Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El doctor que recupera las manos de los pilotos operará a Bruno Hortelano

El velocista será intervenido de nuevo este jueves en el Hospital Universitari Dexeus por Xavier Mir

Hortelano, en el Europeo en Ámsterdam, donde ganó el oro en 200m. Ampliar foto
Hortelano, en el Europeo en Ámsterdam, donde ganó el oro en 200m. AP

Bruno Hortelano, el mejor velocista español de la historia, campeón de Europa de 200m y semifinalista en los Juegos de Río, se someterá este jueves a una nueva intervención quirúrgica en la mano derecha, que quedó “en estado catastrófico” según el parte médico del hospital madrileño del 12 de Octubre, donde fue ingresado tras el accidente de tráfico que sufrió el pasado 5 de septiembre. Esta vez, sin embargo, será operado en Barcelona. El atleta, de 24 años, ingresó el martes por la noche en el Hospital Universitari Dexeus y quedó al cuidado del doctor Xavier Mir, traumatólogo experto en cirugía de la mano.

Mir, del Instituto Catalán de Traumatología y Medicina del Deporte (ICATME), que ha tratado las manos de muchos de los pilotos del Mundial de MotoGP, le hará el control y seguimiento de la lesión al español, afincado en EEUU. “Después de revisar la herida, se le realizaron diversas pruebas para valorar el alcance de las lesiones que presenta”, decía en comunicado del hospital. Este jueves, añadía, Hortelano “se someterá a una primera intervención quirúrgica para reparar dichas lesiones”. Una vez finalizada la intervención se emitirá un comunicado para actualizar el estado del paciente.

El velocista no podía estar en mejor lugar. El doctor Mir es uno de los doctores que conforman el equipo de intervención inmediata en MotoGP, está presente en todas las carreras del Mundial de motociclismo y está muy familiarizado con las lesiones que más sufren los pilotos. Y entre ellas, las más populares son las abrasiones en dedos y manos –a pesar de los intentos por mejorar la seguridad y los materiales de los que están hechos los guantes, la mejor movilidad que exigen los deportistas a menudo es un hándicap insalvable– y el tratamiento del síndrome compartimental, en el que es también todo un experto. Tratar la mano de Hortelano, que tenía varias falanges rotas y los ligamentos afectados, no le resultará nuevo.

Tras la primera intervención, el mismo día 5 de septiembre, Alberto Armas, representante del deportista, apuntaba a cuál había sido el principal problema, el meñique: “Le han realizado una limpieza de todas las zonas afectadas con pronóstico bueno. Le han reconstruido los extensores del segundo al quinto dedo. El meñique ha sido el único que no se ha podido reconstruir del todo”, decía. En las próximas intervenciones Mir y el equipo de doctores de la Dexeus deberá trabajar para recuperar la movilidad y la sensibilidad en la mano del mejor velocista español hasta la fecha.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información