Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Rodríguez: “No me molesta que digan que soy un hombre de Del Bosque”

El jugador del Chelsea fue uno de los nombres más cuestionados cuando el seleccionador español ofreció la lista de la Eurocopa

Pedro, con España. Vídeo: LUIS SEVILLANO

Pedro Rodríguez (Tenerife, 28 años) fue uno de los nombres más cuestionados cuando el seleccionador Vicente del Bosque ofreció la lista de la Eurocopa. Tras dejar el Barcelona, “sabía que iba a jugar poco”, arrastrado por la mala temporada del Chelsea, su presencia en esta selección ha sido muy discutida. Para Del Bosque, “Pedro es Pedro”, un jugador que le ha dado todo desde que lo citara para el Mundial 2010 y se convirtiera en una de las revelaciones de la selección. Contra la República Checa, con 0-0 en el marcador y el reloj apretando, el técnico no dudó en tirar de él. Pedro participó en la jugada del gol y trató de devolverle la confianza con sus armas de siempre: Velocidad, desborde y centros.

Pregunta. Ha sido uno de los jugadores más discutidos en la lista.

Respuesta. Ha sido un mal año en general para todo el Chelsea, pero también hay jugadores de mi equipo que han venido aquí y no se ha comentado nada. No me importa, aunque también es cierto que había futbolistas que venían jugando bien en sus equipos y que no están aquí y era lógico, entre comillas, que se hablara de todo esto.

P. ¿Percibe que no se respeta su trayectoria en la selección?

R. Siempre me ha pasado esto en mi carrera. Se cuestionaba mi trabajo y he tenido que luchar contra eso, pero he tenido la cabeza fría y me he callado muchas cosas. Trabajando y con el apoyo de mis compañeros, lo he superado.

P. ¿Es un luchador?

R. Sí, si no podría estar ahora aquí, ni hubiera hecho cosas que he podido hacer.

P. ¿De dónde le viene esa lucha?

Nunca me ha molestado que digan que soy de un entrenador o de otro. Yo hago mi trabajo y ellos son los que deciden"

P. De casa, mis padres siempre me han transmitido unos valores y doy gracias ello. Tengo un buen entorno familiar y de amistades. Me gusta escuchar a la gente, cómo se viven las experiencias de competir en un vestuario de alto nivel cuando tienes una competencia alta. La única forma que hay es trabajar y luchar porque en este mundo por desgracia ves muchas codas que son injustas y no puedes hacer otra cosa.

P. ¿Le llega a molesta que digan que es un jugador muy de Del Bosque?

R. No me molesta, nunca me ha molestado que digan que soy de un entrenador o de otro. Yo hago mi trabajo y ellos son los que deciden, con unos he podido jugar más y con otros menos. Es ley de vida y de fútbol. Con Vicente hay que trabajar y adaptarse a lo que te pueda pedir, un día jugar de lateral, otro delantero y dar lo mejor de ti con la mejor cara porque somos 23 y todos queremos jugar.

P. ¿Qué le pide ahora Del Bosque?

R. Lo de siempre, él intenta ensanchar el campo conmigo, buscar velocidad, centrar balones al área, ayudar de cara al gol y en labores defensivas. Estoy dispuesto.

P. ¿Qué ve de la España del Mundial 2010 en la que usted debutó y en esta de ahora?

R. Hace seis años todos llegábamos en plenitud física. Había jugadores muy importantes a los que buscarles el relevo ahora es complicado. Es difícil encontrar gente como Xavi, Alonso, Villa, Puyol… Ahora han venido otros jugadores con mucha frescura y ganas que también nos darán solidez. Es una generación muy buena.

Pedro bromea con Jordi Alba durante un entrenamiento.
Pedro bromea con Jordi Alba durante un entrenamiento. EFE

P. Del Bosque ha transmitido que tienen muy claro a qué van a jugar, pero en les sigue costado el gol.

R. Tenemos jugadores para hacer goles, para jugar bien. A lo mejor en algunos partidos no hemos tenido ese acierto. La idea de juego es clara y marcada, eso no quiere decir que no utilicemos variantes.

P. ¿Qué les cambia de jugar con Morata o con Aduriz?

R. Morata es más para tirarle balones al espacio y Aduriz para buscar más centros al área y aguanta un poco más balón.

P. Diego Costa, su compañero en el Chelsea, se ha quedado fuera.

R. Estaba decaído, tenía ganas de poder estar aquí. Se estaba cuidando para llegar en las mejores condiciones y la lesión fue una lástima. Se podía haber recuperado antes del inicio del torneo y haber estado aquí, pero el míster tomó una decisión y hay que respetarla.

P. De usted se esperaba que el juego de ida y vuelta de la Premier le fuera bien.

R. Les gustan los extremos rápidos, muy verticales que centren mucho al área. Me estoy adaptando a ese juego, que es muy físico y muy competitivo . No he jugado mal, evidentemente, hemos quedado décimos y ha sido un mal año para todos. Nuestra estrella, Hazard, ha conseguido tres goles… Tuvo lesiones, yo también estuve algunos meses parados. Fue un año extraño en el que llegamos a estar en posiciones de descenso, Destituyeron al entrenador…. Es un año que yo nunca había vivido en mi carrera que me ha servido para mejorar mentalmente y estar más unido al grupo. A partir de ahí, creo he hecho algunos partidos muy buenos.

Es un año que yo nunca había vivido en mi carrera que me ha servido para mejorar mentalmente y estar más unido al grupo"

P. ¿Con qué se queda de ese aprendizaje en los malos momentos?

R. Con las reuniones con Terry hablando con todos los jugadores, con la afición que no paraban de animar aunque fuéramos en el puesto 16. Es sorprendente, creo que en España eso no podría pasar.

P. ¿Es cierto que allí la intensidad se la dejan más para los partidos que para los entrenamientos?

R. Sí, los partidos son muy competidos, cualquier equipo de la zona baja gana a los primeros. Se pierden muchos puntos y eso demuestra la dificultad de la Premier. Si no, el Leicester no podría ganar. Gana porque trabajan mucho, son competitivos y tienen dos o tres jugadores que marcan las diferencias.

P. ¿Qué tal le fue con Mourinho?

R. Ha sido un entrenador importante para mí con el que he aprendido cosas sobre todo a ni vel de vestuario. Fue una lástima que le echaran, pero los resultados no eran buenos.

P. ¿Se arrepiente de haberse ido del Barcelona?

R. No me arrepiento, me costó, fue una decisión dura difícil porque es el club de mi vida, pero sabía que iba a jugar muy poco. Luis Enrique hace pocos cambios y además debía competir contra tres grandes jugadores. Sabía que mi camino se acortaba. He ido al Chelsea y tanto con Mou como con Hiddink he jugado. Al final he podido estar aquí, que era uno de los objetivos equipo.

Más información