Lopetegui: “Trataremos de no huir de la esencia de la selección española”

El nuevo seleccionador conversa con EL PAÍS sobre su proyecto de combinado nacional, el estilo, Casillas y la nueva generación de jugadores

España vs Liechtenstein Julen Lopetegui, en la Ciudad del Futbol de Las Rozas. Jaime Villanueva EL PAÍSFoto: atlas

Julen Lopetegui Argote (Asteasu, Guipuzkoa, 1966) debuta esta noche en partido oficial como seleccionador de España, ante Liechtenstein en el estadio Reino de León (20.45, TVE1). Su corpulencia de campeón rural vasco contrasta con un aire de niño reconcentrado que resulta natural en los tiempos que corren. La selección parece derivar desde 2014 hacia una crisis de identidad. La ronda de clasificación del Mundial de Rusia impone redescubrir la fórmula.

Pregunta. ¿El estilo de España ya está definido?

Respuesta. Sí, si entendemos por estilo definido al de un equipo que intenta crecer en torno a la pelota y ser protagonista para ganar los partidos explotando de la mejor manera las virtudes propias del jugador español. Lo que ocurre es que también queremos ser capaces de dar respuesta a los diferentes problemas y situaciones que se van a presentar en diferentes partidos con diferentes rivales. Cada rival tiene matices. Trataremos de tener otro tipo de soluciones pero siempre cerca de nuestro estilo.

Más información
La metamorfosis del 'Chino' Silva
El 'retoque' de Koke y Diego Costa

P. ¿Cree más en preservar este modelo español que parte del 4-3-3 del Barça o en construir al equipo en virtud de los jugadores que más en forma estén en cada convocatoria? Porque Del Bosque comenzó a incorporar gente como Azpilicueta, Costa o Morata, que jugaban en equipos con un modelo opuesto.

R. No hay ninguna verdad absoluta. No puedes darle la espalda a jugadores que estén en un momento extraordinario si crees que te pueden aportar cosas. Igual que no creo en los dibujos. Lo importante es cómo interpreten los jugadores el sistema. El 4-3-3 o el 4-5-1 por sí mismo no te dicen nada si no consideras el tipo de jugador de que dispones, cómo sienten los conceptos defensivos u ofensivos, y cómo los interpretan. Esto es lo verdaderamente importante y no el dibujo táctico. Hay que analizar cómo se desarrolla cada partido, porque a veces juegas con un 4-3-3 , pero no consigues crear superioridades con los movimientos que te están aportando esos jugadores en concreto. Entonces lo fundamental es el estilo de cada jugador y lo que interpreta en el campo en cada momento. Y en relación con la especificidad de cada futbolista, y de gente que puede no estar acostumbrada al modelo de España, diré que el que venga tiene que sentirse cómodo en torno a la pelota pero también aportarnos soluciones. Hay jugadores que tienen otras características y debemos ser capaces de mezclar esas cosas para tener diferentes soluciones.

P. ¿Entones no descartaría ceder la pelota al contrario para generar espacios que permitan correr a Costa o a Morata, dos de los mejores especialistas mundiales al contragolpe?

Queremos dar respuesta a los diferentes problemas y situaciones que se van a presentar en diferentes partidos con diferentes rivales

R. El propio partido te puede llevar a eso. Una cosa es lo que tú quieras y otra a donde te lleva el partido. Hay partidos en los que sí tienes esas posibilidades. Y debes ser capaz de castigar esos espacios. Por eso hablo de intentar conformar un equipo completo que pueda aportar distintas soluciones. Debemos mezclar posesión, amplitud y también profundidad, dependiendo de dónde nos defienda el rival, si más adelante o más atrás.

P. En otros modelos, el punta es la referencia que todos buscan desde que se inicia la jugada. Con España ha habido partidos en los que los delanteros han sufrido porque apenas tocaban balón. Incluso se han quejado de vivir metidos entre los centrales rivales mientras solo los centrocampistas tocaban y definían. Hay delanteros que han vivido la adaptación a este modelo casi como un castigo.

R. No creo que ningún jugador que venga a la selección se sienta castigado… Insisto: depende del partido. Hay rivales que se paran muy atrás. Nuestros delanteros no jugarán igual si nos defienden con diez en el área que con una línea de cuatro adelantada con 40 metros a las espaldas. Hay partidos en los que será difícil que un delantero intervenga, pero será decisivo que cuando lo haga, lo haga bien. A su vez, el delantero tiene otras facetas dentro del juego colectivo, aparte del contacto con el balón. Lo importante es que el juego colectivo sea como queramos y que luego cada jugador individualmente pueda aportar lo que lleva dentro. No queremos inhibir las características de cada uno. Si los hemos llamado es para que las exploten.

No creo en los dibujos. Lo importante es cómo interpreten los jugadores el sistema

P. ¿Hasta qué punto en esta selección el delantero puede condicionar el juego colectivo? Si este equipo ha funcionado mejor con atacantes como Villa, o incluso con Cesc de falso nueve, por qué tanto Del Bosque como usted han insistido en Costa y Morata, que responden al punta clásico. ¿No ha contemplado la posibilidad de llamar a Lucas Pérez o Iago Aspas?

R. No es cuestión de nombres. Villa y Cesc ya no están. Tanto Vicente como yo intentamos traer a los jugadores que entendemos que son mejores para lo que queremos. Evidentemente, hay gustos para todos. Pero para nada creo que un delantero vaya a marcar el juego del resto del equipo. Los delanteros van a tener que darnos las soluciones que esperamos de ellos, y si los hemos llamado es porque tienen ese potencial. No solo para marcar. Un delantero puede hacer un gran partido sin meter goles. Lo más importante es el funcionamiento colectivo con y sin balón. Eso llevará a que todas las individualidades salgan reforzadas, o no.

P. ¿Qué tipo de funcionamiento colectivo ha sido el que le ha permitido a Costa jugar bien contra Bélgica?

R. Hay partidos en los que las características de los jugadores son acordes. Diego hizo un muy buen partido, como el resto de sus compañeros. Estuvo enchufado con balón y sin balón. Jugó con mucha energía y concentración. La sensación es que disfrutaba en el campo y eso siempre es importante. ¿A qué obedece? No sé, es un jugador que nos gusta. Igual que es Alcácer, Rubén Castro, Aduriz… Igual que otros muchos jugadores que tienen posibilidad de estar aquí.

P. En su última etapa Del Bosque trataba de buscar soluciones a los partidos en los que los rivales se cerraban atrás, que eran la mayoría, y en los que con el toque no era suficiente para desequilibrar. ¿Le han cogido el truco a España?

Para nada creo que un delantero vaya a marcar el juego del resto del equipo. Van a tener que darnos soluciones

R. Todos los equipos tratan, como lo hacemos nosotros, de mejorar y de analizar a los rivales. Claro que es muy difícil, cuando llevas ganando mucho tiempo de una manera, el seguir ganando de esa manera, pero a su vez es un reto porque es una manera de jugar que es la que saca brillo a las figuras del fútbol español, los que más calidad tienen. Trataremos de implementar las situaciones en el juego que creamos, pero sin huir de la esencia. Que no se gane todo no significa que estemos tan mal, del mismo modo que antes tampoco estábamos tan bien. El fútbol no es así, los entrenadores entendemos cómo funciona esto. La línea entre ganar o perder no divide necesariamente a lo que está bien de lo que está mal.

P. ¿No hay tanta distancia entre la España ganadora y la perdedora?

R. Podría dar cientos de ejemplos. Portugal ha ganado una Eurocopa siendo tercera en la fase de grupos. En otro formato hubiera quedado fuera. En un torneo tan corto como una Eurocopa o un Mundial un detalle te marca el devenir. Dentro de los análisis que no son totalitarios ni absolutos, hay una realidad futbolística en la que no todo es tan malo ni tan bueno. Hay cosas buenísimas que trataremos de aprovechar y luego trataremos de hacer nuestro camino poniendo el énfasis en detalles que nos parecen importantes para que continuemos siendo competitivos sin desviarnos de nuestra manera de entender el juego.

P. ¿Su centro del campo ideal puede ser Busquets, Thiago e Iniesta?

Thiago es jugador de fútbol en todos los aspectos. Tiene el gen de los grandes

R. No hablaré de mi centro del campo ideal a nivel de nombres, pero evidentemente estos son jugadores que claro que nos gustan, y mucho. Y está Koke, Silva, o Mata, que también pueden jugar en esas situaciones sin ningún tipo de problemas, dependiendo el partido. Y seguro que hay muchos más. Por ejemplo, en Las Palmas, donde hay futbolistas como Roque Mesa o Jonathan Viera que tienen las cualidades de los que quieren jugar en torno a la pelota. Siempre me faltará mencionar nombres porque afortunadamente hay muchos más jugadores que pueden interpretar el fútbol de esta manera.

P. ¿Qué significa Thiago en su estrategia?

R. Es un chico que conocemos muy bien de las categorías inferiores y que tiene nuestra plena confianza. ¡Es jugador! Jugador de fútbol en todos los aspectos, y además creo que quiere seguir aprendiendo y mejorando. Cuando un futbolista llega a un nivel y lo mantiene y está en los equipos que está, no se lo regalan, es porque tiene el gen de los grandes jugadores y eso es importante porque es lo que te hace seguir creciendo. Pero no solo él, todos los que están aquí tienen ese gen. Eso es lo que tratamos de aprovechar, que no solo juegan bien, sino que también le dan muchísima importancia a cualquier pequeño detalle y esto puede ser definitivo en los torneos.

P. ¿Por qué usted necesita un coach?

R. No es que lo necesite, pero es algo sano, productivo y recomendable.

P. ¿Por qué decide no traer a Casillas?

R. Es una decisión que tomamos porque entendimos que era lo mejor en este momento.

P. ¿Pero es una decisión deportiva o va más allá?

R. Es una decisión que tomas después de analizar muchas cosas, pero sin menoscabo de lo que he dicho sobre la capacidad que tiene Iker. Él está compitiendo en un gran equipo, muy exigente, lo sé por experiencia, y está jugando la Champions. Lo he dicho más de una vez: no ha venido a esta convocatoria, pero nosotros vamos a estar muy atentos a todos los jugadores que puedan ser seleccionables, incluido Iker.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS