Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un paseo por las nubes

España estará representada en las semifinales olímpicas de baloncesto por sus dos selecciones, la masculina y la femenina. Permítanme soñar, #quierocreer y #creo

La piña española celebra el pase a semifinales
La piña española celebra el pase a semifinales afp

Hay que sacar pecho. ¡Nos lo hemos ganado! Por primera vez en la historia, España estará representada en las semifinales olímpicas de baloncesto por sus dos selecciones. La masculina y la femenina van a pelear por las medallas y eso es algo de lo que pocos países pueden presumir. Sólo recordamos que lo hayan hecho con reiteración los equipos norteamericanos. Después Rusia, Australia… y poco más.

Hemos vivido dos partidos de cuartos bien distintos. El de las chicas fue de infarto hasta el último segundo. Bonito pero muy sufrido y con victoria en el último tiro, decidido con esa canasta que cualquier jugadora sueña con meter en su vida.

Lo de los chicos… Podría decir que ha sido como darse un paseo triunfal en plenos Campos Elíseos o por las nubes directamente. Barrieron de principio a fin a uno de los enemigos más fieros que ha tenido esta selección en los últimos años. Francia, como España, ha llegado a estos Juegos Olímpicos sabiendo que se acercaba al final de un ciclo y vimos cómo antes del partido se mostraron muy fieros. Querían saldar cuentas del último Europeo pero cuando acabaron las palabras y empezó el juego la realidad les borró del mapa. La selección española estuvo inmensa. Todos y cada uno de los integrantes jugaron de 10 y, no voy a engañar a nadie, me he divertido tanto viendo el partido como leyendo los mensajes y tuits de la gente una vez que ha terminado. Así sí me gustan las redes, cuando encuentras gente que tira de ingenio.

España estará representada en las semifinales olímpicas de baloncesto por sus dos selecciones, la masculina y la femenina. Permítanme soñar, #quierocreer y #creo

Estamos ante una selección que ha dado tanto al deporte español, que ha llevado tan alto la marca España, que no podían marcharse de otra manera que no fuera luchando por ganar una medalla. Como han hecho desde que era júniors, peleando por estar en lo más alto. Esta generación ha escrito la historia durante 17 años. ¡Cuántos jóvenes llevan viendo a España ganar y ganar sin parar gracias a ellos! Porque la selección de baloncesto nos ha hecho partícipes de sus victorias y por eso era injusto enterrarlos antes de tiempo. En realidad se van a ir cuando ellos quieran y en lo más alto. Así son de grandes.

Ahora nos veremos las caras contra un dream team venido a menos y que en estos Juegos Olímpicos se han mostrado más humanos que en los anteriores. Sí, es cierto que no están los mejores pero tampoco olvidamos que son jugadores de primerísimo nivel que quizá ahora se encuentran con que el baloncesto europeo también avanza y se acerca cada vez más a la NBA. Los partidos ante Australia, Serbia o Francia lo han demostrado así que, ¿por qué no soñar y pensar que a la tercera puede ir la vencida?

Como en otros campeonatos esta selección ha ido de menos a más, así que parece que llegamos en el mejor momento. Permítanme ilusionarme y soñar con las dos selecciones en las dos finales porque no me quiero bajar de la nube, soñar es gratis y a veces se convierte en realidad.

Mientras vivimos esos momentos no puedo dejar de dar las gracias. A ellos por lo que nos han dado y aun nos pueden dar. A ellas, por lo que nos están dando y lo que nos van a dar en el futuro. Hoy yo #quierocreer y es que además #creo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información