Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano remata, Suárez golea, Trashorras pasa

La estadística de la Liga refleja el carácter de los jugadores y el perfil de los equipos en un orden que premia el ataque

Luis Suárez remata ante la oposición de Salva, en Granada. Ampliar foto
Luis Suárez remata ante la oposición de Salva, en Granada. AP

El rastro estadístico de la Liga 2015-16 es una radiografía de sus futbolistas y de sus clubes. El retrato general que arrojan los números confirma la tendencia histórica que premia la eficacia atacante. Ganó el Barça, el equipo que más goles hizo (112), el que más pases dio (21.012) y el que menos remates en contra totales sufrió (365). Segundo fue el Real Madrid, el que más remató (711), el que más goles de cabeza hizo (23) y el que más goles desde fuera del área (13) metió. Tercero se situó el Atlético con el perfil opuesto al de los dos grandes. El equipo de Simeone fue el que menos goles encajó (18) y el que menos remates recibió entre los tres palos (101).

Goleadores. El esquema de los equipos determina la producción de los jugadores y viceversa. En el ránking de los 10 principales goleadores se incluyen seis jugadores del Barcelona (Suárez, Messi y Neymar) y el Madrid (Cristiano, Benzema y Bale), uno del Atlético (Griezmann), uno del Athletic (Aduriz), uno del Betis (Castro) y uno del Eibar (Bastón). Los siete primeros metieron 20 goles o más en una coincidencia insólita en la historia del torneo. Nunca tantos anotaron tanto. 

Rematadores. El universo del disparo sigue perteneciendo a Cristiano. Desde que llegó a España en 2009 el portugués no ha abandonado la cúspide de la pirámide de los rematadores en cada competición. La frecuencia de sus tiros alcanza niveles históricos. Puede que alguno haya logrado más goles que él alguna vez, pero seguramente nadie lo ha intentado tanto, tantas veces. En esta temporada Cristiano disparó 227 veces, setenta veces más que Messi (158), 90 más que Suárez, y 103 más que Neymar.

Dribladores. Antes que definir, Neymar piensa en asociarse con los compañeros y burlar a los rivales. El brasileño es el principal driblador de la Liga con gran diferencia. Hizo 143 regates buenos, por 117 de Messi, 81 de Halilovic, 74 de Orellana y 72 de Hernán Pérez. La gambeta parece ser un arte extranjero en la Liga. Solo dos españoles figuran en la lista de los más productivos regateadores. El primero (séptimo en el ránking) es José Luis Morales Nogales. A los 28 años, este madrileño barbudo cumplió en el Levante su segunda temporada en Primera. Se fue a Segunda después de hacer 70 fintas. Le siguió (décimo en el ránking) Rubén Rochina con 61 regates para el Granada. 

Asistentes. El dato de los pasadores de gol recuerda que el Barcelona es un sistema dividido en dos órdenes; el tridente y los demás. Los tres mejores asistentes del campeonato son Suárez (15), Messi (15) y Neymar (13). La cadena causal es implacable. Como se pasan mucho el balón, hacen muchos goles, como hacen muchos goles, mutuamente se convierten en los mejores asistentes. Del lado madridista los asistentes están más repartidos. A la cabeza destaca Kroos con 12 pases definitivos, quizá impulsado por la aparición de Casemiro y su consecuente cambio de posición del mediocentro a carriles más avanzados.

Pasadores. Roberto Trashorras merece capítulo aparte. El veterano centrocampista del Rayo figura por segundo año consecutivo como el jugador que más pases da de la Liga (2.349), por encima de Kroos (2.277) y Busquets (2.176), los únicos que pasan de 2.000 entregas. Un mérito gigantesco que no obtuvo el premio de la permanencia.

Recuperadores. La recuperación del balón, dato eminentemente defensivo, es el único valor en el que el Atlético de Madrid posee a dos jugadores en la lista de los diez más acertados. No son defensas sino mediocampistas: Gabi (221) y Koke (212). Pero ni en este punto el Atlético, conjunto colectivista por excelencia, destaca especialmente. El futbolista que más pelotas robó en la Liga es Roque Mesa, volante de la Unión Deportiva que, con 26 años, disputó su primer curso en Primera arrebatándole 258 balones al adversario. Le siguieron el asombroso Trashorras (257), Pedro Mosquera (251), Illarramendi (238) y Beñat (234).

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.