Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla, segundo, se atreve a soñar

“No nos temblarán las piernas”, dice José Castro, presidente del equipo andaluz ante el doble duelo ante el Madrid

Lenglet, el presidente Castro y Monchi, director deportivo del Sevilla.
Lenglet, el presidente Castro y Monchi, director deportivo del Sevilla. EFE

“¿Miedo? No tenemos ningún miedo en pelear con el Madrid y el Barça”. Tiene 21 años. Es Clément Lenglet y fueron sus primeras palabras como nuevo jugador del Sevilla, segundo en la Liga de pleno derecho. Que un recién llegado como Lenglet se exprese en esos términos habla de la altura de miras del conjunto andaluz. Secundado por el presidente José Castro y Monchi, director deportivo, el mensaje del Sevilla se traduce en una especie de derecho a soñar adquirido después de una década de evidente crecimiento deportivo y grandeza con la obtención de nueve títulos.

“La Liga la tienen que ganar por presupuesto el Madrid o el Barcelona y no queremos crearnos expectativas que luego generen frustraciones. Vamos a seguir sumando puntos y si llegamos a tener opciones en las últimas jornadas pelearemos a muerte por ese objetivo”, destacó Monchi, el que para muchos es el gran artífice de este Sevilla. En realidad, Monchi se aferra a la idea de uno de sus maestros, Luis Aragonés, que lo entrenó durante dos temporadas.

Aragonés defendía la relativa importancia de la clasificación a mediados de temporada. “Hay que estar colocados y definirse en las 10 últimas jornadas”, afirmaba el campeón de la Eurocopa 2008 con España. Más valiente estuvo el presidente, José Castro. Con el gran bagaje de haber obtenido tres Ligas Europa de manera consecutiva, el dirigente fue de lo más expresivo cuando se le preguntó si su equipo dará la cara en el duelo del próximo domingo en Nervión. “Al Sevilla no le tiemblan las piernas para nada. Hemos hecho cosas increíbles, que no se podían soñar. Madrid y Barcelona nos doblan el presupuesto, pero esta entidad no renuncia a nada”, aclaró el dirigente andaluz.

“La respuesta que dimos en San Sebastián nos mantiene expectantes en la Liga”. Así resumió Jorge Sampaoli el gran triunfo de su equipo ante la Real, que lo aupó al segundo puesto de la clasificación, confirmado después del empate del Barcelona ante el Villarreal (1-1). Con 36 puntos, si el Sevilla derrota al Madrid el domingo se colocaría a un punto del líder. Un cierto estado de euforia se ha instalado en el club andaluz, que ha ganado seis de sus últimos siete encuentros ligueros y que presenta números extraordinarios a estas alturas de la competición.

Con esos 36 puntos en la mochila, solo el equipo dirigido por Juande Ramos presentaba mejores datos en la temporada 2006-07, puesto que alcanzó los 37 puntos. Ese equipo dirigido por el manchego llegó hasta la penúltima jornada de Liga con opciones de ganar el título y a estas alturas de competición era líder por delante de Barcelona y Madrid. Cuando restan dos partidos para el final de la primera vuelta, el Sevilla está a cuatro puntos de mejorar la mejor puntuación de su historia en la primera parte de la Liga, lograda con Unai Emery en la temporada 2014-15 al llegar a los 39 puntos.

Monchi avisó a Sampaoli

A Sampaoli, realmente, le está sorprendiendo lo bien que le están yendo las cosas en su primer año al frente del Sevilla. De hecho, la planificación efectuada por la dirección deportiva y el propio entrenador no contemplaba estar tan arriba en esta primera campaña. En agosto, en una de las reuniones de planificación, Monchi le dijo a Sampaoli que lo normal en el mes de noviembre es que el equipo fuera colista, algo normal en un plantel con una renovación tan amplia como la acometida por el Sevilla. Este verano, hasta 14 futbolistas abandonaron la plantilla del conjunto andaluz, al mismo tiempo que se produjeron 11 altas.

El Sevilla fue creciendo a principios de temporada con más resultados que buen juego. Sampaoli supo desarrollar su idea de fútbol al mismo tiempo que fortalecía defensivamente al equipo. Los resultados han llegado: en las tres últimas jornadas de Liga, el Sevilla ha marcado 11 goles y solo ha recibido uno. Es el equipo con mayor pegada (36 goles) a estas alturas de Liga después del de la campaña 2006-07, que también atesoraba 36 tantos.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información