Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El festival de Abrines deja al Barça a un paso de Berlín

El equipo azulgrana arrolla al Lokomotiv Kuban y ahora dispone de dos ocasiones para clasificarse

Claver y Abrines. Ampliar foto
Claver y Abrines. AFP

Abrines desmanteló al Lokomotiv Kuban. El alero mallorquín le dio tal tirón al juego del Barcelona en el segundo cuarto que la espléndida defensa con la que compareció el equipo ruso empezó a resquebrajarse. Los triples de Abrines marcaron el punto de inflexión. Galopó el Barcelona, beneficiado por la necesidad ineludible del Loko de abrir líneas para taponar la vía por la que se desangró. Se beneficiaron los pívots del Barcelona, sobre todo Doellman y Tomic, que con más espacios, conectaron mejor y exhibieron sus recursos en el pase y en la búsqueda de las mejores opciones para atacar el aro.

BARCELONA, 82; LOKOMOTIV KUBAN, 70

Barcelona Lassa: Satoransky (13), Navarro (9), Perperoglou (1), Doellman (12), Tomic (7) –equipo inicial-; Pau Ribas (8), Abrines (25), Vezenkov (0), Diagné (0), Samuels (5), Oleson (2) y Arroyo (0).

Lokomotiv Kuban: Delaney (15), Voronov (2), Broekhoff (0), Claver (0), Randolph (16) –equipo inicial-; Singleton (13), Draper (9), Bykov (2), Janning (11) y Zubkov (2).

Parciales: 19-23, 23-13, 19-14 y 21-20.

Árbitros: Christodolou (Grecia), Javor (Eslovenia) y Viator (Francia).

Palau Blaugrana. 6.414 espectadores. Tercer partido de los cuartos de final. El Barcelona domina por 2-1. El cuarto partido se juega el jueves en el Palau Blaugrana.

El Barcelona se adelanta en la serie. Domina por 2-1 y dispondrá de la primera oportunidad de plantarse en la final four de Berlín este jueves, de nuevo en el Palau Blaugrana. Un resbalón, forzaría el quinto partido, el próximo martes en Krasnodar, en Rusia, un viaje que desea evitar a toda costa el Barcelona, que el domingo recibe en la Liga al Real Madrid y el día 28, al Baskonia.

La agresividad ofensiva y la mano de seda de Abrines avivaron el ritmo del Barcelona. Anotó 25 puntos, con un 6 de 10 en triples. El Loko, que arrancó con mucha fuerza, con un recital de Delaney y Anthony y una tremenda superioridad en el rebote, se fue apagando. Bi Borekhoff ni Bykov pudieron con Abrines, que tomó el relevo de Navarro, el bastión azulgrana en los primeros minutos.

El Barcelona igualó el rebote, mejoró en defensa. Satoransk estuvo espléndido sobre todo a partir de la segunda parte, igual que Pau Ribas y que Doellman. El Loko, con Claver absolutamente fuera de foco, solo encontró algún alivio en Singleton. Pero claudicó ante la avalancha azulgrana, que marcó diferencias superiores a los 20 puntos cuando faltaban más de cinco minutos. Bartzokas, el entrenador del Loko, optó por plegar velas y reservar fuerzas para el decisivo partido del jueves. Lo mismo hizo el Barcelona, con la ventaja de que se dio un festival ante su enfervorizado público.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información