Eurocopa 2016

Presunción de inocencia en La Roja

Del Bosque y los jugadores arropan a De Gea, que se muestra tranquilo ante la posibilidad de ser titular mañana ante la República Checa tras ser implicado por una testigo en un caso de abusos sexuales

Del Bosque dirige un entrenamiento.
Del Bosque dirige un entrenamiento.LUIS SEVILLANO

Sin estar denunciado ni citado por la justicia para declarar, la presunción de inocencia en el caso de David De Gea se ha impuesto en el seno de la concentración de la selección española en la Isla de Ré. Del Bosque, sus jugadores y los directivos de la Federación han evitado prejuzgar al guardameta del Manchester United y han optado por apoyarle una vez escuchada su versión de los hechos. La gravedad de las informaciones aparecidas el viernes —una investigación policial le relaciona con un supuesto caso de abusos sexuales junto al empresario del porno Torbe y al jugador del Athletic Iker Muniain—, movilizó al grupo en torno al jugador, que fue escuchado por todos.

Más información

Del Bosque fue de las primeras personas con las que habló De Gea nada más saltar la noticia en el hotel de concentración. El seleccionador escuchó su versión y la aceptó. “Ha dado las explicaciones que debía y ha dejado claro que no tiene nada que ver con este asunto. Lo dijo también a toda la plantilla. Nos hemos reunido todos y el chico, con sinceridad y tranquilidad, ha dado la explicación de que no tiene nada que ver con este asunto. Vamos a darle afecto”, aclaró Del Bosque en el programa Estudio Estadio.“De Gea está muy bien, estaba tranquilo cuando hablamos con él. Ya ha hablado y ha explicado lo que ha pasado. Queremos ayudarle y darle nuestro apoyo. No es algo que nos vaya a desestabilizar aunque no llegue en buen momento. Tiene la cabeza fría, es un gran profesional, y eso es lo más importante”, dijo Pedro este sábado.

Gerard Piqué ha sido uno de los jugadores más cercanos al meta. Desde un primer momento, De Gea se empeñó en dar la cara en contra de la opinión de algunos miembros de la expedición federativa, que preferían que hubiera emitido un comunicado en la web oficial sefutbol.com. Sin embargo, Piqué animó a De Gea en su decisión de sentarse ante la prensa, al igual que sus asesores. Todos, incluido el jugador, prefirieron que diera la cara antes que quedar oculto bajo la frialdad de un comunicado. Incluso no se descartó inicialmente que mantuviera una cita breve con las televisiones españolas desplazadas, pero al final se prefirió que compareciera ante todos los medios.

El asunto, peliagudo, ha quebrado la calma reinante que parecía ir de la mano del remanso de paz que es la isla, y ha elevado la dificultad de la decisión que debe tomar Del Bosque. Si sentar a Casillas mañana ante la República Checa era ya una decisión complicada, ahora la complejidad ha aumentado de forma considerable en las dos direcciones. Si el elegido es De Gea, el foco sobre el jugador será notorio antes y después del partido, en el que cada error que pueda cometer será relacionado directamente con su estado anímico. Si finalmente no jugara ante los checos, habrá interpretaciones que apunten a que el escándalo ha terminado por afectarle.

El destino de Casillas

La titularidad de Casillas supondría otro golpe del destino a su favor. En el Mundial de Corea y Japón 2002, cuando el elegido para ser titular por Camacho era Cañizares, este se cortó el pie con un bote de colonia en la concentración previa al viaje. Días antes, Casillas contemplaba en Glasgow desde el banquillo la final de la Copa de Europa cuando César se lesionó y pudo convertirse en el héroe de la victoria ante el Bayer Leverkusen (2-1) con dos paradas prodigiosas. Meses antes del Mundial de 2014, Valdés amenazaba seriamente su titularidad en la selección hasta que se rompió la rodilla en marzo. De Gea ha transmitido a sus allegados que durmió bien la noche del viernes y que se encuentra preparado por si Del Bosque decide alinearle. Lo mismo que el seleccionador, el futbolista trata de dar normalidad a la situación dentro de lo posible sin cambiar sus rutinas diarias. Solo se ha desconectado de las redes sociales para no descentrarse. Sabida es su capacidad para aislarse y mostrar calma en momentos de máxima tensión. Esa virtud es apreciada desde que dio el salto al profesionalismo. Debutó en el Atlético con 18 años y siempre afrontó con una insultante tranquilidad colocarse bajo los palos del Calderón. Este curso no le pesó defender la portería del United al poco del esperpéntico episodios de su fallido fichaje por el Real Madrid. Bromear en los córners o preguntar resultados de la Liga en los descansos de partidos de alta exigencia están entre esos detalles que hablan de un portero de hielo.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50