Chapado sucede a Odriozola como presidente del atletismo

El exatleta abulense, de 46 años, toma el relevo de un antecesor que ocupó el cargo desde enero de 1989

Chapado, a la izquierda, recibe el testigo de la federación de manos de Odriozola.
Chapado, a la izquierda, recibe el testigo de la federación de manos de Odriozola.Paco Campos (EFE)

Con la retirada de José María Odriozola, se va parte de la historia del deporte español en las últimas décadas. Solo quedará Ángel María Villar, sempiterno presidente del fútbol, para enlazar las décadas iniciales de la democracia en España con el ahora, el último superviviente del siglo XX.

Odriozola, de 77 años, llevaba ya casi 28 de presidente de la federación española de atletismo y no era un récord. Cuando el longevo dirigente deje hoy el cargo aún seguirá en su puesto Villar, quien llegó a la presidencia de la federación de fútbol a mediados de 1988, y aún pretende ganar unas elecciones que no se sabe cuándo se celebrarán.Las del atletismo han tenido lugar hoy, sábado. Ha ganado el favorito por amplia mayoría. Ha ganado Raúl Chapado, un abulense de 46 años que debutó internacionalmente como atleta de triple salto en los Europeos júnior de 1989, justo el año en el que fue elegido Odriozola por primera vez. Consiguió 105 votos de la asamblea, Su rival, Isidoro Hornillos, exatleta gallego de 59 años, se quedó en 48.

Ninguno de los atletas españoles en activo conoce a otro presidente que no sea Odriozola y muchos ni siquiera habían nacido cuando sucedió en la federación a Juan Manuel de Hoz. Con Odriozola al frente, el atletismo español vivió sus mayores glorias, ejemplificadas con los oros olímpicos de Fermín Cacho en 1992 y de Ruth Beitia en 2016, y también sus mayores depresiones, como los caos de dopaje de Alberto García, Paquillo Fernández y Marta Domínguez, que marcaron los últimos años de su presidencia.

Junto a Odriozola y su muy personal dirección del atletismo español —fue presidente, director técnico y seleccionador al mismo hasta hace cuatro años— siempre ha estado Ramón Cid, director técnico el último mandato, quien recuerda cómo animó en su momento al presidente a presentarse y que se mantiene a la espera de que quien gane las elecciones le cuente qué piensa hacer en el futuro, cómo gestionará el postodriozolismo. "Quiero ser el director de orquesta", prometió Chapado a los asambleístas, dirigentes, entrenadores, árbitros, atletas y mánagers. "El talento y el trabajo es el vuestro".

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS