Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exceso de centrocampistas en el Barcelona

El club azulgrana, consciente de la aglomeración de medios, valora traspasar a Arda Turan y Samper

Neymar, Luis Suárez y Arda Turan, en un entrenamiento del año pasado. Ampliar foto
Neymar, Luis Suárez y Arda Turan, en un entrenamiento del año pasado. EFE

La consigna del área deportiva del Barcelona, después de acusar la sanción de la FIFA por fichajes irregulares de menores, era bajar la media de edad de la plantilla para también tener un fondo de armario más amplio, toda vez que en el curso anterior el técnico Luis Enrique encontró un once de gala inamovible salpicado por dos o tres jugadores que acudían al rescate en momentos de bajas. “Necesitábamos completar el plantel, tener recursos para los momentos de apuros que siempre ocurren a lo largo de una temporada”, esgrimen desde las oficinas del club azulgrana, conformes con las incorporaciones. Denis Suárez (22 años), Digne (23), Umtiti (22) y André Gomes (22) expresan la voluntad de rejuvenecer al grupo. Pero también originan un efecto dominó que desde el club deben resolver antes de comenzar el ejercicio: por un lado, tienen que vender efectivos porque ya cuenta con 27 fichas del primer equipo —el máximo permitido son 25— y no se ha cerrado la carpeta de fichajes; y por el otro, se han impuesto aligerar la zona media, donde hay un claro exceso de jugadores.

"Se busca un delantero joven, bueno y con experiencia en la Liga", dicen desde el club azulgrana

La Juventus negoció con André Gomes, que pidió mucho dinero, y pronto descartó su incorporación. Más cerca estuvo el Madrid, pero tampoco se cerró la operación y lo festejó el Barcelona, que en pocos días ha conseguido su firma. Su llegada, sin embargo, subraya el overbooking de centrocampistas en el club azulgrana porque se añade a Busquets, Samper, Iniesta, Rafinha, Rakitic, Denis Suárez, Arda Turan y Sergi Roberto, que se presupone que competirá como lateral derecho con Aleix Vidal. Nueve futbolistas para tres puestos cuando en el curso anterior había seis, los mismos que hace dos años porque Xavi ocupaba el puesto de Arda. En la temporada 2013-2014 y en la anterior, el número de medios ascendió a siete, con Cesc, Jonathan Dos Santos, Song y Thiago como protagonistas.

China no interesa

“Ahora sobra algún futbolista en el centro del campo”, admiten desde el Barcelona. Uno es Sergi Samper, que firmó recientemente la ficha del primer equipo pero al que se le busca una salida en forma de cesión o de venta con la opción de recompra porque Luis Enrique cree que le alcanza con Mascherano como recambio de Busquets. El otro es Arda Turan. El futbolista, fichado en la temporada pasada, llegó al mismo tiempo que el patrocinio de Beko, empresa turca de electrodomésticos que gastará 40 millones en cuatro temporadas, mediante una contratación con prisas y a través de una comisión gestora que actuó durante las elecciones presidenciales. “No se hace nada sin la aquiescencia de Luis Enrique”, recuerdan desde las oficinas del Barcelona. Aunque no es fácil encontrarle equipo, dado que cobra un sueldo generoso y de momento sólo ha llegado una oferta desde China. “Pero allí no se quiere ir”, revelan desde la ciudad deportiva.

El que no se moverá es Rakitic, por más que su exagente escribiera ayer en su cuenta de Twitter: “Es hora de irse…”. Así lo aclaran desde el entorno del jugador: “Iván es feliz en el Barcelona y sabe que lo valoran. No se va a ir a ninguna parte”. Pero desde el club sí que filtran que hay jugadores que apenas cuentan para el entrenador, como Tello, Douglas, Montoya y Adriano. “De nuevo, es complicado traspasarlos por sus salarios porque sólo están al alcance de clubes muy potentes. Pero quedan bastantes días para cerrar el mercado y somos optimistas”, señalan desde la entidad azulgrana.

Lo que sí tiene claro el área deportiva azulgrana es que quiere fichar a un delantero centro. “Extremos no nos hacen falta porque ahí pueden jugar medios como Iniesta, Rafinha y Denis Suárez, además de Munir, que renovó esta semana”, recuerdan desde el club. Incluso Luis Enrique, siempre renuente a posicionarse en asuntos de mercado, se posicionó el pasado jueves: “Opciones de banda tengo muchísimas. Lo que busco es un delantero puro que pueda llegar al gol con facilidad. Uno que pueda estar más cerca del área, con olfato”. Y el Barcelona, una vez que el Manchester City desembolse 32 millones por Gabriel Jesús —futbolista que quería el director deportivo Robert Fernández—, ya ha definido su apuesta. “No traeremos a ningún brasileño porque sería arriesgado. La idea es un jugador joven, bueno y con experiencia en la Liga”, exponen desde el Barça. Por lo que Vietto, que parecía haber dado calabazas al club para ir al Sevilla, pero que no es así por el momento, es el primer objetivo. “Al Barcelona quieren venir casi todos”, recuerdan desde la entidad, reacios a creer que un jugador no firmaría por ellos a sabiendas de que tendrá pocos minutos porque Messi, Luis Suárez y Neymar copan la delantera.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.