La exuberancia del Mónaco desafía al Manchester City de Guardiola

El Manchester City recibe al líder de la liga francesa, un rival muy físico y con una base de jóvenes futbolistas que suscita el interés de los grandes clubs del continente

Kylian Mbappé celebra un gol en la liga francesa.
Kylian Mbappé celebra un gol en la liga francesa.Lionel Cironneau (AP)

“Tendremos que ir al gimnasio”, bromeó Pep Guardiola. A finales del mes pasado el técnico del Manchester City acudió con su auxiliar Mikel Arteta al Parque de los Príncipes para empaparse sobre las cualidades del Mónaco, su rival en los octavos de final de la Liga de Campeones. Se encontró con un equipo exuberante. “Necesitan muy poco para castigarte, son muy potentes, físicamente impresionantes”, dedujo Guardiola, que recibe primero porque quedó segundo de grupo y su rival acabó líder entre un cuarteto del que se cayó a la Europa League el Tottenham, al que derrotó tanto en Wembley como en el Principado, todo un aviso para el City. A ojos de un espectador neutral y poco prevenido puede parecer favorito el equipo de Manchester, pero una encuesta hecha pública ayer en Francia y efectuada entre más de mil adultos apuntaba que el 68% de los aficionados galos apuestan a que el Mónaco estará en cuartos de final y uno de cuatro incluso creen que ganará el duelo de ida en el Etihad Stadium.

Más información
Bayer Leverkusen – Atlético de Madrid en vivo
El Villarreal se queda sin Champions

El Mónaco impacta en Francia, donde nadie le gana desde el 18 de diciembre y lidera la clasificación con el París Saint-Germain a rebufo. Hace tres años y medio, con Claudio Ranieri al frente, ascendió tras dos campañas en la Ligue 2. Mientras purgaba lejos de los grandes se había hecho con el control del club el ruso Dmitry Rybolovlev, un millonario ruso que cultiva un halo de misterio. Tras regresar a la máxima categoría una de sus primeras gestiones fue acudir a Madrid para reunirse con Jorge Mendes y preguntarle por las opciones que tenía de incorporar a Cristiano Ronaldo. No se fue de vacío y gastó 130 millones de euros el supermercado del agente portugués para incorporar a Falcao, James, Moutinho, Fabinho y Ricardo Carvalho. Por algo menos le regaló a su hija la isla griega de Skorpios tras comprársela a la familia Onassis.

El entendimiento entre Mendes y el dueño del Mónaco se concretó también con la posterior llegada del técnico Leonardo Jardim, uno más de la oleada de jóvenes estrategas lusos que de la mano de Gestifute han comenzado a diseminarse por el continente a pesar de su exigüa experiencia en la elite de su país. Jardim apenas ganó uno de sus cinco primeros partidos en Mónaco, pero acabó por completar una magnífica temporada en la que eliminó al Arsenal en octavos de final en su regreso a la Liga de Campeones para luego caer frente a la Juventus. Para entonces ya comenzaba a conformar la base de un equipo que ahora atesora no solo el poderío físico que glosa Guardiola sino también el de la juventud. Ocho de los habituales titulares de Jardim tienen menos de 24 años así Mónaco es, también en el mercado futbolístico, un goloso, deseado y caro escaparate para los grandes clubs europeos.

Radamel Falcao, a la izquierda, se ejercita con sus compañeros en el Etihad Stadium.
Radamel Falcao, a la izquierda, se ejercita con sus compañeros en el Etihad Stadium.Lee Smith (REUTERS)

“Estamos plagados de jugadores con talento que están comenzando y van a triunfar”, previene Radamel Falcao, 31 años y 16 goles en Liga y 2 en Champions en lo que va de temporada. El colombiano, el meta croata Subasic y el central polaco Glik aportan el contrapunto de veteranía entre una base de párvulos. El más excitante de todos ellos, también el más joven, es Kylian Mbappé. Acaba de cumplir los 18 años y marca un gol cada cien minutos que juega en el campeonato galo. Le señalan como la reencarnación de Thierry Henry. Y a éste no le molesta la comparación: “Tiene algo especial. Con 16 años y en competición europea ya pedía la pelota y encaraba rivales. Debe mantener la cabeza sobre los hombros, pero parece un chico tranquilo y respetuoso que quiere aprender”.

No parece probable, con todo, que Mbappé parta de inicio en este primer duelo contra el City y más si, como se apunta en al previa, Jardim trata de guardarse y renuncia a su habitual 4-4-2 para blindarse con un trivite. Haria entonces sitio a Joao Moutinho, que ha perdido dictado en favor de cuatro futbolistas que no llegan a los 24 años. Bernardo Silva y Thomas Lemar se alinean en las bandas, livianos, con querencia a caer hacia dentro el portugués, más profundo el galo, del que se apuntó que está en la agenda del Atlético. Tiemoué Bakayoko cierra la medular, volante tapón muy físico y con buen pie. Jardim lleva dos años curtiéndolo para suceder a Toulalan y cuando este retornó al Burdeos este verano no dudó en traspasar galones. “Si algo caracteriza a Jardim es la paciencia y la calma”, revela Falcao. Bakayoko se ha cocinado a fuego lento. El Mónaco pagó por él 8 millones al Rennes hace poco más de dos años y no descarta venderlo el próximo verano por cuatro o cinco veces más.

Junto a Bakayoko se alinea Fabinho, aquel lateral derecho cuya presencia en el Castilla defendió Jose Mourinho para criticar la gestión de Alberto Toril al frente del filial blanco. El entrenador portugués propició el debut con el Real Madrid del futbolista brasileño, cedido por el Río Ave, en un partido de liga contra el Málaga y al final de aquella campaña 2012-13 se fue a Montecarlo, donde ahora hace carrera como bregador en la medular. "Hace dos años era un zaguero y ahora es uno de los mejores centrocampistas de Europa", pondera Jardim. Los laterales son para Sidibé y Mendy, dos velocistas con gran planta, lo mejor de una zaga que flaquea por el eje con Glick y el brasileño Jemerson, fichado este verano al Atlético Mineiro, donde le apelaban Blackenbauer. Este martes cumplirá sanción y dejará su sitio a Andrea Raggi, un veterano italiano sin pedigrí. “Es un grupo magnífico, con muchos chicos que van a llegar a ser futbolistas del máximo nivel mundial. Me siente muy honrado de poder ser su capitán y poder transmitirles mi experiencia y lo que me ha dado este deporte”, resume Radamel Falcao.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS