Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La España coral alcanza los octavos con un pleno

En su versión más brillante, los de Ribera baten a Eslovenia (36-26) y se cruzarán con Brasil

España - Eslovenia
Corrales celebra el triunfo contra Eslovenia. REUTERS

Cumplió España el objetivo, que no era otro que sellar la primera fase del Mundial como líder de grupo para no toparse con Francia hasta una hipotética final. Hasta el día 29 queda todo un mundo y varias batallas, así que mesura, calma, mucha calma, pero de momento pocos peros se le puede poner al equipo dirigido Jordi Ribera. Ayer le bastaba con empatar ante Eslovenia, de ingrato recuerdo, puesto que fue la que le privó de los Juegos de Río. Y no solo le derrotó (36-26), sino que lo hizo con lustre, en la versión más brillante vista hasta ahora.

Al resolver este último litigio, España cerró el tramo inicial del campeonato invicta, con cinco victorias ante Islandia, Túnez, Angola, Macedonia y Eslovenia, esta última el mayor escollo. Firmó el pleno en Metz y eso le condujo directamente hacia un choque con Brasil en los octavos, mañana (20.45, Tdp) en Montpellier. Un pulso que tendrá un alto componente sentimental para el seleccionador español, puesto que fue Ribera el encargado de impulsar el ambicioso proyecto balonmanístico de la última anfitriona olímpica. Él puso la semilla y dio el empujón a una camada que bajo sus órdenes alcanzaron por primera vez en la historia los cuartos de unos Juegos.

Brasil será definitivamente el rival, así que despejada la incógnita. Pero antes, ayer, una victoria tonificante contra los eslovenos, genialmente instruidos por Veselin Vujovic. Tenía España cuentas pendientes con ellos, porque en los dos últimos careos —el Europeo del año pasado y el infausto Preolímpico— no fue capaz de tumbarle. Esta vez sí, con autoridad y todas las letras además. El cinturón defensivo funcionó a las mil maravillas y en la portería Rodrigo Corrales impartió una master class de intervenciones. Destacó el futuro portero del PSG (12 paradas), como también lo hicieron David Balaguer o Raúl Entrerríos en la dirección, aunque el protagonismo de este bloque es esencialmente colectivo.

Sobresalientes las torres (Morros, Guardiola…), los pretorianos (Gurbindo, Dujshebaev, Goñi…), los artistas (Cañellas, Sarmiento) y por supuesto los velocistas (Tomás, Rivera, Balaguer…). Todos, sin excepción. Si algo ha sabido hacer Ribera hasta ahora, amén de su científico trabajo con la pizarra, es involucrar al elenco y maximizar los recursos, consciente de que el éxito en este Mundial no pasa por una base de seis o siete fijos, sino de integrar a todo el plantel. Y así se reflejó ante Eslovenia. Esta se apoyó en los tantos de Gasper Marguc (6) y la creatividad ofensiva de la primera línea, pero no pudo aguar la fiesta. No esta vez. España le batió y cerró la herida.

Ahora, por delante, Brasil, y en unos hipotéticos cuartos la piedra sería Alemania o Croacia; con mirilla de teleobjetivo, en las semifinales tocaría bailar con la Dinamarca de Mikkel Hansen. Atrás quedó el triste episodio del año pasado en Suecia, el disgusto. El presente se localiza en Francia y la selección española está preparada. La misión determina el desembarco en París, para luchar por algo hermoso. Acepta el reto.

ESPAÑA, 36 - ESLOVENIA, 26

España: Corrales; Balaguer (7, 2p), Dujshebaev (1), Sarmiento (3), Cañellas (4), Ángel Fernández (4) y Aginagalde (-) —equipo inicial— Pérez de Vargas (ps), Gurbindo (1), Rivera (6, 2p), Víctor Tomás (1), Entrerríos (4), Morros (-), Gedeón Guardiola (3), Goñi (2) y Figueras (-).

Eslovenia: Skok; Marguc (6, 1p), Miklavcic (1), Gaber (-), Mackovsek (1), Cingesar (-) y Bezjak (-) —equipo inicial— Lesjak (ps), Blagotinsek (3), Henigman (1), Kavticnik (2), Janc (3, 1p), Dolenec (4, 1p), Poteko (1), Kodrin (2) y Zarabec (2).

Marcador cada cinco minutos: 0-2, 3-3, 7-5, 11-8, 15-9 y 18-10 (Descanso). 21-11, 24-13, 26-18, 29-21, 32-23 y 36-26 (Final).

Les Arènes de Metz. Unos 5.000 espectadores.

LOS PRIMEROS CRUCES DE OCTAVOS

SÁBADO 21.
- 16.00:  Noruega - Macedonia.
- 18.00: Francia - Islandia.
- 20.45: Rusia - Eslovenia.
- 20.45: Brasil - España.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información