Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La precaución de Gameiro

Los problemas de pubis del francés condicionan su alineación hasta el final del curso

La precaución de Gameiro

Desde hace cuatro jornadas, Kevin Gameiro entra y sale de las alineaciones de Simeone. Ayer, no se le vio en el entrenamiento ejecutado en el Vicente Calderón. La lesión de pubis que padece ha reaparecido tras su último periplo con la selección francesa. Gameiro no disputó el partido de clasificación para el Mundial ante Luxemburgo, pero sí intervino 70 minutos en el amistoso contra a España. A los dos días de ese duelo, se confirmó que ya sería baja para el último desplazamiento a Málaga. Esta noche, contra la Real Sociedad (21. 30, beIN La Liga) tampoco estará.

La lesión de Gameiro coincide con el inicio del tramo más decisivo del curso y en un momento en el que ya parecía plenamente acoplado a la exigente dinámica del cuerpo técnico rojiblanco. Las frecuentes molestias en el pubis, reflejadas en los dolores abdominales y en la tendinitis que padece en los abductores de su pierna izquierda, han introducido al goleador francés en una dinámica que aconseja medir sus esfuerzos. Las decisiones que se tomen en para el derbi del próximo sábado y en el partido de ida con el Leicester servirán de chivato para medir las precauciones que Simeone y el cuerpo técnico están tomando con Gameiro. Preguntado el técnico por si tiene diseñado un plan que determine una selección de los partidos que el goleador francés jugará de aquí al final de temporada, el técnico respondió con mucha prudencia. Midió mucho sus palabras. Incluso llegó a matizarlas para que el caso de Gameiro no se emparente con el desenlace final que tuvo en la final de Lisboa la lesión de Diego Costa.

“Kevin, se entrenó el lunes para ver cómo se sentía”, dijo primer Simeone. Gameiro debió trabajar en el gimnasio y después en solitario y a distinta hora que el resto de sus compañeros porque no se le vio. “Quiero la mejor versión, pero no sólo de Gameiro, sino de otro jugador. Les exigimos al ciento por cien cuando entran al campo y para ello tienen que estar bien. Siempre vamos a optar porque estén de la mejor manera, siempre y cuando no sea una final”, dijo Simeone antes de matizar sus últimas palabras: “Por si alguno quiere poner lo de Diego Costa”.

Los problemas de pubis de Gameiro comenzaron a dar señales tras el partido disputado con el Valencia (3-0) hace un mes. Dos entrenamientos después, Gameiro se retiró de una sesión de trabajo. La simple precaución con la que se justificó ese abandono se tradujo en sus ausencias en Granada y en el partido de vuelta contra el Bayer Leverkusen. Reapareció dos semanas después en el crucial duelo contra el Sevilla y firmó una actuación notable previa a su participación con Francia.

En sus días como jugador del Sevilla, los problemas musculares de Gameiro ya le causaron varias bajas intermitentes como las actuales. En el Atlético, al segundo entrenamiento tras aterrizar en el club, los abductores ya comenzaron a darle problemas. La casualidad hizo que esta lesión fuera la misma que ya padeció a los pocos días de haber recalado en el Sevilla.

Esta nueva ausencia de Gameiro vuelve a conceder la titularidad a Fernando Torres, que tras el partido con el Málaga celebró haber jugado los 90 minutos. Como la temporada pasada su rol puede elevarse ante la necesidad de medir mucho cuándo juega Gameiro y cuándo conviene no forzarle.

Con Griezmann y Torres arriba, Simeone también recupera a Carrasco, que no estuvo en Málaga por sanción. Al extremo belga, Simeone le considera un futbolista determinante para afrontar los grandes duelos que se avecinan. “Ha tenido un crecimiento enorme de la temporada pasada a esta. Ya sea en goles, asistencias, en intensidad y recuperación. Es un futbolista de un talento diferente porque tiene velocidad, uno contra uno y buen disparo”, concluye El Cholo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información