El caso de Theo eleva la tensión entre Atlético y Madrid de cara al derbi

Ante la decisión del jugador de fichar por los blancos, el Atlético pactó recientemente con el Madrid el precio del traspaso en 30 millones de euros

Theo (d) disputa un balón con Cristiano Ronaldo.
Theo (d) disputa un balón con Cristiano Ronaldo.SERGIO PEREZ (REUTERS / Cordon Press)

A solo dos días del partido de vuelta de las semifinales de la Copa de Europa, Theo Hernández, jugador del Atlético de Madrid cedido en el Alavés, pasó por la mañana un reconocimiento médico como requisito previo a la formalización de su compromiso para convertirse en jugador del Real Madrid a partir del próximo verano. Este paso agita todavía más el derbi de mañana, enrarecido ya desde la pancarta —“Decidme qué se siente”— referente a las finales de Lisboa y Milán con la que parte de la hinchada madridista recibió al Atlético en el partido de ida disputado en el Santiago Bernabéu (3-0). Las respuestas ofrecidas por el club rojiblanco desde las redes sociales con un hasthag, “No lo pueden entender”, y con los tuits “Te quiero por tus valores, no por lo que ganas” y “Saber ganar, saber perder”, han elevado en los últimos días el clima de una guerra fría soterrada que ha aflorado con este controvertido fichaje.

Más información
Theo, el novato más impactante de la Liga
Lucas y Theo Hernández: el poder de los zurdos

Los tiempos de la operación de Theo se han metido de lleno en el partido de mañana, como ya sucedió en el último derbi de Liga, cuando el diario Marca desveló que el club blanco estaba dispuesto a pagar su cláusula.

Theo pasó el reconocimiento médico en la Clínica de La Moraleja, a la que acuden todos los fichajes del Real Madrid antes de formalizar sus contratos. El jugador, que llegó en la noche del domingo a la capital de España, acudió al centro médico con el permiso del conjunto rojiblanco, según fuentes del club blanco. Desde el Atlético aseguran que ese permiso nunca se le concedió al futbolista. El Madrid no anunciará su fichaje hasta que acabe la temporada, pero su confirmación a través del reconocimiento médico pasado ha contribuido al crecimiento de la espiral de afrentas entre uno y otro club a menos de 48 horas para una cita tan decisiva y emocional.

Theo, de 19 años, hizo la pretemporada a las órdenes de Simeone, fue cedido al Alavés después de ampliar su contrato hasta 2021, con una subida de sueldo hasta el millón de euros y aumento de la cláusula de rescisión de tres millones a 24. En el Atlético sospechan que el acuerdo verbal entre Theo y el Madrid viene del primer tercio de esta temporada. Por entonces, ante la explosión del jugador en el Alavés y el interés de varios clubes de primera fila, el Atlético comenzó a negociar otra ampliación, y llegó a ofertar al jugador cuadriplicarle el sueldo.

A la dirigencia rojiblanca comenzaron a extrañarle las negativas del futbolista incluso ante una oferta de esa envergadura e inició una serie de consultas externas para intentar averiguar los planes del futbolista. La respuesta a esas conversaciones con agentes que obtuvo Miguel Ángel Gil Marín fue que en los mentideros del mercado futbolístico circulaba que Theo tenía el firme convencimiento de firmar por el Real Madrid. Además, según el entorno del jugador, el chico es seguidor de su futuro club desde pequeño.

Los 30 millones

Las últimas intentonas del club por renovarle, consciente ya del interés del Madrid, se encontraron de nuevo con la negativa del futbolista. Ante esta postura, el club rojiblanco le hizo saber el interés por contratarle del Barcelona, de un club inglés y de otro alemán. De nuevo, el jugador ofreció una negativa por respuesta pese a los intentos de Miguel Ángel Gil de que su destino final no fuera el Real Madrid. El dirigente ha intentado en las últimas semanas que sobre todo el Barcelona y el Manchester City, que ya se encontró con una negativa este verano, trataran de convencer al jugador. En medio del terremoto que ha supuesto la operación, el Atlético renovó a Lucas Hernández, hermano de Theo.

Como respuesta a esa presión el jugador le hizo saber a su representante, Manuel García Quilón, que le comunicara al Atlético que su única intención era jugar en el club blanco. Con ese paisaje, ambos clubes entraron en contacto hace dos semanas. Gil Marín expuso su malestar por la manera de obrar del Real Madrid al romper el pacto no escrito de que cualquier intento de trasvase de jugadores de un equipo a otro tenía que acordarse primero entre los clubes. El Atlético le comunicó al interlocutor madridista que tras esa conducta el precio debía elevarse hasta los 30 millones de euros, seis más de los 24 que marca su cláusula de rescisión.

El Atlético entiende que el hecho de que Theo haya pasado el reconocimiento médico supone una aceptación de la tasación del traspaso en esos 30 millones de euros. Si el Madrid diera marcha atrás y optara por pagar solo lo correspondiente a la cláusula, no se descarta denunciar el caso ante la FIFA. La normativa impide negociar con un jugador con contrato en vigor hasta el 1 de enero de la última temporada en que la relación contractual tenga vigencia. Que se haya desvelado el reconocimiento médico a dos días del partido de vuelta de las semifinales de la Champions se interpreta desde la dirigencia rojiblanca como una maniobra desestabilizadora de su rival.

Theo, que firmará por cinco temporadas, es la primera incorporación del equipo que preside Florentino Pérez para la temporada 2017-18. Era una prioridad de Zidane, que apenas ha podido dar relevo a Marcelo. Coentrão, el segundo lateral izquierdo de la plantilla, nunca ha sido una alternativa por los diferentes problemas musculares que ha tenido desde principio de la temporada. Él mismo reconoció que no estaba dando el nivel.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS