Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La historia, con el Barcelona

En nueve de las 14 temporadas en que tres equipos o más se jugaron la Liga

en las últimas dos jornadas, el que iba líder terminó cantando el alirón

Liga BBVA Ampliar foto
Jugadores del Barcelona celebran un gol en el campo del Betis

Desde 2007 la Liga no asistía a un final tan apretado como el de la presente temporada. En aquella ocasión Madrid y Barça llegaron a la penúltima jornada empatados en el primer puesto, con el golaverage a favor de los blancos, y el Sevilla tercero a dos puntos. Con la emoción de la simultaneidad, el campeonato se decidió en el minuto 88, cuando Van Nistelrooy logró el empate madridista en La Romareda y Tamudo silenció el Camp Nou para completar la carambola a favor de los de Capello. A falta de 180 minutos y peleada por tres equipos, apretados en un punto cuando faltan seis por disputar, mañana podría haber Alirón.

El Barcelona sigue primero tras dilapidar contra pronóstico una ventaja de 12 puntos sobre el Madrid y de ocho sobre el Atlético en la jornada 28. La mayoría de las apuestas consideraban que a estas alturas el equipo de Luis Enrique ya habría renovado el título. Nada de eso. El conjunto del Cholo es segundo con la misma puntuación que el líder y el de Zidane, tercero, a solo un punto. El panorama no es nuevo en la Liga: en 14 campeonatos se produjeron situaciones semejantes, con tres equipos o más en liza por el título a dos jornadas del final. Los precedentes están del lado azulgrana. En nueve de esas 14 ocasiones quien llegó primero a la última curva cruzó primero la meta.

El Barça podría proclamarse campeón este domingo, aunque para ello debería ganarle al Espanyol, que el Atlético perdiera con el Levante y el Madrid no pasara del empate ante el Valencia. En cualquier caso, si el Barça derrota al Espanyol y, la próxima semana al Granada en los Cármenes, será campeón con independencia de los resultados del Atlético y del Madrid. “Está en nuestras manos”, insiste Piqué. Y le da la razón Filipe Luis que reconoce “difícil” que el Barça pinche. “Pensamos en ganar nuestros partidos, al Levante y al Celta. Habremos hecho nuestra parte. Luego habrá que esperar. Está complicado. El Barça tuvo su momento de bajón pero ahora está muy bien. Lo normal es que resita y ganen ellos”. El lateral brasileño guarda un mal recuerdo del Ciutat de Valencia, donde juega el Atlético, con la resaca de la Champions a cuestas, ante un descendido Levante. Allí el equipo de Simeone nunca ha ganado.

El campeón podría revalidar título mañana si  gana al Espanyol, el Atlético pierde con el Levante y el Madrid no pasa del empate con el Valencia

Tampoco se juega nada el Valencia en su visita al Bernabéu donde empató en 2014 y 2015. Los de Zidane se encuentran en un escenario que no esperaban y con la mente puesta en la final de Milán. Sin Keylor Navas, lesionado, jugará el Madrid con Kiko Casilla bajo los palos y más de un efectivo renqueante, Cristiano sin ir mas lejos, pero consciente de que cualquier rebote le puede mantener vivo en una lucha por el título tan inesperada como agradable. Y a eso se ofrece sabedor, claro, de que en el fondo, todo depende del duelo Barça-Espanyol.

Reviven los pericos el recuerdo del llamado Tamudazo, aquel empate, en 2007, que despidió del título al Barcelona de Rijkaard y le dio el título al Madrid de Capello. El Espanyol se viste hoy con la piel del goleador de Santa Coloma. El ecuatoriano Caicedo, autor de ocho de los 36 goles de su equipo, es ahora quien aspira a amargarle la Liga al eterno rival. “Sería lindo marcar y es mi trabajo. Queremos darle una alegría a nuestra afición, que ha sufrido mucho esta temporada”, sostiene. El Espanyol no gana en el Camp Nou desde 2009 (1-2, con goles de De la Peña).

Desde 2007 la Liga no asistía a un final tan apretado como el de la presente temporada. En aquella ocasión, ganó Madrid

Solo en la temporada 1983-1984 se registró una situación idéntica a la actual. El título se lo jugaron el Athletic, el Madrid y el Barcelona. Los tres ganaron sus partidos; los de Clemente sacaron la gabarra. En otra Liga con final muy apretado, la de 1981-82, con Udo Lattek en el banquillo azulgrana, se llevó la pelea la Real Sociedad. Lo que ocurra esta vez, está por escribirse.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información