Máxima seguridad en Madrid para controlar a los aficionados del Legia

El operativo policial para el partido contra el Real Madrid contará con 2.000 efectivos; el conjunto polaco está castigado por el comportamiento de sus ultras

Aficionados del Legia en el primer partido de Champions. REUTERS

No son solo las bengalas las que preocupan. Los aficionados del Legia son de los más peligrosos de Europa y este martes desembarcan en Madrid. 4.000 de ellos visitarán el Santiago Bernabéu cuando, a partir de las 20.45, el equipo al que apoyan se enfrente al Real Madrid, último campeón de la Champions. La ciudad está al tanto y ha distribuido una nota de prensa especialmente para explicar el dispositivo de seguridad. Serán cerca de 2.000 los efectivos encargados de velar por ella. Participarán la Brigada Móvil de Caballería, Unidades de Intervención Policial (UIP), Guías Caninos, Subsuelo y agentes de la Oficina Nacional del Deporte de la Policía Nacional, así como Policía Municipal, Samur, Cruz Roja y vigilantes y auxiliares de seguridad del Club Real Madrid.

Más información
FIFA multa a Italia, Argentina y Brasil por el comportamiento racista de sus aficionados
Así combate (o no) la FIFA el racismo
Real Madrid - Legia: horario y dónde ver el partido

Los hinchas del Legia protagonizaron la primera jornada de esta Champions cuando su equipo recibió en Varsovia al Borussia Dortmund. Además del recibimiento al equipo con cientos de bengalas, grabado por miles de móviles de todos los sectores del estadio, los ultras se enfrentaron con la policía y les rociaron con gas pimienta. La UEFA decidió sancionar al club y, por ahora, jugará en Champions a puerta cerrada. Así recibirá al Madrid en noviembre.

No es la primera vez que el club es sancionado por culpa de los Teddy Boys 95, como se denomina el violento grupo. Han protagonizado varias batallas campales en distintas ciudades europeas, una en 2012 en Lisboa, cuando el Legia visitó al Sporting. También han sido sancionados en varias ocasiones por mostrar banderas ofensivas hacia la UEFA. Se los conoce por sus cantos racistas y xenófobos.

La ciudad de Madrid ya ha vivido episodios de discriminación este año cuando hinchas del PSV humillaron a unas señoras de origen gitano en la Plaza Mayor antes del partido de su equipo ante el Atlético por los octavos de final de la Champions. En aquella ocasión, la policía, que estaba custodiando la plaza, no hizo nada para detener la situación aunque esa misma noche arrestaron a algunos ultras.

Según la nota de prensa del Gobierno, "el dispositivo estará desplegado en torno al estadio, así como en las zonas próximas al recinto". "Por ello, se recomienda acudir al campo con tiempo suficiente para poder pasar los controles de seguridad y entrar antes de que comience el partido", añade.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS