Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nike salva las cuentas del Barça

El club azulgrana renueva el acuerdo con la marca deportiva a razón de unos 155 millones anuales hasta 2026

Los jugadores del Barcelona, en la Ciudad Deportiva.
Los jugadores del Barcelona, en la Ciudad Deportiva. REUTERS

El Barcelona y la marca deportiva Nike cerraron en la madrugada del sábado un acuerdo que revisa y mejora el actual, vigente hasta 2018, y fija las condiciones hasta el 2026, por el cual el Barcelona pasará a ser “el club mejor pagado del mundo”, según reconocen fuentes azulgrana. Por ese pacto, anunciado en un comunicado del club a las 02.19 horas, la firma de Portland (EE UU) se convierte en el primer socio comercial del club catalán, que percibirá unos 155 millones de euros por curso, en base a un fijo de 100 millones anuales más variables en concepto de ventas y de la explotación de los derechos de concesión de licencias y de la gestión de las tiendas oficiales del club, cuyo control recupera la entidad.

El acuerdo mejora un 20% los emolumentos a percibir por las dos temporadas que quedaban por cumplir de contrato, que llegaron a 65 millones en la pasada campaña gracias al triplete. Así, alcanzará casi los 100 en las dos próximas temporadas, disparándose a partir del 2018, hasta unos 155 por año. El Barça superará el acuerdo de Adidas con el United, que hasta ahora era el club mejor pagado, a razón de 103 millones al año. “Con este acuerdo ampliamos una alianza estratégica para el club y reforzamos nuestra proyección global”, dice el presidente Josep María Bartomeu.

Camisetas sin publicidad

La firma supone un alivio para Bartomeu y sus directivos, condenados a cumplir los requisitos marcados por el control financiero y con el objetivo autoimpuesto de alcanzar mil millones de ingresos anuales a partir de 2021. Sin encontrar un patrocinador para las camisetas, algunos directivos empezaban a asustarse por el desfase en el beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros, el llamado Ebitda, que supera casi en un punto el tope fijado por la junta. Lo que obligaría a la directiva a avalar los presupuestos con su patrimonio. A falta de dar con un patrocinador principal para la entidad, Nike comercializará durante la campaña de verano sin publicidad, toda vez que el acuerdo con Catar termina en poco más de un mes y Bartomeu rompió el acuerdo al que había llegado el ex vicepresidente económico de la entidad, Javier Faus, antes de las elecciones presidenciales, el pasado mes de julio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.