Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El regreso del tetracampeón

España volverá a disputar un Europeo tras su ausencia en 2015, un torneo en el que acumula seis finales desde 1978

Mayoral y Gayá protestan al árbitro.
Mayoral y Gayá protestan al árbitro. EFE

La inercia del éxito empuja a los equipos cuando la situación se tuerce del mismo modo que su ausencia termina por sepultarles. A las categorías inferiores de España el viento le venía de cola durante los últimos años, hasta que durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012 quedó eliminada en la fase de grupos al no ser capaz de superar ni a Japón ni a Honduras. En aquella selección, entonces dirigida por Luis Milla, participaron jugadores como Javi Martínez, Mata, Jordi Alba, De Gea, Isco y Ander Herrera, convocados posteriormente para la absoluta.

La destitución de Milla provocó la llegada de Julen Lopetegui (2012-2014), que conquistó la Eurocopa de 2013, el último título para España. Con Celades volvieron las dudas, ya que el catalán no pudo conseguir que la selección sub-21 se clasificara para la Eurocopa de 2015 en la República Checa, y por ende, para los pasados Juegos de Brasil 2014. La andadura del técnico catalán al frente del banquillo español no podía haber comenzado peor. Aun así, desde la Federación se decidió continuar con una apuesta que, a la postre, ha resultado acertada con la culminación de la clasificación para el próximo Europeo.

Desde que se celebrase por primera vez en 1978, solo Italia ha logrado más títulos

La relación de la selección española con este torneo es la segunda más fructífera de la historia. Desde que se celebrase por primera vez en 1978, solo Italia ha logrado más títulos, cinco, que La Roja, cuatro. Es también el segundo combinado internacional, por detrás del italiano, que más finales ha disputado con seis, por siete de los transalpinos. De hecho, el último título conquistado por España tuvo lugar en 2013 precisamente ante Italia en Israel (4-2). Aquel título supuso el segundo consecutivo para las vitrinas del fútbol español pues en 2011, con Luis Milla como seleccionador, la sub-21 derrotó en la final a Dinamarca por 0-2, con goles de Ander Herrera y Thiago.

Con una base de jugadores que militan en la Primera División española como Kepa, Jonny, Meré, Gayá, Saúl, Asensio, Denis Suárez, Iñaki Williams, Munir, Llorente y Oyarzabal, y futbolistas que se desempeñan en Ligas de primer nivel como Óliver (Portugal), Mayoral, Vallejo y Mikel Merino (Alemania), Deulofeu y Pau López, (Inglaterra), Celades ha logrado reconducir la situación no sin sufrimiento.

La disputa de la repesca ante Austria se produjo después de que España no fuera capaz de lograr una plaza directa durante la fase de clasificación al quedar segunda de su grupo por detrás de Suecia, la actual campeona. La inesperada derrota ante Croacia (0-3) en el Estadio Municipal El Plantío de Burgos, en marzo, torció la trayectoria de La Roja, que después no fue capaz de superar a Suecia y asaltar el liderato en ninguno de los dos encuentros —ambos terminaron con empate a uno—.

En Albacete, España volvió a sentir ese viento que tanto anhelaba y que le ha ayudado para avistar Polonia. El siguiente desafió para un tetracampeón con ganas de regresar a su trono.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información