Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Llevamos una temporada loca”

Los jugadores del Barcelona reconocen la irregularidad de su juego pero se felicitan por el triunfo y por seguir con opciones de conquistar la Liga

Real Madrid vs Barcelona Ampliar foto
El clásico 2017:  Rakitic y Suárez festejan el segundo tanto azulgrana. AP

Necesitaba el Barcelona el triunfo para no dar por perdida la Liga antes de tiempo, para mantener el pulso con el Madrid. Messi tiró del carro con un partido para enmarcar, Ter Stegen sostuvo al equipo con palomitas envueltas en flashes, Piqué y Busquets achicaron todo lo que pudieron y Rakitic trató de hacerlo posible con un zurriagazo de zurda que Keylor Navas, por una vez, no pudo desbaratar. Pero fue, claro, Messi, el de los 500 goles, quien hizo el tercero sobre la bocina y el Barça no renuncia a otro laurel después de caer en la Champions durante la semana. Y, al contrario que cuando pierden, los futbolistas del Barça desfilaron sin problemas ante los micros y las cámaras para decir la suya.

El partido fue un ida y vuelta, un correcalles en ambas direcciones. “Se ha notado la jornada previa de Champions”, expuso Luis Enrique; “porque el ritmo era alto y ha llegado un momento en que era incontrolable porque pesaron los partidos europeos y se ha roto el encuentro en muchos momentos”. Lo mismo opinó Rakitic: “Se ha visto que hace unos días los dos equipos tuvimos un duelo duro en la Champions porque nos costaba volver a la posición”. Iniesta agregó: “Quizá nos hemos precipitado a la hora de atacar y a veces nos ha faltado un poco de control, pero es que los partidos aquí son muy difíciles”.

Aunque en el intercambio de golpes venció el Barcelona, por más que James pusiera las tablas a falta de cinco minutos. “El empate ha sido duro, pero nuestra reacción ha sido muy buena”, señaló Ter Stegen. “Con el 2-2, el bajón ha sido terrible, pero los jugadores se han sabido rehacer”, amplió Luis Enrique; “entre otras cosas porque Sergi Roberto ha hecho una jugada bestial, con potencia y calidad técnica. Es una maravilla ganar en el minuto 92, algo que suele caracterizarle al rival”. El mismo Sergi Roberto habló: “El Madrid siempre te mete atrás. Ha sido un partido físico, pero con la fe y las ganas de vencer hemos podido hacer el tercer gol”. Y Piqué abundó: “Nos hemos sabido levantar tras la caída. Pocas cosas mejor que ganar así, aunque en este estadio siempre sacamos grandes resultados”.

Sería una pena que no ganáramos la Liga porque hemos hecho el tonto

Gerard Piqué, central del Barça

Defendió Carvajal que la expulsión de Ramos había marcado el choque. “Estuvimos mejor contra 11 que contra 10, sinceramente. Me hubiera gustado que se quedara en el campo…”, replicó Rakitic. “Es que el Madrid para generarte peligro no necesita ser once”, convino Luis Enrique. “Pero es una expulsión muy justa. Y hasta Casemiro también debería haber visto la segunda tarjeta”, apostilló el director deportivo Robert Fernández. “Ha entrado con las dos piernas por delante, ha sido claro”, indicó Piqué; “lo que pasa que aquí acostumbrados a arbitrajes permisivos. Y por una vez que lo hace bien parece que sea el malo de la película”. Luis Enrique, sin embargo, se puso la cremallera: “El colectivo arbitral necesita ayudas. Yo no suelo rearbitrar los partidos”. Pero sí que se acordó de su afición, esa que aplaudió al equipo en los últimos cinco minutos del encuentro ante la Juve a pesar de la eliminación: “Esta noche les hemos podido devolver su gesto”. Y agregó: “El resultado podía haber sido cualquiera, pero para nosotros poder ganar en el último minuto será un gran Sant Jordi en Cataluña para los culés”.

“Llevamos una temporada loca y este ha sido también un partido loco”, reveló Rakitic. “Sería una pena que no ganáramos esta Liga porque hemos hecho el tonto”, añadió Piqué. “Esta es una temporada que pesa lo que cinco. Han pasado tantas cosas desde el principio; cosas muy buenas, otras no tanto, cosas que no me acuerdo…”. Piqué recogió de nuevo el testigo: “En los duelos importantes damos el do de pecho. Aunque también hemos tenidos malos partidos, por eso en la Champions estamos fuera y en la Liga así”. Pero el Barça se mete de lleno en la pelea por la competición doméstica. “Tenemos la posibilidad y queremos cogerla. Ahora ganar, ganar, ganar”, explicó Ter Stegen. “Seguimos y estamos ahí porque ahora ellos no pueden fallar”, intervino Iniesta. “Esta victoria nos refuerza mucho, pero ahora hay que seguir”, agregó Rakitic. Lo mismo pensó Suárez: “Anímicamente este triunfo nos cambia porque nos dolió la eliminación de Champions. Seguimos estando en la Liga”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información