Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El menhir de Djokovic

El número uno (6-2, 6-1 y 6-4 a Thiem) está a un paso de ganar todos los grandes y cerrar el Grand Slam, por cuarta vez en cinco años. El domingo afronta a Murray (6-4, 6-2, 4-6 y 6-2), novel en la final de París

Djokovic celebra su victoria ante Thiem.
Djokovic celebra su victoria ante Thiem. Getty

Ayer, 3 de junio, fue el cumpleaños de Rafael Nadal. Pero apeado este, como consecuencia de una lesión en la muñeca izquierda que le hizo renunciar después de la tercera ronda, la lógica siguió su curso y deparó un encuentro definitivo entre Novak Djokovic y Andy Murray. Esto es, el jerarca absoluto contra un aspirante novel en las lides de una final en París. El primero superó sin mayor apuro (6-2, 6-1 y 6-4, después de 1h 48m) al joven Dominic Thiem, mientras que el escocés expulsó (6-4, 6-2, 4-6 y 6-2, tras 2h 35m) a quien hasta ayer defendía el cetro francés, Stan Wawrinka.

“Es algo grande para mí, especialmente con los jugadores de mi era. No ha sido fácil”, destacó Murray, el primer británico que disputará la final de Roland Garros desde Bunny Austin lo hiciera en 1937. “Perdí tres semifinales, dos con Rafa y el año pasado con Novak. Ganar a Stan, que ha ganado el torneo previamente, significa mucho también”, prolongó el de Dunblane, que antes de llegar a París venció a Nole en Roma y que a lo largo de este torneo ha sido sometido a varios test de supervivencia, del primer día —estuvo a solo dos puntos de la eliminación, contra el veterano Radek Stepanek— hasta ayer, frente al último campeón.

Para Djokovic, mientras, el escenario no será nuevo. Afronta su cuarta final en la Chatrier y la oportunidad de cerrar el círculo del Grand Slam, con el que sería su 12º éxito en un major. El de Belgrado juega contra Murray, el número uno contra el dos, pero juega por encima de todo con un menhir en la espalda, ya que por cuarta ocasión en cinco años, el serbio está a una sola victoria de ingresar en el selecto club de jugadores que se han coronado en las cuatro grandes plazas (Melbourne, París, Wimbledon y Nueva York). El grande francés es el único que se le resiste, después de ceder en dos finales contra Nadal y el año pasado con Wawrinka.

Por otra parte, este sábado, después de la final femenina, los españoles Feliciano López y Marc López tendrán la oportunidad de adjudicarse el trofeo de dobles. Para ello tendrán que superar a los hermanos Bob y Mike Bryan. El único dúo español que ha logrado el triunfo por parejas fue el formado por Emilio Sánchez Vicario y Sergio Casal, en 1990.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información