Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Lorenzo: “Siempre me he visto capaz de hacer muchas cosas”

Aunque todavía está buscando literalmente cuál es su sitio sobre la Ducati y cómo adaptar su estilo para ser más rápido, asegura que es paciente y trabajador y que siempre encontró la manera de que le salieran las cosas bien. Espera hacerlo también en su nuevo equipo

MotoGP Ampliar foto
Jorge Lorenzo se estrena con Ducati en el gran premio de Qatar.

Jorge Lorenzo (Palma de Mallorca, 29 años) nunca empezó el Mundial sin que lo situaran entre la nómina de favoritos para ganar el título. Maduro y confiado, mira al futuro vestido de rojo y con optimismo. “Iremos a mejor y en algunos circuitos iremos muy rápido”, apunta. Sabe que el reto es mayúsculo: “Soy una persona muy paciente y muy trabajadora que siempre encuentra la manera de que le salgan las cosas”. Hoy, en Losail (a las 20.00), un circuito en el que se mira más al cielo que nunca, saldrá desde la 12ª posición. Viñales tiene la pole.

Pregunta. El año pasado me confesó que la rutina le había hecho perder la chispa. ¿Se la ha devuelto Ducati?

Respuesta. Sí. Sin duda. En todos los sentidos. Pero, lo importante es que se mantenga esa chispa y que no se pierda a pesar de los resultados. Estoy en un buen momento; siete o diez años antes quizá los resultados me podían influir más. Ahora creo que tendré la paciencia necesaria para mantener la ilusión aunque lleguen resultados malos.

P. No fue realmente consciente de lo distinta que era la Ducati de la Yamaha hasta que la probó. ¿Tan tozudo es?

R. Había personas que me decían que la primera vez que cogiera la Ducati iría como un tiro; otros me aconsejaban que no cambiara de equipo, que me quedara donde estaba. Al final llega un momento en que te tienes que tirar a la piscina y coger todo lo que venga, lo positivo y lo negativo. Y asumir las consecuencias de esa decisión.

P. Y siempre ha sido muy cabezota.

R. Sí, siempre he sido así. Porque siempre me he visto capaz de hacer muchas cosas. La impresión que he tenido de mí mismo casi siempre ha sido buena, tengo mucha seguridad en mí. Y creo que lo puedo hacer muy bien en Ducati.

P. En el primer test, en Malasia, ya sin alas, ¿cómo sintió la moto?

R. Me costó mucho en las primeras vueltas. Estaba acostumbrado a llegar a Sepang y en los primeros giros hacer 2m, 0’1s. Cuando empecé era tres segundos más lento y eso me impactó mucho. Estaba empujando más o menos como siempre y los tiempos no eran los mismos. El primer día pilotaba igual que antes, pero tuve que entender, después de analizar con datos y con Michelle Pirro [probador de Ducati y también su analista de pista], que me ayudó mucho esos días, que tenía que pilotar diferente, sobre todo en la frenada. Tengo que frenar distinto y ser más agresivo con el gas. Tengo que ser un piloto más de on/off, no tan suave con los frenos y el gas como estaba acostumbrado.

P. ¿Cómo lleva eso de tirar de freno trasero y hacer girar la moto con el gas?

R. Estoy en proceso, como se dice. Estoy bastante lejos de mi potencial real con la moto actual y mucho más con lo que creo que será la Ducati cuando mejore sus puntos negativos. Todavía no es definitiva ni mi posición encima de la moto, no me siento a gusto, por eso sé que el potencial es grande.

Todavía no es definitiva ni mi posición encima de la moto, no me siento a gusto, por eso sé que el potencial es grande

P. Aseguró que no quería renunciar a su estilo, pero tendrá que sacrificar paso por curva para sacarle más rendimiento a la moto.

R. Mi impresión, desde la moto, es que piloto muy diferente a como llevaba la moto anterior; pero desde fuera los demás me ven casi igual. Así que, al final, ese cambio es relativo. Sigo siendo un piloto de trazadas largas, de los que aprovecha la pista, muy fino en los cambios de dirección y entrando en curva, a pesar de que yo cuando me veo encima de la moto me veo mucho más agresivo. Sigo siendo, más o menos, el mismo Jorge Lorenzo de antes, no es que ahora sea un piloto tipo Capirossi, agresivo por excelencia.

P. ¿Queda mucho cambio de estilo por hacer todavía?

R. Tengo que entender todavía qué es lo que me hace no ir todo lo rápido que podría ir con la moto, sobre todo entrando en las curvas. En este momento, cada piloto de Ducati hay algún punto del circuito que lo hace mejor que yo. Y aprendo de él.

P. Gigi Dall’Igna admitió que la prohibición de las alas afecta al rendimiento de la moto; que falta carga en el tren delantero.

R. No es una falta de agarre delante que te haga caer, pero te impide girar lo suficientemente bien. Gigi y los ingenieros tienen que realizar los cambios convenientes para que la moto, de alguna manera, gire mejor en las curvas.

P. ¿El nuevo carenado ofrece alguna solución tras la prohibición de las alas?

R. Los nuevos carenados ofrecen menos ventajas que las anteriores alas y más inconvenientes, pues hacen que se pierda mucha velocidad en las rectas. Por eso, de momento, creo que no se van a utilizar en todos los circuitos.

Lorenzo, en el box, con Pirro. ampliar foto
Lorenzo, en el box, con Pirro. Getty Images

P. Se le ve más fuerte, ¿tenía que ganar músculo para llevar la Ducati?

R. He ganado fuerza. Es una moto en líneas generales más nerviosa y más exigente físicamente, requiere de mejor forma física y más potencia muscular. La Ducati cansa más, al menos de momento. Aunque depende de la parte del circuito: en la recta es una moto muy estable y te permite descansar; en las curvas cansa más.

P. ¿Nota mucho la diferencia de trato en Ducati al cambiar de una fábrica japonesa a una italiana?

R. No quiero hacer comparaciones, pero de momento me siento muy querido. Me encuentro muy bien; me escuchan mucho para hacer una moto mejor para mí en particular y, espero, para el resto de pilotos de Ducati, que eso también me haría feliz. Tengo ilusión por crear un proyecto estable en una marca que solo ha conseguido un título en la historia. Mi ilusión es conseguir que la Ducati sea la mejor moto de la parrilla.

P. ¿Puede Lorenzo ganar el Mundial en 2017?

R. Por poder, puede. Nada es imposible en el deporte. Se han visto cosas más difíciles. Hace poco que el Leicester ganó la Premier, aunque ahora… Podría ser que esta carrera fuera bien, la de Termas también y que nos encontráramos en una posición de lucha por el Mundial, pero está claro que no somos los favoritos. Nos queda mucho trabajo por hacer, a mí y a Ducati. Pero si durante la temporada evolucionamos muchísimo, ¿quién sabe?

P. ¿Quiénes son los favoritos?

R. El favorito, no indiscutiblemente porque Viñales ha ido muy bien en pretemporada, es Márquez. Por ser el campeón, porque ha sido muy constante este invierno y porque tiene más experiencia que nunca y la Honda ha hecho una moto más dócil. Yamaha también ha mejorado y Viñales está sorprendiendo a todos. Estará entre ellos dos. Aunque nunca hay que excluir a Rossi, que lleva tres subcampeonatos en los últimos tres años.

Lorenzo, el viernes en el circuito de Losail. ampliar foto
Lorenzo, el viernes en el circuito de Losail. Getty Images

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información