Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jaques de Filipe Luis

El brasileño, una de las claves de la recuperación del Atlético, es un gran aficionado al ajedrez y asegura que Griezmann seguirá

Filipe Luis encara a Carvajal, durante el derbi del Bernabéu.
Filipe Luis encara a Carvajal, durante el derbi del Bernabéu. EFE

El ajedrez libera la mente de Filipe Luis, uno de los futbolistas con más inquietudes culturales que militan en la Liga. El lateral brasileño se reconoce un jugar aceptable ante el tablero, ya sea contra una máquina o contra una mente humana. Del ajedrez le atrae el desarrollo de la mente que proporcionan las estrategias a aplicar y el arte del engaño de atacar por un lado para sorprender por el otro. Se confiesa admirador de las explicaciones de las grandes partidas que el maestro español Leontxo García desarrolla mediante vídeos en El País y en Youtube.

Por sus movimientos, Filipe podría asimilarse a una torre. Parte de un costado y tiene libertad para proyectarse en vertical. Su gol al Málaga que supuso el 0-2 y sobre todo el que le marcó a la Real Sociedad hace una semana en el Calderón han realzado su figura. Las bermudas y la melena lacia con las que Filipe comparece ante la prensa para repasar la actualidad del Atlético delatan a ese futbolista alejado de los estereotipos de muchos de sus colegas de profesión. A 48 horas del duelo con el Leicester, Filipe se expresa con naturalidad, pero intercala silencios breves antes de emitir juicios convencidos. “A nivel personal me encuentro muy, muy bien. Ojalá pueda aguantar físicamente muchos años y ojalá sean esos diez años que dije”, manifestó en referencia al mensaje que le mandó a Theo hace unos días: “Espero que sigamos mejorando y creciendo y que cuando me retire, dentro de diez años, sea mi sucesor”. En pretemporada, Filipe ejerció de padrino del lateral cedido en el Alavés y por el que ahora los grandes clubes de Europa parecen dispuestos a pagar su cláusula de 24 millones de euros.

El juego ofensivo de los laterales ha sido una de las señas de identidad del Atlético bajo la dirección de Diego Pablo Simeone. Incluso con la impureza que supuso en su día la entrada de Carrasco, un extremo, la trascendencia de los carriles defensivos en el armazón del técnico argentino es fundamental. La incidencia de los carrileros en el juego es uno de los chivatos que se utilizan para analizar los momentos que atraviesa el equipo. Los focos para diagnosticar cuando el Atlético se aleja de sus esencias suelen apuntar a los pretorianos Gabi, Godín, Juanfran, y a Filipe Luis. No es coincidencia que la mejora del Atlético desde que comenzó 2017 haya tenido que ver con la mejor versión de ese cuarteto que ha trabajado con Simeone desde la llegada del técnico. “Cada vez me resulta más simple jugar. Tuve una lesión, tardé dos meses en volver del todo, pero ahora me encuentro con mucha confianza”, asegura antes de entrar a fondo en el asunto Griezmann. “Estamos seguros de que se va a quedar. Es un jugador diferente. Para mí es un genio. Cuando yo llegué aquí, después del año en el Chelsea, él ya llevaba una temporada y claro que todo el mundo sabe que es un gran jugador, pero, al verle todos los días las cosas que tiene y cada vez más, es un futbolista diferente, que te da esa genialidad, que es capaz de abrir un partido cerrado..., valoró. “Me ha conquistado cada vez más, cada partido que pasa. No ha estado en el Balón de Oro porque haya llegado a dos finales, sino porque se merece estar ahí. Estamos convencidos de que va a seguir. Era día de derbi y hay muchos rumores, eso ya lo sabemos todos como funciona…”, zanjó.

Filipe se marchó del Atlético al Chelsea en el verano de 2014 y regresó solo un año después. Y desde su experiencia concluye: “El Atleti hoy te ofrece un club que está en constante expansión, un estadio nuevo, una ciudad deportiva nueva, ha llegado a dos finales de Champions en tres años, ha peleado por la Liga hasta la penúltima jornada el año pasado, la ha ganado en 2014..., Es difícil hoy en día mejorar este Atleti, pero podemos mejorar más y crecer. Es fundamental para mí que Griezmann se quede aquí, con él es mucho más fácil, es un jugador diferente. Es un genio. Los campeones son los que tienen esos jugadores diferentes. Ojalá no solo se mantenga, sino que vengan más”.