Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “Mis jugadores son increíbles”

El técnico del Atlético destaca la “fuerza” de su equipo; Voro considera que el Valencia “compitió al máximo nivel”

Simeone y Germán Burgos GETTY IMAGES

Así te lo hemos contado en directo

El Atlético consiguió en Mestalla una victoria trabajada, de altura, ante un Valencia que busca reencontrarse, recuperado el ánimo, en el último servicio de Voro en el banquillo che. “Es un campo y un rival muy difícil que venía de conseguir dos victorias, con entusiasmo con la llegada de un nuevo entrenador, un grande. Todo eso genera energía, además de los penales parados por Alves que entusiasmaron el ambiente”, resaltó del rival Simeone amplificando así los tres puntos conseguidos en un escenario inhóspito. “Los nuestros son increíbles, sinceramente tienen una fuerza y una continuidad en el esfuerzo que no se premia”, redundó el Cholo con el compromiso de su equipo.

El adiós de Voro de la interinidad del banquillo de Mestalla fue agridulce, despedido por la grada y por la prensa con aplausos. Perdió el Valencia dando la cara. “Competimos al máximo nivel. Hemos hecho un gran esfuerzo ante un rival que está en un gran estado de forma y es un grandísimo equipo”, se consoló Voro que ha conseguido seis de los nueve puntos en juego dirigiendo el Valencia.

Después del intenso partido de Champions frente al Bayern del pasado miércoles, Simeone retocó con mesura el once dispuesto ante los alemanes, entrando de inicio Correa por Carrasco, Gameiro por Fernando Torres y Lucas Hernández por Godín, obligada la ausencia del charrúa que no pudo recuperarse a tiempo del esguince de tobillo. “Entendíamos que no estaba en condiciones de jugar”, aclaró Simeone. La duplicidad de competiciones exigentes hace mella en los equipos que aspiran a la excelencia como el Atlético que no podrá contar con Augusto Fernández prácticamente hasta final de temporada por una rotura de ligamentos. Sus compañeros le recordaron saliendo al terreno de juego con una camiseta roja que rezaba: “Ánimo Augusto”.

“Cuando terminó el partido, junté a los futbolistas y les dije que las fuerza nuestra es como grupo, seguramente tenemos un plantel muy competitivo, sobre todo si los futbolistas toman el lugar de hombres y entienden que siempre el equipo es primero”, se felicitó Simeone destacando uno a uno a sus futbolistas de ataque donde marca “la diferencia”, del Atlético.

El inicio del partido desmintió el desarrollo posterior. “El Valencia comenzó mejor”, reconoció Simeone. La salida intensa del equipo che hizo dudar en los primeros instantes al Atlético en Mestalla, un escenario históricamente complicado para los colchoneros. Al minuto siete, despertó el ataque rojiblanco, en una acción de Gameiro cuyo envío al centro del área de Alves fue rematado por Saúl llegando desde la segunda línea, abortando el portero brasileño la ocasión. El aviso del Atlético contuvo al Valencia obligado a recular ante la productividad ofensiva del conjunto del Cholo.

El partido daba para momentos de ambos equipos, los mejores del Valencia a través de Nani y Parejo, más coral y eléctrico el Atlético que se encontró al final del primer acto con un penalti decretado por el árbitro que se dejó engañar por Correa que se fue al suelo tras un ligero contacto con Nani. De nuevo Diego Alves venció en la guerra psicológica con el lanzador de la pena máxima, esta vez Griezmann. El francés también erró el pasado miércoles el penalti lanzado fuera ante el Bayern. Esta vez todo el mérito fue del portero del Valencia. “La parada de primer penal fue maravillosa, es una virtud del portero. Una parada tremenda”, disculpó Simeone a su estrella.

Ya en la segunda mitad, los cambios de Simeone surtieron efecto inmediatamente. Una transición rápida llevada por Carrasco, culminó con un disparo cruzado de Fernando Torres que Alves rechazó como pudo, quedando el esférico suelto para Koke que cedió a la llegada de Griezmann, embocó a gol el francés. Posteriormente Alves volvió a parar un penalti, esta vez a Gabi y el Atlético sufrió hasta el gol en el descuento de Gameiro. Una victoria de empaque en Mestalla.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información