Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antón cae en el desempate tras un resultado asombroso

El español, invicto diez rondas, pierde ante Nakamura en el duelo rápido del mejor abierto del mundo

David Antón ha logrado hoy el mejor resultado de un español en la historia a pesar de caer ante el estadounidense Hikaru Nakamura, 6º del mundo, en el desempate rápido del torneo Tradewise de Gibraltar. El español terminó invicto tras las diez rondas a ritmo normal pero, como el año pasado aunque con mucho más dramatismo, Nakamura fue su verdugo el último día.

David Antón, pocos minutos antes de iniciar la última ronda Ampliar foto
David Antón, pocos minutos antes de iniciar la última ronda

Antón, 24º del torneo en la lista inicial, llegó invicto como único líder a la última ronda, con medio punto de ventaja sobre ocho perseguidores. Una victoria con blancas frente al británico Michael Adams, 15º del mundo, le hubiera dado el triunfo en el torneo; pero el inglés, de 45 años, se distingue por su extraordinaria dureza, y Antón no pudo romper el escudo. El empate entre ambos permitió que el español fuera alcanzado en la clasificación final por Nakamura y el chino Yangyi Yu. Dado que ambos han tenido a lo largo del torneo rivales menos fuertes que los de Antón, éste obtuvo el privilegio de enfrentarse al vencedor de un duelo rápido previo entre Nakamura y Yu, que ganó el americano.

Tras unos minutos de descanso para Nakamura, empezó la gran final, a dos partidas de 10 minutos por bando más cinco segundos que el reloj añadía automáticamente tras cada movimiento. Antón, con blancas, logró una pequeña ventaja en el primer asalto, pero fue insuficiente por la coriácea defensa de Nakamura, considerado por muchos como el mejor del mundo en ajedrez rápido, que desembocó en el reparto del punto.

Antón planteó el segundo asalto con negras con una defensa pasiva, algo muy peligroso frente a Nakamura… salvo que uno tenga los nervios de acero, como parece ser el caso del madrileño. Sin embargo, el estadounidense apretó lo suficiente para lograr ventaja de posición y de tiempo, hasta que Antón sucumbió, estrechó la mano del vencedor y fue muy aplaudido por todos los presentes.

Nakamura frente a Antón durante la primera partida del duelo rápido de desempate
Nakamura frente a Antón durante la primera partida del duelo rápido de desempate

La actuación de Antón en este torneo ha sido excepcional, muy por encima de cualquier expectativa. De acuerdo con las fórmulas matemáticas que se utilizan para calcular el rendimiento, según la fuerza de los rivales y los resultados frente a cada uno de ellos, el del madrileño ha sido de 2.859 puntos Elo, lo que significa 21 puntos más que el Elo actual del campeón del mundo, el noruego Magnus Carlsen, quien también es el número uno del escalafón. Dicho de otra manera, debería haber terminado el torneo con 5,40 puntos, y ha logrado 8, fruto de seis victorias y cuatro empates. De esa manera, Antón ha saltado del puesto 109 al 66 en sólo diez partidas. En todo caso, la gran actuación de Antón en Gibraltar no quiere decir que juegue mejor que Carlsen, sino que si la repitiera siempre, sería mejor que Carlsen.

Desde el punto de vista de la notoriedad, hay varias actuaciones de españoles en la historia que pesan más que la de Antón en Gibraltar: en el siglo XVI, Ruy López de Segura fue considerado como el mejor del mundo; en 2000, Paco Vallejo fue campeón del mundo sub 18. Pero ningún español ha logrado nunca un rendimiento tan alto frente a rivales tan fuertes.

Leontxo García está contratado por los organizadores de Gibraltar para intervenir en vídeos de divulgación del torneo.

Más información