Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casillas o una Champions en Austria

El capitán de España se ha incorporado este mediodía a la concentración y seguirá por televisión el partido junto al resto de internacionales

Final de Champions League 2016
Casillas en una imagen de archivo. AP

A tiempo para la charla que Vicente del Bosque había fijado para el mediodía han llegado a Schruns (Austria) el segundo contingente de los futbolistas convocados para la Eurocopa por el seleccionador español. Son aquellos que disputaron finales de Copa el pasado fin de semana con sus equipos, a saber los futbolistas del Barcelona, Bayern Múnich, Juventus, Sevilla, Manchester United y del Oporto. Eso significa que al Valle de Montafon llegaron Iniesta, Piqué, y Jordi Alba, en un coche de gama alta, procedentes del aeropuerto de Saint Gallen, y pocos minutos después Busquets y Thiago. A los cinco minutos, lo hicieron De Gea y Casillas en un tercer vehículo, y más tarde, en otro automóvil, Morata y Rico, todos listos para empezar a entrenarse a las órdenes del seleccionador esta tarde, tras comer, charlar con los compañeros y paliar el madrugón con una buena siesta. El seleccionador no tiene previsto utilizar a ninguno de ellos en el amistoso del domingo con Bosnia.

El capitán de España, Iker Casillas, tres veces campeón de Europa con el Real Madrid, verá la final por televisión, tras vivir las últimas tres sobre el césped. Hace 16 años, en su primer curso en el equipo blanco, la temporada 1999-2000, el portero que no quiso ser galáctico, logró La Octava. Fue su primera Champions y fue en Saint Denis, en París. Ganó dos más, la de Glasgow, en  2002, con 15 minutos que le convirtieron en héroe, y la de 2014, en Lisboa, contra el Atlético de Madrid,una  final que se repite hoy y que vivirá ante el televisor, entre confesos madridistas, como Del Bosque, su ayudante Toni Grande, la jefa de prensa, Paloma Antoranz, o sus compañeros Asensio y Diego Llorente, que ha jugado este año cedido en el Rayo y que ayer no se escondió al reconocer que tiene claro su deseo: “Que gane el Madrid”, dijo en rueda de prensa.También habrá mucho culé, como su amigo Piqué, encabezando la delegación azulgrana, y otros que no se decantan, como Iñaki Williams: "Que gane el mejor, que gane el fútbol", decía ayer el delantero del Athletic.

“Esperemos que sea un buen espectáculo ya que representan al fútbol español. Encima son dos equipos de la capital, yo soy madrileño y deseo que el nombre de Madrid esté en boca de todo el mundo. No creo que haya favoritos, lo sé por experiencia”, recordó Casillas antes de volar a Austria. “Pero si hay que decantarse por un lado yo me decanto por el lado blanco”, añadió, lógicamente. En ausencia de Busquets, que heredó de Puyol la organización de este tipo de apuestas, hasta ayer en la sede de selección en Schruns no se había organizado porra sobre el partido, que en este pueblo de 3.000 habitantes podrá verse en una zona habilitada por el ayuntamiento en pantalla gigante.

El portero ganó la primera de sus tres finales con el Madrid hace 16 años, en París, contra el Valencia.

Campeón del Mundo, y dos veces de Europa con La Roja, cinco veces de Liga, una de la Copa de España, además de haber levantado 3 copas de Europa, 4 Supercopas de España, 1 Supercopa de Europa, 1 Copa Intercontinental con el Madrid, poseedor de un Trofeo Zamora, del Guante de Oro del Mundial de 2010 que le señala como mejor arquero del certamen, el que fue nombrado cinco años Mejor Portero del Mundo por la IFFHS, verá el partido esta noche, junto al resto de los internacionales, en Schruns, rodeado por los porteros -David de Gea, Sergio Rico, Asenjo y Pau López- que le mirarán como se mira a los ídolos. Aunque ya no juegue finales y las vea en la distancia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información