Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Levante, amo de Segunda

El conjunto granota lidera con holgura la competida división de plata

Chema golpea la pelota durante el partido ante el Cádiz.
Chema golpea la pelota durante el partido ante el Cádiz.

No hay categoría más difícil que la Segunda División española. Cada victoria, cada punto, cuestan un mundo de conseguir, resulta complicado pronosticar qué sucederá en cualquier partido y estadio, la clasificación se convierte en un carrusel, las sorpresas han dejado de serlo para convertirse en norma habitual. Clubes recién ascendidos de la Segunda B encuentran la posibilidad de instalarse en el grupo de aspirantes al ascenso. Por el contrario, conjuntos caídos de Primera, se ven abocados a las últimas posiciones de la clasificación, pagando el peaje de la inadaptación a una categoría abrupta e indigesta para entidades con solera y cuyo objetivo es retornar a la máxima categoría del fútbol español con urgencia. Cumplido un tercio del curso, el Rayo ha despedido a Sandoval, como el Getafe hizo con Esnaider, al igual que el Zaragoza ha prescindido de Luis Milla.

Levante

4-2-3-1

Juan Ramón López Muñiz

1

Raúl

19

Pedro López

15

Postigo

16

Chema

3

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Toño

24

Campaña

23

Jason

9

Roger

21

Cambio Sale Jefferson Lerma

Natxo Insa

17

Cambio Sale Víctor

Martins

11

Cambio Sale Rubén García

Morales

1

Alberto

2

Carpio

4

Aridane

17

Sankaré

15

Luis Ruiz

5

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Garrido

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

José Mari

11

Álvaro García

20

Cambio Sale Rubén Cruz

Nico

9

Cambio Sale Aitor

Güiza

19

Cambio Sale Eddy

Alfredo

Cádiz

4-4-2 (D.P.)

Álvaro Cervera

Temporada tras temporada, las distancias en Segunda son reducidas. No podía ser de otra forma en la actual. El Elche ocupa la sexta posición, la última plaza que da derecho a disputar el play off de ascenso con 19 puntos a falta de los cuatro partidos dominicales. Con seis puntos menos, 13, el Nàstic se encuentra colista. Hay una Liga para todos y otra para el Levante que va como un tiro hacia Primera, lugar que abandonó el pasado curso después de cinco temporadas en la élite, quedándose sin el premio gordo del reparto televisivo, un mínimo de 40 millones.

Con 15 menos, con 25 millones de presupuesto, el Levante es uno de los equipos grandes de Segunda. Y los está haciendo cundir. El conjunto granota no pudo conseguir la victoria ante el Cádiz en el Ciutat de València con un empate a cero. De los 42 puntos disputados hasta la fecha, ha cedido 11, con una derrota, cuatro empates y nueve victorias. En la jornada 14, solo un equipo, el Elche en la temporada 2012-2013, con 32 puntos, superó los registros granotas actuales. Es un líder indiscutible, inalcanzable para los demás conjuntos terrenales de la división de plata, a 10 puntos del segundo puesto que da acceso directo a Primera y que ostenta el Huesca por el momento.

Ha sabido invertir el Levante, prácticamente reformado, con una nueva dirección deportiva que ostenta Vicente Blanco “Tito”, exjugador granota, ayudado por Carmelo del Pozo. Ambos han venido a sustituir a Manolo Salvador después de 19 años en el club de Orriols en la secretaría técnica, desde la llegada de Quico Catalán a la presidencia en el 2009, como director deportivo, pieza fundamental en la construcción de la mejor época de la historia del Levante.

Tito encontró en Juan Ramón López Muñiz, que el curso pasado dirigió al Alcorcón, el entrenador ideal para intentar el retorno a Primera, más por aspiración que por obligación. Ejemplos de fracasos sonados hay más que de éxitos en una categoría complicada. El Almería se salvó del pozo de la Segunda B en la última jornada de la temporada pasada. El Zaragoza, Mallorca o Valladolid siguen estancados en Segunda después de varios cursos sin poder optar al ascenso.

Tito y Muñiz entendieron que el Levante tenía que cambiar el chip, no pretender ser un equipo de Primera en Segunda. Necesitaba el club de Orriols reinventar una plantilla para competir en la categoría, invitando a jugadores a abandonar el club si no estaban con el debido compromiso. Deyverson y Camarasa forzaron su cesión al Alavés.

Por el contrario Morales, el destacado extremo, decidió quedarse y contribuir al regreso a la máxima categoría. 14 han sido las bajas y otras tantas las altas, destacando la incorporación y el rendimiento de Raúl Fernández en la portería y del centrocampista Campaña. El jugador sevillano, tras pasar por la Premier, Bundesliga, el Calcio y la Liga Nos de Portugal, está a sus 23 años explotando en Orriols. Al igual que los retornados a casa, Jason, autor de cinco goles y del ojito derecho de la afición granota, Roger, máximo goleador de Segunda con 10 goles. “Hay un buen vestuario, unido, con un gran ambiente, lo que pretendíamos conseguir”, se enorgullece Muñiz que mantiene alerta y enchufados a los 24 jugadores que conforman la plantilla. Queda un largo camino hacia Primera, de momento de rosas sin espinas para el Levante.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.