Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso sí correrá en el GP China

El asturiano recibe la aprobación de los médicos pero deberá someterse a otra prueba tras el primer ensayo libre

 Fernando Alonso en Shanghái, China, este jueves.
Fernando Alonso en Shanghái, China, este jueves. EFE

Fernando Alonso se volverá a subir al coche este viernes, en la primera sesión de ensayos libres del Gran Premio de China que este domingo se celebrará en Shanghái. El asturiano recibió la aprobación por parte de los médicos de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) después de pasar satisfactoriamente el reconocimiento médico al que se sometió, durante poco más de una hora. Sin embargo, Alonso deberá pasar otro chequeo nada más concluir el primer entrenamiento, para poder disputar el resto del fin de semana.

Por más que los detalles de la exploración no trascendieron, se deduce que el español ya está prácticamente recuperado de las lesiones que sufrió durante el transcurso de la primera prueba del año, en Australia, al estrellarse violentamente contra las barreras al perder la referencia de una frenada y encimar el monoplaza de Esteban Gutiérrez.

Ya en España, los doctores le detectaron un neumotórax y la fractura de una costilla, un diagnóstico que le impidió participar en el último gran premio, en Bahréin, hace dos semanas. Allí, McLaren le sustituyó por Stoffel Vandorne, que terminó el décimo y de esta forma sumó los primeros puntos del curso para la escudería de Woking (Gran Bretaña).

Cuando el ovetense vuelva a meterse en su MP4-31 habrán pasado 26 días desde el susto de Australia. Tras unas primeras jornadas marcadas por el dolor, Alonso fue aumentando la intensidad de los entrenamientos, realizando actividades diversas para poner a prueba la zona del tórax, la más afectada por el tremendo revolcón que se dio en el circuito de Albert Park.

"Me encuentro al 100%. Pero será cuando me suba al coche y de un par de vueltas cundo tendré la confirmación"

“Han sido semanas jodidas, de no dormir bien, de fuertes dolores”, reconocía el asturiano ante los micrófonos y las cámaras de televisión, antes de tener el veredicto final por parte de la división médica de la FIA. “La última semana he entrenado con normalidad, por eso soy optimista en aquello que respecta a cómo me encuentro. Ahora hay que subirse al coche y probar, porque no hay ninguna actividad que replique las sensaciones que tienes en un bólido de F-1, con las fuerzas g y demás”, explicó Alonso, que en los últimos días ha ido colgando en las redes sociales distintas fotos en las que mostró las rutinas que ha ido llevando a cabo.

“Yo me encuentro al 100%. Pero será cuando me suba al coche y de un par de vueltas que tendré la confirmación, tanto yo como los médicos”, añadió el bicampeón del mundo (2005 y 2006), antes de disculpar las más de cinco horas que pasaron hasta que recibió la luz verde definitiva. La tardanza se debió a la gran cantidad de información que se le pidió. “Para nosotros, los deportistas, y para vosotros, cualquier decisión debería ser de blanco o negro y rápido. Pero hay veces que se deben seguir ciertos protocolos”, zanjó Alonso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información