cuatro entrenadores, Paco Jémez, Lluís Planagumà, Lucas Alcaraz y Tony Adams, y en la que se reunieron futbolistas de 17 nacionalidades convirtiendo al equipo en un bloque sin alma, y en una de las dianas más goleadas del campeonato. Los números hablan por sí solos: al mexicano le dispararon en 561 ocasiones (254 a portería, 168 fuera y 17 al poste), y realizó 162 paradas, más que nadie en la Liga. Pichu Cuellar (Sporting) y Adán (Betis) con 127 ocupan el segundo puesto.

Las goleadas del Granada

Las Palmas, 5 - Granada, 1

Atlético, 7 - Granada, 1

Real Madrid, 5 - Granada, 0

Eibar, 4 - Granada, 0

Betis, 4 - Granada, 1

Granada, 1 - Barcelona, 4

Granada, 0 - Real Madrid, 4

A pesar de su irregular rendimiento en España, Ochoa ha mantenido la confianza del seleccionador de México, Juan Carlos Osorio. Pero ni siquiera con la camiseta del Tri se ha librado de recoger la pelota del fondo de la portería una vez tras otra. Ante Chile, en los cuartos de final de la Copa América Centenario, Ochoa fue superado en siete ocasiones, la mayor goleada en la historia del combinado mexicano. Aun así, ha vuelto a ser convocado por Osorio junto con Alfredo Talavera (Deportivo Toluca) y Jesús Corona (Cruz Azul) para la Copa Confederaciones.

Está claro que si descubrir la mentalidad de un portero siempre fue una de las incógnitas del fútbol, hacerlo en el caso de Ochoa sería entrar en una contradicción numérica permanente.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.