Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Di María ilumina París

El volante argentino fue el actor principal en el Parque de los Príncipes con un doblete en el día de su 29 años

PSG Barcelona Ver fotogalería
Di María celebra un gol ante el Barcelona. EFE

En Paris, la Ciudad de la Luz, hubo un jugador que iluminó el partido más que cualquier otro. Se llama Ángel Di María. El extremo argentino, más enchufado que nunca, anotó un doblete en el día que cumplía 29 años. Una auténtica gesta que puso los cimientos de la derrota más contundente del Barça (4-0) que se recuerda en la era Luis Enrique.

Entre todos los jugadores parisinos, Di María era el que mejor conocía al conjunto catalán, el que más daño podía hacerle. Así fue. El argentino abrió el marcador en el minuto 18 con un espléndido lanzamiento de falta directa ante el que nada pudo hacer Ter Stegen, impasible en su portería ante la precisión del argentino. El volante redondeó su faena en el minuto 55. Amagó, quebró a Iniesta y se sacó un zurdazo perfecto que aniquiló prácticamente todas las esperanzas del Barcelona en la eliminatoria. Cinco minutos después, el Parque de los Príncipes se puso en pie para ovacionar a su estrella, sustituida por el brasileño Lucas.

La exhibición se dio en su decimoséptimo enfrentamiento contra el Barcelona. El exjugador del Real Madrid tenía recuerdos de todo tipo. Cinco victorias, cuatro empates, siete derrotas y un gol que valió media Copa del Rey en su último clásico.

En una hora, Di María hizo olvidar su primera parte de temporada, en la que había perdido incluso su puesto en la delantera de Emery en beneficio de Lucas. El argentino, que sumaba cinco goles hasta esta noche, se mostraba espeso, sin creatividad. Su rendimiento había alimentado todos los rumores sobre una posible salida en el mercado de invierno tras una temporada y media sin cumplir con lo que su nivel hacia suponer. Precisamente, cuando más peligro tenía de quedar apartado de los planes de Emery, que se había cubierto las espaldas con Draxler este invierno, Di María resucitó. La llegada del alemán, más que hacerle tirar la toalla espoleó al argentino, que recuperó la titularidad el pasado viernes, gol incluido, ante el Burdeos. Esta noche, con un doblete, Di María fue el faro en París.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información