Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane: “¡No sé cómo salió de ahí Benzema!”

El técnico del Madrid reparte méritos entre su plantilla y alaba la calidad del delantero francés en la jugada del gol

Zidane, durante un momento del partido en el Calderón. AFP / ATLAS

Llovía sobre el Calderón al final del partido como si alguien, en lo más alto llorase de rabia o de alegría, pues los sentimientos, en ambas direcciones y en ojos distintos, atienden a las mismas razones y con la misma intensidad. Por eso, ver a Zidane empaparse de alegría junto a sus jugadores, que tras apiñarse junto a la portería de Navas agradecían el apoyo a sus entregados aficionados, se asemejaba al final de una película en la que todo acaba bien, al menos visto desde el prisma del protagonista que se lleva a la chica, o al chico. “En ningún momento llegamos a temer, somos el Madrid”, aseguró después Marcelo. Y aunque pudiera sonar a bravuconada, —“fue una lástima que tuviéramos que encajar dos goles para entender cómo iba el partido”, le desdijo después Isco—, lo cierto es que tras el gol de Griezmann de penalti los blancos atraparon la pelota y se hicieron fuertes con ella. “Nosotros somos el Madrid, tenemos más experiencia y lo demostramos”, se sumó Cristiano.

Sergio Ramos: “La humildad se demuestra”

“El mensaje que dije el otro día... los que me tenían que entender me entendieron. La humildad no se habla, se demuestra”. Así continuó ayer Sergio Ramos la polémica que se desató en el partido de ida con una pancarta en el Bernabéu alusiva a las finales perdidas por el Atlético. El club rojiblanco comenzó una campaña en la que quiso resaltar valores como la humildad y el esfuerzo. “Saber ganar, saber perder” y “No lo pueden entender” fueron algunos de los mensajes desde el Manzanares. El martes, Ramos respondió: “Parece que todos nos hemos criado en Beverly Hills”. Ayer, tras un encuentro de alta tensión, el defensa retomó su discurso.

“Sabíamos que íbamos a sufrir y ellos entraron bien en el partido. En el final de la primera parte encontramos nuestro juego y en la segunda fuimos mucho mejores”, resolvió Zidane. El francés, con la sonrisa a la vista pero disimulada por esa timidez que no le abandona frente al micrófono, bromeó al referirse a la jugada en la que Benzema se deshizo de tres rivales en un palmo de terreno y que desembocó en el gol de Isco. “¡No sé cómo ha salido de ahí!”, aseguró entre risas el técnico del Madrid. “Al final del partido se lo he preguntado y él tampoco lo sabía. Está claro que nos ha dado el gol”, añadió.

A Zidane suele costar sacarle algún comentario que se escape del grupo que tanto defiende, aunque sea incluso para referirse a sí mismo, y el éxito que supone para un técnico recién llegado a la profesión como él lograr el pase a una final de la Liga de Campeones durante dos años consecutivos. “Es mérito de todos. Está claro que yo también tengo algo, pero el mérito es para los jugadores, porque son ellos los que corren, los que luchan, los que sufren y los que creen que todo es posible”, matizó.

A la espera de Bale

Pero a la hora de ahondar en el papel protagonista de alguno de los futbolistas —Isco y Modric fueron los que más preguntas acumularon—, el francés volvió a sacar el capote. Y sobretodo para hablar de Bale, ausente en el Calderón pero al que se le espera para la final de Cardiff. “De momento Gareth se está recuperando y ojalá pueda estar con nosotros en los partidos que quedan de Liga para que juegue un poco antes”, señaló Zidane.


“Supe que había que estar tranquilo después del segundo gol porque es ahí cuando hay que sacar la personalidad que se tiene y demostrar el carácter y lo que hay que tener para mantener la conciencia positiva”, confesó Keylor Navas, otro de los protagonistas centrales de la película del Calderón. “Se notaba que era una semifinal. El Atlético sabe jugar bien al fútbol y hay que darle la enhorabuena al equipo. Tenemos que valorar la tranquilidad que hemos tenido sobre todo en el final de la primera parte y la jugada de Karim ha cambiado el partido”, remachó Casemiro.


Sobre el rival de la final, la Juventus —“un equipo que me lo dio todo como jugador”, según definió Zidane—, hubo poco comentario, escudándose todos los consultados en que quedan tres partidos de Liga. “Será algo especial, pero después de descansar el jueves tenemos que pensar en la Liga porque queremos ganarla y hasta ahora no hemos ganado nada”, concluyó el francés. “A nivel personal me encuentro muy bien, demostrando en los partidos importantes que estoy bien y los resultados están a la vista. Ahora vamos a por la Liga”, finalizó Cristiano Ronaldo.