Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thomas Ruyant, en serias dificultades con su barco partiéndose en dos

El español Didac Costa se prepara para afrontar las peores condiciones en lo que va de Vendée Globe

Daños en el barco del francés Thomas Ruyant tras chocar contra un objeto flotante.
Daños en el barco del francés Thomas Ruyant tras chocar contra un objeto flotante.

El francés Thomas Ruyant, a bordo de Le Souffle du Nord, se encuentra en serias dificultades después de haber colisionado su IMOCA con un objeto flotante a la deriva. El joven patrón, de 35 años, se ponía en contacto a última hora de ayer con la dirección de la regata para comunicar que tras recibir un golpe muy violento se había abierto una vía de agua en la proa del barco. El incidente también causaba una avería en el timón de estribor y otros daños estructurales, en particular, en la cubierta del barco. “Navegaba a unos 18 nudos de velocidad y de repente me quedé clavado al golpear algo que, visto el daño que ha provocado en el casco, probablemente era un contenedor”, señalaba Ruyant.

Hoy por la mañana, el joven francés, que está intentando llegar a motor a Bluff, puerto situado en la costa meridional de Nueva Zelanda, a 260 millas (481 kilómetros) de su posición, comunicaba que “el daño en la parte delantera del barco se está extendiendo. El casco está abriéndose y separándose. No estoy seguro de si aguantaré de una pieza hasta Nueva Zelana. Lo bueno es que estoy a una distancia alcanzable por un helicóptero, lo que me tranquiliza. Solo tengo que pulsar un botón y vendrán a por mí.”

El joven patrón francés navega a motor a 7,5 nudos de velocidad, intentando llegar a resguardo antes de que llegue otro temporal mañana martes. La dirección de regata está en constante contacto con su equipo y con los servicios de rescate de Wellington, con un plan de evacuación listo para actuar si es necesario. Le Souffle du Nord se suma así a la estadística de barcos –nueve de los 29 que tomaron la salida en Les Sables d´Olonne el pasado 6 de noviembre– que no lograrán terminar esta vuelta al mundo a vela en solitario.

La colisión de Ruyant con un objeto flotante es el quinto impacto ocurrido y que ha obligado a abandonar a cinco participantes en esta Vendée Globe. Vincent Riou, Morgan Lagravière, Kito de Pavant y Bertrand de Broc abandonaban la regata debido a los daños sufridos por objetos semisumergidos de algún tipo. De Pavant tuvo que dejar su barco, que posteriormente se cree zozobró tras perder la quilla. Y Alex Thomson, que va segundo con su Hugo Boss, tiene sus posibilidades mermadas por la pérdida de un foil cuando golpeó algo 13 días después de la salida.

Le Diraison, camino de Australia

Por otra parte, la noche del sábado, Stéphane Le Diraison comunicaba que su IMOCA Compagnie du Lit había desarbolado. El barco navegaba con un viento del Noroeste de entre 30 y 35 nudos en el momento que rompía el mástil en dos. El navegante oceánico vivió momentos de peligro a bordo por la posibilidad de que el palo pudiera caer sobre la cubierta y provocar daños de consideración en el casco. “Durante la noche di muchos pantocazos y el mástil estaba colgando con las velas en el agua. Fue un infierno. Al final corté la jarcia firme y tiré todo al agua, la mayor y el palo. Encendí el motor y descansé un par de horas. Comí y luego puse el tormentín en los siete metros de mástil que me quedan”, señalaba el patrón francés que se dirige a Melbourne (Australia), a unas 800 millas al norte.

Las condiciones más duras desde la salida

Mientras tanto, el español Didac Costa navegaba cerca de las islas Kerguelen (archipiélago en el Índico meridional, a unos 2.000 kilómetros al norte de las costas de la Antártida) con vientos variables de entre 25 y 35 nudos que le obligan a cambiar continuamente de vela para mantener una buena velocidad y, al mismo tiempo, no forzar el barco en exceso. Según comunicaba el patrón catalán, después de un primer frente y de una corta transición, un viento muy fuerte de dirección Oeste-Noroeste acabará entrando. “Los modelos anuncian vientos de más de 40 nudos y olas de tamaño considerable. Serán las condiciones más duras desde mi salida de Les Sables. El barco está listo y voy a tratar de comer y descansar para estarlo yo también cuando llegue el momento”. El One Planet One Ocean mantiene una ventaja de más de 300 millas sobre el francés Romain Attanasio y está a menos de 200 del holandés Pieter Heerema. Su próximo objetivo es cruzar los 115° 8′ 11″ E, longitud del cabo Leeuwin (en Australia).

Al frente de la flota, el patrón del Hugo Boss, Alex Thomson, ha estabilizado sus pérdidas con respecto al líder, Armel Le Cléac'h, que está ahora 393 millas por delante del británico y a unas 2.000 de Cabo de Hornos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >