Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Mestre: “Neymar provoca al defensa y sale mal parado”

Aunque se corrigió tras el partido, el vicepresidente del Barça aumenta la lista las declaraciones desatinadas de la directiva

Neymar se lamenta en el duelo ante el Athletic. Ampliar foto
Neymar se lamenta en el duelo ante el Athletic. AFP

El Barcelona acepta que sus jugadores no quieran tener voz ante los micros, cámaras y grabadoras a no ser que les toque de uvas a peras salir a una rueda de prensa o en la zona mixta tras un partido, nunca futbolistas como Messi y Neymar que deciden a su antojo sus apariciones. La falta de protagonismo del vestuario implica las necesarias declaraciones de una directiva que patina a cada ocasión que habla y que provoca posteriores comunicados correctores y hasta ceses de cargo. “¿Las faltas a Neymar? Muchas veces provoca al defensa y sale malparado, es su estilo de juego”, soltó el vicepresidente Jordi Mestre antes del encuentro.

Protestas del Camp Nou y alegría del Athletic

La Grada de Animación del Barça se arrancó con sus protestas al inicio del partido. “¡Manos arriba, esto es un atraco!”, cantaban con insistencia por las actuaciones arbitrales que han restado puntos al equipo en una Liga que se ha puesto cuesta arriba. Una versión opuesta a la de la directiva (que prefiere callar y ayudar a los colegiados) que ampliaron con un par de ‘hits’ -“¡Tebas es madridista!” y “¡Tebas vete ya!”- y que se acabaron cuando el Barça resolvió el duelo. En el Athletic, a pesar de la derrota, también había un motivo de alegría, toda vez que Yeray volvió a calzarse las botas el día de la lucha contra el cáncer tras superar un tumor de testículos. “Una feliz coincidencia”, indicó Valverde. “Estoy contento de volver y poder jugar en este escenario; soy de los que no se rinden”, amplió Yeray.

La sucesión de deslices de la directiva desde que empezara 2017 es generosa. Óscar Grau, director general del Barça, comenzó el año diciendo que para la renovación de Messi se imponía “tener cabeza fría y sentido común”. Y Pere Gratacós, responsable de La Masia 360º, fue cesado de sus funciones con la federación española después de decir que Leo no sería tan bueno sin sus compañeros. “Su discurso no era el del club”, justificaron desde el Barcelona después. Como tampoco lo es el de Mestre, que evidenció una vez más que pisan suelo mojado cuando hablan y pareció dar la razón a, por ejemplo, Michael Laudrup, que dijo en referencia al brasileño: “Con 0-4 no puedes pisar el balón y provocar”. O a De Marcos, que en una entrevista a El Mundo afirmó: “Neymar tiene que aceptar que le den”.

Hizo oídos sordos el 11 sobre el tapete, con controles mágicos, un par de sombreros fabulosos y eslálones marca de la casa, como el que valió el primer de Alcácer. “Ha hecho todo como siempre y ha estado espectacular. Es impagable la capacidad que tiene de hacer regates, generar superioridades y hasta de defender. Versión maravillosa de Ney, que para nosotros es vital”, le piropeó Luis Enrique. Instantes antes, Mestre se había corregido ante las cámaras: “Quería decir que Neymar encara y desborda futbolísticamente; en ningún momento dije provocar en sentido de humillar”.

Más contento estaba Aleix Vidal, que disfruta de minutos y responde con goles y asistencias. “Estoy en racha y estoy feliz por ayudar al equipo”, afirmó el lateral, que acabó el encuentro de extremo. “Es un jugador de banda”, le definió Luis Enrique. “Siempre intento rendir al máximo. Me entiendo muy bien con Sergi Roberto cuando estoy abierto en banda, él rompe por el centro y creamos peligro”, concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información