Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hijos de Bielsa, en Vigo

Berizzo y Sampaoli, admiradores del técnico argentino, se reencuentran en un Celta-Sevilla tras su etapa en Chile

Sampaoli, en el pasado partido ante el Granada.
Sampaoli, en el pasado partido ante el Granada. EFE

“Conozco bien a Berizzo. Nos enfrentamos en 2011 y 2012. Lo que más me gusta de sus equipos es que siempre quieren protagonizar”, afirma Jorge Sampaoli, entrenador de un Sevilla que visita el campo del Celta (16.15 horas) con la intención de mantener el tercer puesto liguero.

Sampaoli y Berizzo parten de la misma matriz ideológica y sentimental. Ambos se nutrieron de la escuela del Newell’s, el club que los apasiona. Y ambos se reencontraron en Chile, en la Liga y luego en la selección, hacia donde canalizaron sus carreras. Cada uno de sus pasos estuvo precedido por la fascinación que sintieron —y acaso todavía experimenten— por Marcelo Bielsa.

Balaídos acoge la confluencia de las ideas futbolísticas de dos entrenadores que están cortados por el mismo patrón: la influencia bielsista. El argentino marcó la carrera de los dos entrenadores paisanos, que ya coincidieron en Chile. El punto más emocionante de este encuentro llegó en el Torneo Apertura de 2012, cuando el Universidad de Chile dirigido por Sampaoli y el O'Higgins entrenado por Berizzo disputaron una final muy igualada que se resolvió en la tanda de penaltis. El Universidad ganó 2-1 el primer partido y O'Higgins igualó la desventaja en la vuelta. La tanda de penaltis fue un festival de fallos: se impuso el cuadro de Sampaoli con dos penaltis acertados contra ninguno.

“El Celta es un equipo hecho en un proceso largo. Berizzo tiene muy claro a lo que juega”, indicó Sampaoli de su rival. “Sampaoli es un entrenador prestigioso, que cree en lo que hace, en sus ideas y dirige un equipo que sabe a lo que juega”, afirmó Berizzo, por su parte, del conjunto andaluz.

La influencia de Bielsa en los dos entrenadores ha sido dispar. Berizzo jugó a las órdenes de Bielsa en el Newell’s campeón de Argentina en 1990. También cuando el técnico rosarino fue seleccionador de Argentina. Bielsa observó cualidades interesantes en el Berizzo jugador, hasta el punto de que lo llamó a su lado cuando dirigía la selección de Chile. “Bielsa me marcó como jugador y me transmitió lo más importante, la pasión por el fútbol”, ha afirmado en reiteradas ocasiones Berizzo acerca de la influencia. En su trabajo en la selección chilena, el entrenador del Celta modela su estilo futbolístico. La marca personal es su herencia más notable.

La relación de Sampaoli con Bielsa no ha sido tan directa. Si acaso, le queda el consuelo de haber jugado en los escalafones inferiores de Newell's. “Siempre fue mi inspiración”, reconoció el técnico del Sevilla del maestro común. En Vigo, también juegan dos internacionales chilenos dirigidos en su día por Sampaoli: Fabián Orellana y Marcelo Díaz. El mediocentro también conquistó el Apertura de 2012 a las órdenes de Sampaoli en el Universidad y frente al O'Higgins de Berizzo.

El Celta, más arriba

A pesar de compartir una idea futbolística parecida, basada en la presión y la posesión como armas, Berizzo subrayó algunas diferencias entre los estilos del Sevilla y del Celta. “Nosotros apostamos por una posesión más prolongada y por presionar más arriba. Ellos intercalan fases del partido con distintos dibujos tácticos. La diferencia está en el dibujo y en el mayor control de la pelota”.

Además de la admiración por Bielsa, existe otro denominador común que aglutina a muchos de los miembros del cuerpo técnico de ambos equipos, como es la relación con Newell’s. Berizzo jugó en el equipo argentino, así como Pablo Fernández, preparador físico del conjunto gallego. Sampaoli jugó en los escalafones inferiores de Newell’s hasta que con 19 años se lesionó de gravedad. Otro componente de su cuerpo técnico, Lionel Scaloni, inició su carrera deportiva como futbolista del conjunto rosa

Celta y Sevilla se miden en la zona alta. Ambos llegan al encuentro después de alcanzar el éxito en Europa, pues certificaron el pase a la fase de eliminatorias de la Liga de Campeones y de la Liga Europa. Sampaoli no podrá contar para el partido con Escudero y Ganso, lesionados, mientras que recupera a Franco Vázquez, que no jugó en Lyón por sanción. Berizzo, por su parte, no podrá contar con el sancionado Hugo Mallo y tiene la duda de Radoja, lesionado en el duelo frente al Panathinaikos.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información