Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla sacude sus miedos ante el Deportivo

El equipo de Sampaoli vuelve a la senda de la victoria ante un Deportivo con terribles errores en defensa

Sevilla - Deportivo
Vázquez pelea con Kakuta, autor de los dos goles del Deportivo. EFE

El Sevilla se sacudió sus miedos y rompió una racha que empezaba a pesar demasiado. Cinco partidos de Liga después, los de Sampaoli volvieron a la senda del triunfo. Lo hicieron derrotando a un digno Deportivo, tras un primer tiempo muy loco y un segundo algo más pausado, no exento de cierto sufrimiento, coronado con un golazo espectacular de Ben Yedder. El partido mostró las dos caras del conjunto andaluz, que acumula un importante cansancio mental, pero que cuenta con elementos de calidad que le definen los partidos. Resultó llamativo el esfuerzo de Sarabia. También el regreso de un Vázquez que es importante para el Sevilla.

Sevilla

4-2-3-1

Jorge Sampaoli

1

Sergio Rico

3

Mariano

21

Pareja

24

Mercado

18

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Escudero

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Kranevitter

17

1 goles Gol

Sarabia

16

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Jovetić

15

Cambio Sale Iborra

N'Zonzi

22

Cambio Sale Clement Lenglet

Franco Vázquez

11

1 goles Gol Cambio Sale Ben Yedder

Joaquin Correa

1

Lux

14

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Arribas

12

Sidnei

16

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Luisinho

22

Borges

20

Guilherme

23

2 goles Gol Gol

Kakuta

7

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Joselu

2

Cambio Sale Laure

Juanfran

9

Cambio Sale Ola John

Marlos Moreno

8

Cambio Sale Florin Andone

Emre Çolak

Deportivo

4-2-3-1

Pepe Mel

El choque, tomado como una final por Sampaoli y los suyos, demostró también los problemas que tiene el Deportivo en defensa, donde ofreció muchas facilidades a los andaluces. Los de Mel mantuvieron siempre sus opciones al menos de empatar. Hasta que llegó Ben Yedder y forjó una pequeña obra de arte. El Sevilla, ahora a un punto del Atlético, tercero, debe respirar y enfilar sin tanta tensión el tramo final y decisivo de la temporada. Al Deportivo le queda un suplicio por delante a pesar de su aceptable renta con la zona de descenso. Puede quejarse, eso sí, de una acción que pudo ser penalti de Mercado a John con el 3-2 en el marcador.

Todo resultó muy emotivo en el Sánchez Pizjuán. El homenaje a Monchi de la afición, vestido el director deportivo con la camiseta de Puerta, el regreso de los Biris, la presencia de Pepe Mel, icono verdiblanco, y, de regalo, un partido de lo más divertido. Quizás no apto para esos entrenadores que se devanen los sesos cuando se producen errores defensivos de consideración, pero una auténtica delicia para los aficionados. Un carrusel de llegadas a una y otra área, traducidas en gol prácticamente en cada disparo a puerta. El Sevilla marcó al primer minuto en una gran jugada colectiva que culminó Jovetic. En un Sevilla en mejores condiciones, el tanto hubiera servido para encarrilar el encuentro y templar los ánimos después de seis partidos sin ganar. Que el equipo de Sampaoli no anda bien se demostró en el rápido empate de Kakuta, que aprovechó la debilidad de la zaga andaluza.

Con el partido convertido en un tiroteo, el Sevilla sí encontró vías para su fútbol, al menos en ataque, en las apariciones de un buen Sarabia, las carreras de Correa y la pausa necesaria de Vázquez. Después de tres encuentros sin jugar ni un minuto, el argentino demostró que es una pieza esencial en los esquemas de Sampaoli. No solo por su talento, también por ser el futbolista que inicia la presión del Sevilla. Marcó Sarabia, en buen momento, y le contestó Kakuta con un golazo de falta después de otro error de Pareja. Entonces, con el 2-2, afloró un buen Sevilla, capaz de hacer el tercero, por medio de Correa de cabeza y toda la defensa del Deportivo mirando. También afloró un equipo capaz de mandar, por fin, en el juego, superando sus dudas en defensa, llenando de certezas su despliegue en ataque con una doble ocasión con disparo de Vázquez al palo que no acabó en gol de milagro en el rebote de Jovetic.

El partido se templó en la segunda mitad. El Deportivo no resultó tan efectivo y perdió fuelle. El Sevilla intentó tener el balón y controlar el choque para cerrarlo. No pudo por dos razones. En primer lugar, porque le falta un punto de precisión para ser el equipo dominador de antaño. En segundo lugar, porque desperdició dos clarísimas ocasiones de gol. Sampaoli quitó a Vázquez y N’Zonzi y decidió jugar en largo. Iborra y Ben Yedder fallaron dos goles cantados y la sensación de que el Deportivo podría empatar flotó sobre Nervión. Mercado se la jugó dentro del área ante John en una jugada que pudo ser penalti y la tuvo Joselu después de un pase de Andone. Pero fue Ben Yedder el que se inventó una jugada mágica que decidió el encuentro. Un gol lleno de calidad técnica, pausa en el área y definición. Un tanto propio de esos delanteros que hacen maravillas dentro del área, caso de Butragueño, al que recordó el francés con su gol a Lux, incapaz en esta ocasión de frenar una acción deliciosa.

Homenaje a Monchi

R. P.

Monchi, director deportivo durante 17 años del Sevilla, recibió el homenaje de la afición en la previa del encuentro ante el Deportivo. Monchi, que saltó al terreno de juego con la camiseta de Puerta, posó con los trofeos acumulados por el Sevilla en la última década, todos con él de director deportivo. Monchi se emocionó con la ovación que le tributó la afición en un estadio donde los Biris volvieron a animar. El Sevilla ganó cinco partidos de Liga después. "Volvimos a disfrutar de buenas sensaciones y eso nos ilusiona de cara al futuro para conseguir el objetivo de estar en la Liga de Campeones la próxima temporada, que es el objetivo del Sevilla", destacó Jorge Sampaoli.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información