Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Scariolo: “Tenemos la ocasión de alcanzar un resultado histórico”

El seleccionador considera que España cumplirá su misión si consigue ganar el bronce ante Australia

Scariolo, Mirotic, Navarro y Rudy en el España-EEUU. Ampliar foto
Scariolo, Mirotic, Navarro y Rudy en el España-EEUU. Getty Images

El aroma a despedida impregna el aire en la Villa Olímpica de Río. Algunos jugadores de la selección española desayunan sentados en unas mesas a las puertas del McDonald’s. Una pareja de atletas lituanos les pide hacerse una foto. Aparece Sergio Scariolo. La expectación es escasa y concierne solo a una pequeña avanzadilla de periodistas españoles. No se va a hablar sobre la final ansiada. Tras la derrota de España ante Estados Unidos, ajustada en el marcador (76-82) pero nítida y sin paliativos, le toca valorar al seleccionador la situación previa al partido por el tercer puesto, ante Australia (16.30).

Se acerca al micrófono de la sala de prensa y, sin mediar pregunta, se arranca: “Queremos trasladaros nuestro estado de ánimo que no es otro que el de completar nuestra misión. Desde que nos clasificamos para los Juegos, en nuestra cabeza estaba la idea de conseguir una medalla, subir al podio. Estamos a un partido de cumplir la misión, de alcanzar un resultado histórico no solo este año, sino en la continuidad de todas estas temporadas. El equipo está unido, comprometido. La importancia de poder hacer algo tan grande es superior a los problemas físicos, achaques a todo lo que la competición conlleva para todo el mundo”.

Estamos mal acostumbradas tras dos últimas de plata. El objetivo es ganar una medalla que recordarás toda tu vida.

Sergio Rodríguez

La misión española consiste en superar a Australia en el partido por el tercer puesto y subir al podio olímpico por tercera ocasión consecutiva. “No sé cuántos equipos han subido al podio tres veces seguidas”, desliza Scariolo, “creo que no muchos. El objetivo es extremadamente atractivo”. Son cuatro los antecedentes a los que alude el seleccionador español: Estados Unidos, la URSS, Yugoslavia y Lituania.

Australia admiró por su juego y sus resultados. Hasta que llegó la semifinal, en la que fue barrida por Serbia (61-87). “Nos hemos fijado mucho más en el partido que jugaron contra Lituania (90-64, en cuartos de final). Es una foto mucho más fiel a como Australia ha sido durante toda la competición. Tuvo un mal día ante Serbia, pero la referencia son los partidos anteriores. Ese ante Lituania, y el partido ante Serbia en la fase de grupos (95-80), ante Francia (87-66) o Estados Unidos (88-98), al que puso las cosas complicadas. Esperamos la mejor Australia posible. Es un equipo fuerte, grande, que juega de manera dinámica, hasta atómico, con muchos jugadores de la NBA y con experiencia”. El quinteto inicial australiano está íntegramente por jugadores de la NBA: Dellavedova (Milwaukee), Mills (San Antonio), Ingles (Utah), Baynes (Detroit) y Bogut (Dallas).

Se adivina esencial para el duelo la medida en que australianos y españoles se recuperen de sus derrotas en semifinales. “El equipo no tiene por qué estar triste por haber cometido algún error. Le puso las cosas difíciles a Estados Unidos”, subraya Scariolo.

“El partido es muy importante para todos nosotros”, interviene Sergio Rodríguez. “Estamos motivados y confiados para luchar contra Australia. El partido que hizo Serbia contra ellos nos debe servir de ejemplo. Quizás en otros torneos es más relativo el tercer puesto, pero aquí sabemos lo mucho que cuesta conseguir una medalla. Tal vez estamos mal acostumbradas después de las dos últimas de plata. El objetivo es ganar una medalla que recordarás toda tu vida”.

España se ha enfrentado en siete ocasiones a Australia en competiciones oficiales, la última, en los Juegos de Londres hace cuatro años. Entonces venció la escuadra de Scariolo por 82-70. Cuatro días antes de su estreno en Río, ambos equipos jugaron un amistoso sin marcador. “Nos dieron un aviso de su calidad de su fuerza y de lo complicado que es jugarles, pero fue un partido a puerta cerrada en situación un poco especial. Su trayectoria en Juegos es suficiente para calibrarlos. Nadie, antes de que se enfrentaran en la semifinal contra Serbia, los hubiera querido ver ni en pintura”. España luchará por su cuarta medalla olímpica, tras las de plata en 1984, 2008 y 2012, Australia por la primera en la historia de su baloncesto. Poco después (20.30), Serbia y Estados Unidos disputarán la final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información