Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toni Kroos, entre seis y siete semanas de baja

El alemán sufre una fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho

Kroos, durante un entrenamiento del Madrid.
Kroos, durante un entrenamiento del Madrid. EFE

“Hoy ha vuelto Modric y estoy contento con su regreso. Casemiro ya está haciendo trabajo de campo, aunque sin balón, y su vuelta es cuestión de días. Luego queda el capitán (Sergio Ramos) y Pepe. Esperemos que no haya sorpresas durante el parón y todos vuelvan sin problemas”, decía Zidane el domingo tras la victoria contra el Leganés (3-0). De ese parón ha tenido que volver antes de tiempo Toni Kroos por una “fractura-avulsión de la base del quinto metatarsiano del pie derecho”, según anunciaba el parte médico emitido ayer por el Real Madrid.

Otro hueco para la titularidad de Mateo Kovacic

La sucesión de bajas en el centro del campo del Madrid abren de nuevo las puertas de la titularidad a Mateo Kovacic. El croata llegó en verano de 2015 por deseo de Rafa Benítez y, durante la pasada temporada, su adaptación se extendió en el tiempo por la falta de continuidad (nunca enganchó dos partidos seguidos de titular).

Con la llegada de Zidane en enero, Kovacic tampoco encontró hueco en una medular acaparada por Modric, Casemiro y Kroos. La secuencia de lesiones de los tres le ofrecen ahora otra oportunidad. “A Kovacic había que darle la confianza que necesitaba y que un jugador deber tener en el campo. Lo que está haciendo lo está haciendo muy bien y me alegro. Vino con confianza, con ganas de jugar y demostrar que puede. Quiere jugar y me lo está demostrando en cada entrenamiento”, dijo Zidane tras su titularidad ante Osasuna. Este curso, que comenzó como titular en Anoeta, suma 882 minutos repartidos en 13 partidos.

El centrocampista alemán recibió un golpe durante el partido contra el Leganés (su undécimo encuentro seguido y completo). No le dio la mayor importancia y, de hecho, salió del Bernabéu y se fue corriendo a Barajas para volar a Alemania y juntarse con sus compañeros de selección. Colgó una foto en su Instagram: “De camino a Alemania después del buen partido de hoy”. En la noche del domingo al lunes, Kroos empezó a tener dolor e hinchazón en el pie derecho y llamó a los médicos del Real Madrid. Estos volaron el lunes primero a Múnich y luego a Colonia para supervisar las pruebas médicas, las que han detectado la fractura.

Los primeros 10 días exigen inmovilización por lo que Kroos decidirá ahora junto al Madrid y a la selección alemana si volver ya mismo a España. El quirófano está descartado y el jugador seguirá un tratamiento conservador. Si todo va bien, regresará dentro de un mes y medio. Es baja, por lo tanto, para los duelos de Champions contra el Sporting y el Borussia Dortmund (en los que el Madrid se juega la primera plaza del grupo, la que permite jugar la vuelta de los octavos en casa), el derbi en el Calderón (19 de noviembre), el clásico en el Camp Nou (3 de diciembre) y el Mundialito en Japón (semifinal el día 15 de diciembre, final el 18). Regresaría ya para 2017.

De los cuatro centrocampistas de la plantilla, Kroos es el tercero que se lesiona (el único que no ha pisado la enfermería es Mateo Kovacic). Modric, que recibió un golpe en la rodilla el día del Espanyol, jugó los dos siguientes partidos con dolor hasta que una resonancia evidenció un problema en el cartílago. Pasó por el quirófano el 2 de octubre y regresó el domingo contra el Leganés (jugó media hora antes de irse con Croacia para los compromisos internacionales). Casemiro también recibió un golpe en Cornellá. Curiosamente, le sustituyó Kroos en el único partido en el que Zidane había decidido darle descanso. El brasileño, con una fisura en el peroné, es baja desde entonces y podría reaparecer en el Calderón para el derbi contra el Atlético.

Sin descanso

Kroos apenas ha tenido descanso esta temporada. Lleva 1.391 minutos, es decir, ha jugado el 97% del total. Solo se perdió la final de la Supercopa contra el Sevilla (acababa de empezar la pretemporada ya que debido a la Eurocopa sus vacaciones se alargaron), los últimos 20 minutos contra la Real Sociedad y los últimos 15 contra el Sporting (fue sustituido en ambos). Zidane no le dio descanso ni siquiera en la Copa contra la Cultural Leonesa. Ese día también jugó 90 minutos. ¿Le pidió jugar? ¿Por qué nunca descansa?, le preguntaron esa noche al técnico. “Kroos tenía que jugar porque en esta posición nos faltan jugadores [Casemiro y Modric, estaban baja]. La idea era quitarlo en el descanso, le pregunté y me dijo que quería jugar todo el partido”, contestó Zidane, que no acababa de ver a Kovacic como un recambio de garantías.

En los últimos dos meses, Kroos ha ejercido de capitán general. Le dijo a Zidane que no necesitaba descansar, que con un día de reposo entre un partido y otro él tenía suficiente. Quizás por eso dice que no se ve jugando con 35 años. Es la primera vez desde que está en el Madrid que el centrocampista alemán, de 26 años, sufre una lesión seria. El mejor pasador de la Liga (92% de acierto) y también el mejor asistente del campeonato (seis pases de gol) se ha visto ahora obligado a parar. Deja a la medular blanca en manos de Modric.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.