Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “Me encanta tener 113 años de historia sobre mi espalda”

El técnico del Atlético asume la presión y lanza otro de sus lemas: “si se insiste, se puede”

Simeone, durante el entrenamiento.

“¿Presión?”. “Me encanta tener 113 años de historia a mi espalda”. Hay dos palabras con las que Simeone ha combatido en las dos semanas previas a la final: revancha y presión. La primera la eliminó inculcándole a sus jugadores el discurso de que esta era una segunda oportunidad con el objetivo de no rememorar más de la cuenta lo sucedido en Lisboa. La presión la ha combatido asumiéndola con naturalidad. Se ve el entrenador atlético ante otra oportunidad histórica y la conquista de la primera Copa de Europa para el Atlético le trasladaría a una dimensión cercana a la inmortalidad en el santuario rojiblanco, si es que ya no ha alcanzado ese grado.

Jugar una final es algo fantástico y ganarla, es supremo. Todo lo que te da una final te prepara para tener experiencia y vivir esos momentos"

Esta segunda final ha situado al Atlético a un escalón de Real Madrid, Bayern y Barcelona. La sensación es generalizada por lo que se respiraba ayer en la sala de prensa de San Siro, donde Simeone así lo admitió: “La continuidad en los éxitos deportivos del club, el trabajo de la masa social te acomoda en uno de los lugares privilegiados, entre los mejores de Europa. Lo he dicho cuando me preguntaban por los jugadores que se marchaban. Hay muy pocos equipos mejores que el Atlético. Están el Bayern, el Real Madrid, el Barcelona y después estamos nosotros. Hay una idea de equilibrio, de trabajo, tenemos una competencia interna enorme que nos posiciona en un lugar privilegiado hacia afuera y la única manera de sostener es lugar es ganando”.

La comparecencia de Simeone estuvo muy marcada por todo lo que supone y significa esta final para el Atlético y para él. “Jugar una final es algo fantástico y ganarla, es supremo. Todo lo que te da una final te prepara para tener experiencia y vivir esos momentos”, dijo el técnico antes de soltar uno de sus lemas: “Insistir, volver a trabajar, reinventase, cambiar futbolistas, pero no cambiar el compromiso, cuando repites, repites y repites y eres insistente, se puede. Hay 10 futbolistas distintos de la final de Lisboa, la capacidad de reinventarse es lo más valioso de este club, todo trabajan en consecuencia de seguir creciendo y mejorando, cuando se insiste, las situaciones aparecen”.

Fernando Torres entrenando en San Sirio. ver fotogalería
Fernando Torres entrenando en San Sirio.

Simeone espera un partido de alto voltaje en el inicio, para después irse acomodando a las situaciones del que salga ganador de ese intrépido arranque del juego que prevé: “Espero el arranque muy intenso, equilibrado. La presencia de Casemiro a les da una virtud para poder agruparse mejor tras la perdida de la pelota y mantener su fortaleza”. Ese primer tramo lo considera clave Simeone “ya sea nosotros para poder presionar y salir y calculo que ellos, igual. Es posible que en el inicio del juego el Madrid proponga más”. Sin embargo, Simeone cree que durante muchas fases del partido, el Madrid jugará a la contra: “Así jugó contra el City. Muchos piensan que jugar de contragolpe es malo, posiblemente se puedan presentar distintas situaciones, pero está claro que el Madrid, con espacios, es muy peligroso”.

Preguntado por las supersticiones tras haber cambiado todas las rutinas, Simeone pareció molesto por todo lo que se ha hablado de sus cábalas en estos días previos: “Eso es subestimar el trabajo que hacemos”. Con las críticas al estilo del Atlético que ha hecho Ronaldo Nazario, se mostró respetuoso como siempre: “El fútbol es maravilloso, porque como en la religión y en la política, todos pueden opinar. A estas alturas, eso no me enfada”, concluyó

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información