Cuartos de final de la Champions League

Juve-Barça y el muro de Turín

Los números, el momento de juego y los recursos de la Vecchia Signora auguran un partido complicado para el inestable equipo azulgrana

Messi, Suárez y Neymar, en el entrenamiento del lunes.
Messi, Suárez y Neymar, en el entrenamiento del lunes.ALESSANDRO DI MARCO / EFE

Los números y las sensaciones no auguran nada bueno para el Barcelona en su partido de hoy en Turín.

La Juventus va como un tiro en la Liga y en la Champions. Tiene a su alcance su sexto título consecutivo en Italia, solamente ha encajado dos goles en el torneo continental, ambos a balón parado —Talisso (Lyon) y Pareja (Sevilla)— y suma 47 partidos sin perder en su estadio, 17 en Europa. La última derrota en el campeonato doméstico se remonta al 23 de agosto de 2015, frente al Udinese, yen la Liga de Campeones está invicto desde la visita del Bayern Múnich de Pep Guardiola, en abril de 2013, cuando cedió por 0-2. El Madrid, el Manchester City, el Borussia Dortmund, el Bayern Múnich y el Atlético no pudieron ganar últimamente en Turín.

Aunque puede que haya perdido calidad individual desde que perdió la final de Berlín ante los azulgrana en 2015, ha aumentado su repertorio táctico —puede desplegarse a partir de tres centrales o en un 4-2-3-1—, mejorado su organización y ampliado sus recursos ofensivos por su excelente nómina de jugadores de ataque: Dybala, Mandzukic, Higuaín y Cuadrado. El potencial aumenta cuando Allegri se atreve a jugar con dos laterales profundos como Dani Alves y Alex Sandro. Habrá que ver con quién se la juega hoy el entrenador de la Juve. Asegurada la solidez colectiva, la mano de Allegri se adivina como un factor fundamental para la suerte de la Vecchia Signora.

Alineaciones del Juventus vs Barcelona
Alineaciones del Juventus vs Barcelona

Igualmente ocurre con Luis Enrique. Asumido que tiene una plantilla deficiente, dispone por contra de un equipo titular solvente y contrastado, prácticamente el mismo de Berlín. Ocurre que para hoy no podrá contar con la pieza capital del sistema, el volante central Busquets, y la lista de candidatos a sustituirle —Mathieu, André Gomes o Jordi Alba— quedó manchada por la deficiente actuación liguera en Málaga. No es una decisión cualquiera porque en función del elegido puede variar el dibujo —4-3-3 o 3-4-3— y condicionar sobre todo el rendimiento de Messi. El Barcelona precisa de la mejor versión del argentino para desestabilizar al campeón de Italia. Al plantel de Lucho le puede valer la referencia del Nápoles. Hay que activar el juego entrelíneas para sorprender a la Juve, y el 10 azulgrana no solo desequilibra sino que tiene gol: 11 en la Champions. El juego de ataque (26 tantos) avala a los azulgrana en la misma medida que la defensa bendice a la Juve.

El tridente, así como la recuperación de los dos interiores, Rakitic e Iniesta, son la máxima garantía de los azulgrana, capaces de protagonizar un partido excelente contra el Sevilla o de salir goleados de París ante el PSG. No son un equipo regular y, además, recientemente se han mostrado vulnerables en las acciones de estrategia, una suerte que domina estupendamente el plantel de Allegri. Necesitan los barcelonistas presionar bien y que el balón circule rápido para ser reconocibles en una cita que, por lo demás, presentará diferentes duelos individuales, pocos como el que protagonizará Alves si juega contra sus excompañeros del Barcelona o el que enfrentaría a Luis Suárez con Chiellini si actúa el central italiano mordido por el charrúa en el último Mundial de Brasil.

Juventus vs Barcelona
Juventus vs Barcelona

La cita no admite margen de error para los azulgrana, finalistas de la Copa y en cambio a rebufo del Madrid en la Liga. El Barça ha necesitado habitualmente jugar bien en el campeonato español para aspirar a triunfar en la Champions. Así lo avalan sus dos tripletes, el último en el primer año de Luis Enrique.

Aun cuando no es un equipo fiable, necesita arriesgar el Barça, más cómodo con el dibujo ambicioso de la remontada (6-1) que con el de la catástrofe de París. Hoy ya no intimida como antes en Turín. Hay un punto de autoestima y confianza en la mayoría de declaraciones de los jugadores y del técnico de la Juve. La nómina de sus futbolistas y el currículo del equipo invitan a los azulgrana a aceptar el reto del líder de Italia. Aseguran en el Camp Nou que, diga lo que diga la estadística y el momento futbolístico, el Barça asume su condición de favorito, también en la Champions.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50