Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Celta explora sus límites

El único representante español que pervive en la Europa League deberá hacer valer una mínima ventaja en el campo del Krasnodar para poder igualar su tope en competición continental

Entrenamiento del Celta en el Krasnodar Stadium.
Entrenamiento del Celta en el Krasnodar Stadium. EFE

Más allá del Mar Negro, a seis horas de avión de Galicia hace el Celta su vigilia europea, la que le puede llevar a igualar su mejor participación en competición continental. El equipo que dirige Toto Berizzo es el único equipo español que pervive en la Europa League y defiende una ventaja mínima frente al Krasnodar (19 horas, BeIN Sports), con el hándicap además de que una derrota por uno a cero le dejaría apeado tras el gol que marcó su rival en Balaídos. Subyace la idea de que el Celta es más equipo; campa la prudencia, pero al tiempo la ambición. Todo está por jugar. “Ni somos favoritos ni sabemos especular ni guardar resultados”, avisa el capitán Hugo Mallo. “No saldremos a defender la ventaja sino a ganar”, certifica su entrenador. Europa ha renovado las ilusiones de un equipo golpeado por su eliminación en las semifinales de la Copa del Rey y pagador por tanta obligación entre semana en la liga, donde transita a nueve puntos de la séptima plaza que podría darle una nueva oportunidad europea.

Asequible para el Manchester United, complicado para la Roma

Martial y Rooney no están disponibles para recibir en Old Trafford a un Rostov que llega con bajas. “Pasar sería un milagro”, asegura su técnico Ivan Daniliants. En Roma hay aires de remontada pese a que deben lograr dos goles más que el Lyon. “Tenemos un 60% de posibilidades de pasar”, dice el técnico Luciano Spalletti.

Estos son los partidos y horarios de los duelos de vuelta de los ocatvos de final de la Europa League:

19 horas

Besiktas – Olympiacos (1-1)

Krasnodar – Celta (1-2)

KRC Genk – Gent (5-2)

21,05 horas

Ajax – Copenhague (1-2)

Manchester United – Rostov (1-1)

Anderlecht – Apoel (1-0)

Roma – Olympique Lyon (2-4)

B. Mgladbach – Schalke 04 (1-1)

Así, la Europa League es la gasolina que alimenta ahora al Celta, ni siquiera desnortado por la inminencia del derbi gallego en Riazor el próximo domingo. “Firmaría ahora mismo pasar la eliminatoria y perder contra el Deportivo”, explicó Iago Aspas con un pie en la escalerilla del avión que le llevó hasta Rusia. No es una declaración baladí en un futbolista que jamás ha podido cantar victoria en casa de su eterno rival y está en el mejor momento de su carrera. Aspas se fue hacia Krasnodar tras ver por televisión como sus antiguos compañeros del Sevilla fracasaban en el intento de defender en Leicester el mismo resultado que lleva el Celta del partido de ida. “En este tipo de competiciones un día malo te penaliza”, recalca.

El varapalo contra el Alavés tras eliminar al Real Madrid, el sufrido hace un año en Sevilla tras apear al Atlético, incluso pasadas eliminaciones en el continente, ayudan a que germine la idea de que la Europa League y la prueba de Krasnodar encierra más trampas de las que se podrían preveer tras el sorteo. En tres ocasiones se plantó el Celta en los cuartos de final de la Copa de la Uefa, en la última (2001) le dejó fuera el Barcelona con un Rivaldo estelar. Aquel Celta había emergido desde las catacumbas de la Intertoto y había superado siete eliminatorias antes de ceder en Balaídos por el doble valor de los goles en campo contrario. Dos años antes había caído ante el Marsella tras sendas epopeyas en campos ingleses, dos históricas victorias en Villa Park y Anfield. Entre medias, en la primavera del 2000 fue el Lens quien le dejó fuera de las semifinales en un emparejamiento al que el Celta llegó como favorito tras golear a Benfica y Juventus. “Sabemos que estamos a punto de igualar el techo histórico del equipo, pero tenemos los pies en el suelo. Es una final en la que partimos con una pequeña ventaja por el marcador de la ida”, reflexiona Hugo Mallo.

Sin Marcelo Díaz, lesionado, Berizzo recupera a Tucu Hernández y no celebra que el Krasnodar siga sin poder contar con su goleador Smolov, según el exceleste Valeri Karpin “el mejor jugador ruso del momento”. Tiene una lesión muscular. “Pondrán en su lugar a alguien muy rápido, como en la ida”, zanja el técnico argentino. El Krasnodar, representante de tierra de cosacos, va hacia el frente: ha disputado 40 partidos oficiales en lo que va de temporada y apenas dejó de marcar en siete.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información