Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿A quién pertenecen los futbolistas?

Portada del libro 'I belong to Jesus'
Portada del libro 'I belong to Jesus'

En 2014, la FIFA decidió prohibir de manera definitiva las camisetas con mensaje en el fútbol. Es decir, aquellas que dejaban ver los futbolistas cuando marcaban un gol, se levantaban la zamarra oficial y dejaban leer una celebración del cumpleaños de su abuela, un apoyo a los estibadores de Liverpool o un recuerdo de un compañero fallecido. Las camisetas con mensaje político o religioso se sancionaban desde hace años; y ahora, también, aquellas en las que se dan gracias al fisioterapeuta por haberte acompañado durante 7 meses de lesión. Ya no podremos leer a Berbatov diciéndole, al mundo y a sus compañeros, “mantened la calma y pasadme a mí el balón”.

Los ingleses Craig Oldham y Rick Banks han recogido en I belong to Jesus (Unified Theory of Everything) algunos de los más icónicos ejemplos de celebraciones en forma de mensaje. Tomando el título de la camiseta que exhibió en su día Kaká, el libro es un alegato contra el fútbol moderno y la falta de sensibilidad de quienes lo controlan. Nada que ver con aquel momento en el que Billy Sharp marcó un gol y se lo dedicó a su hijo recientemente fallecido. Las dos hinchadas aplaudieron. Y el árbitro se negó a sancionar tan emocionante y humano incumplimiento de las reglas.