Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vídeo de Dani Alves causa malestar en una parte de la afición del Barça

“Es un partido de fútbol, no pasa nada, la vida sigue", asegura el lateral disfrazado de mujer, y Bartomeu entiende que se debe regular el uso que los jugadores hacen de las redes sociales

Dani Alves enseñó, una vez más, su lado más controvertido. Se grabó a sí mismo disfrazado con una peluca y fingiendo la voz de una mujer (parodiaba a su novia, la modelo canaria, Joana Sanz) y en la madrugada del viernes colgó el vídeo en su cuenta de Instagram para auto brindarse “mucho ánimo porque está muy triste”. “Es un partido de fútbol, no pasa nada, la vida sigue. Tú vales mucho más que esto”, señaló. El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, reflexionó sobre la acción del brasileño. “Hay varias reacciones posibles y una es que nos demos cuenta de que los jugadores han superado el trago del miércoles [el Barça cayó eliminado en los cuartos de final de la Champions] y vuelven a ser positivos, a reír y a hacer bromas”, convino Bartomeu.

Sin embargo, el presidente del Barcelona reconoció que a un sector de la afición azulgrana “la broma” de Alves no hizo mucha gracia. “Hay ciertos socios que nos han dicho que se sienten ofendidos y otros que les encanta ver ese ambiente festivo en el vestuario”, reveló Bartomeu. “Puede ser que no era el mejor momento para hacer bromas”, tercio el directivo del Barcelona Jordi Monés en TV3. En cualquier caso, Bartomeu entiende que existe la necesidad de regular el uso que los jugadores hacen de las redes sociales y aseguró que en el caso de que club decida sancionar a Alves por su vídeo, no lo hará público. “La Liga y la UEFA están muy interesados en que se regule de alguna manera. Está situación no solo afecta al Barcelona”, resolvió el Bartomeu. El vídeo de Alves tuvo mucha repercusión. El brasileño no se escondió. “Si vuestro descanso son mis lágrimas, vivirán cansados”, expuso el defensa, horas después del revuelo. Y su novia, Joana Sanz, lo respaldó en Instagram.“En las derrotas no se acaba el mundo, señores... Compadeciéndose no se va a más que un pozo de lamentos, lo menos necesitamos es machacarnos psicológicamente mirando hacia atrás”, publicó Sanz.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) tiene el tema de la utilización de las redes sociales sobre la mesa, aunque, por ahora, no existe ninguna reglamentación. La UEFA, por su parte, prohíbe su uso en recintos oficiales en la Eurocopa y en zonas privadas de las selecciones. Al entrenador de España no le preocupa el asunto. “Nunca prohibimos nada”, asegura Vicente Del Bosque. Las redes sociales no son un tema nuevo en el Barcelona, Andoni Zubizarreta, cuando era director deportivo del Barça, elaboró un documento que murió en algún cajón y el debate volvió al tintero cuando Gerard Piqué comenzó a utilizar Periscope.

“Voy a hacer un Periscope”, le dijo el central catalán a uno de los responsables del departamento de comunicación del Barcelona, tras el partido ante el Sevilla en el Camp Nou. “Ten cuidado”, le aconsejaron a Piqué desde el club. El defensa utilizó esta red social, que permite la transmisión de vídeo por streaming, en varias oportunidades, también en la concentración de la Roja. Sin embargo, el último ruido mediático de Piqué no fue con el Periscope sino cuando se enfrentó, una vez más, a Arbeloa en Twitter, tras la caída del Barça en Anoeta. Ahora, se suma Alves en Instagram. Habrá que ver si en los despachos del Barcelona regulan la utilización de las redes sociales o si esperaran a las medidas que estudian en la Liga.

El dilema de Neymar

En el Barcelona también preocupa la situación de Neymar. La selección brasileña afronta este verano dos compromisos vitales, la Copa América Centenario (del 3 al 26 de junio) y los Juegos Olímpicos de Río (del 5 al 21 de agosto), y el delantero paulista quiere estar presente en los dos. El 11 azulgrana busca revancha en América y pretende en Río darle a la Canarinha el único título que le falta en sus vitrinas.

“Escribimos una carta a la Confederación Brasileña en la que le dijimos, de forma muy educada y respetuosa, que los futbolistas de élite necesitan descansar, por el bien del Barça y por el bien de su selección, y que valoren que solo dispute una de las dos competiciones”, explicó Bartomeu, que aseguró también que el Barça prefiere que Neymar participe en los Juegos antes que en la Copa Ameríca. Y, aunque se mostró conciliador, remató: “Si algún día tenemos que imponer las cosas, las impondremos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información