Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gareth Bale: “Han sido tres meses duros”

Zidane desvela que le dijo al oído antes del cambio que disfrutara y el extremo califica de "fantástica" la tarde de su vuelta tras la lesión

Bale celebra el gol del 2-0 al Espanyol. Vídeo: Zidane, sobre Gareth.

Feliz como un niño estaba Gareth Bale. Antes de entrar al campo, después, y en zona mixta donde tuvo que hacer cola para charlar –en inglés- con los medios. Paciente e ilusionado esperó a que Kiko Casilla terminara de contestar las preguntas. Volvió Bale casi tres meses después de la lesión. “Han sido meses difíciles y duros, lo son cada vez que te lesionas. Veía los partidos sentado, apoyaba al equipo desde la tele. Trabajé duro cada día para volver. Y ha sido una tarde fantástica”, resumió el galés que se operó el 29 de noviembre de los tendones del tobillo derecho.

Llevaba cinco días entrenándose con el grupo y Zidane le incluyó en la convocatoria para el partido contra el Espanyol. En el descanso, mientras sus compañeros escuchaban al técnico en el vestuario, Bale calentó junto a Antonio Pintus, el preparador físico. Estiró, esprintó, realizó ejercicios con el balón. Y cuando empezó la segunda parte, terminó el calentamiento en la banda junto a sus compañeros.

El público del Bernabéu empezó a ovacionarlo cuando se acercó al banquillo, se quitó la sudadera y se puso la zamarra. Entró al campo en el minuto 70 acompañado por los aplausos de todo el estadio. Lo hizo después de escuchar las últimas instrucciones que le dio Zidane al oído. “Le dije que disfrutara”, contó el técnico en la sala de prensa. Bale se colocó en la banda izquierda y consiguió incluso marcar. Cristiano robó un balón en el campo del Madrid, buscó a Isco y este al galés. Marcó un gol a lo Bale. Carrera, control y disparo al segundo palo.

“Yo ya estaba contento por haber vuelto, haber marcado me hace todavía más feliz”, dijo el extremo. ¿Qué le ha dicho Zidane?, le preguntaron. “Que siga trabajando y que pensemos partido a partido. Llevaba sólo cinco días entrenando con el resto de mis compañeros, en los próximos partidos tendré que recuperar velocidad”, explicó. Al final del encuentro (2-0 contra el Espanyol) recibió el abrazo de Marcelo, de Casilla y de Casemiro. Fue de los últimos en meterse en los vestuarios Bale. Se quedó dando una vuelta por todo el campo y aplaudiendo al público.

¿Qué supone la vuelta de Bale para el Madrid?, le preguntaron a Zidane al que se le vio especialmente cansado en la rueda de prensa. “Estamos contentos de tenerle de nuevo con él y nosotros está contento porque era importante volver a sentirse de nuevo un jugador”, contestó el entrenador francés. ¿Qué le da de diferente al equipo? “Gareth es Gareth y sólo tenemos uno. Nosotros estamos contentos de verlo en el equipo, es un jugador especial, diferente… , pero cada uno aporta su granito de arena”, concluyó Zidane.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información