Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Copa del Camp Nou, tras vencer a Guardiola

El Sevilla ganó su último título copero en casa del Barcelona y siendo el primero en derrotar al equipo de Pep en un torneo

Final de la Copa del Rey Ampliar foto
Jiménez da instruciones en el Barça-Sevilla de 2010. EFE

La expedición del Sevilla llegó a Madrid a las 18.00 horas. Un tren AVE trasladó a los componentes del equipo andaluz y a un buen número de aficionados. A Unai Emery, entrenador de las tres Ligas Europa, apenas le dejaron caminar los aficionados, que le pidieron fotos de forma permanente. Ganar la Copa al Barcelona sería el final de una temporada de ensueño. Hace tiempo que el Sevilla no tumba al Barcelona en un duelo de eliminatorias. El conjunto andaluz cayó frente al catalán en la pasada Supercopa de Europa disputada en Tiblisi. También en la Supercopa de España de 2010, disputada a doble partido.

Emery, que llegó a acumular hasta 20 derrotas seguidas ante el Barcelona en su carrera, pudo al fin ganarle al conjunto catalán en el primer duelo de la Liga en el Sánchéz Pizjuán (2-1). En la Copa, el último precedente de un triunfo del Sevilla se produjo en enero de 2010. Aquella eliminatoria tuvo su historia. Significó la primera derrota del Barcelona dirigido por Pep Guardiola. El entrenador que dirigía aquel equipo era Manolo Jiménez. “Recuerdo aquella eliminatoria. Supimos jugarle muy bien al Barcelona en el Camp Nou, donde sufrimos y supimos ganarles al contragolpe. Recuerdo que Ibrahimovic nos hizo un buen gol. Jugamos bien ante un equipazo”, recuerda el técnico, quien no viajará a Madrid para ver la final. Lo hará en su casa en el campo.

“No sé si el Barcelona nos subestimó un poco en la ida. Sí lo pasamos fatal en la vuelta. Palop hizo un partidazo y perdimos 0-1. Creo que marcó Xavi. Pasamos más apuros que en Barcelona, pero pasamos. Aquello nos dio mucha moral para ir a por todas en la Copa”, recuerda Jiménez, el último entrenador antes de Emery en llevar al Sevilla a una final de Copa. “Dos temporadas antes, recuerdo que se lo pusimos muy difícil al Barcelona. Nos eliminaron de una forma muy ajustada, por la diferencia de goles en campo contrario, como nosotros eliminamos al Barcelona de Guardiola”, recuerda Jiménez.

MÁS INFORMACIÓN

“Eran un gran equipo. Messi estaba eclosionando y Xavi e Iniesta mostraban todo su esplendor. Pero pudimos con ellos con un gran Palop y algo de fortuna. Fuimos los primeros en eliminarles”, reconoce Jiménez. Ese Barcelona de Guardiola lo había ganado todo desde que el técnico lo empezó a entrenar en el verano de 2008.

“Ahora se trata de una final. El Barcelona, en líneas generales, siempre ha respetado al Sevilla. Sus jugadores se han quitado presión ganando la final de la Liga Europa y se han ganado, todavía más, ese respeto del Barcelona. Con ese plus de motivación, el Sevilla puede ser un rival temible”, explica Jiménez.

Su Sevilla de 2010 eliminó luego al Deportivo y al Getafe para plantarse en una espectacular final jugada en el Camp Nou. El Sevilla le ganó 2-0 al Atlético de Madrid (Capel y Navas). En el banquillo ya no estaba Jiménez, destituido unas semanas antes del final de la Liga. “Yo siento aquella Copa como parte de mi trabajo en el Sevilla. Hice el camino para llegar a la final”, argumenta el técnico.

El último técnico que ganó la Copa fue Antonio Álvarez. “La verdad es que culminamos un gran final de temporada ganando la Copa a un Atlético que llegaba muy bien, que era el favorito, como ahora lo es el Barcelona. Alcanzamos la cuarta plaza en la Liga y eso nos dio tranquilidad para afrontar la final”, recuerda el propio Antonio Álvarez. “Hay algunos aspectos que recuerdo de esa final, como el ambiente que vivió el sevillismo o la idea que tuvimos para motivar a la gente en el vestuario. Les pusimos el gol de Puerta al Schalke y aquellos no eran jugadores, eran tigres. Llegué a pensar que nos habíamos pasado”, comenta Álvarez. “El Sevilla se ha quitado una gran presión ganándole al Liverpool. Ahora es peligroso”, avisa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información