Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nico Rosberg vuelve a ser el mejor

El piloto alemán supera a Raikkonen y a Hamilton y logra su quinta victoria consecutiva. Carlos Sainz abandona tras una carrera plagada de incidencias

Rosberg celebra su victoria en Bahréin.
Rosberg celebra su victoria en Bahréin. AFP

A sus 30 años, Nico Rosberg comienza a soñar. El piloto alemán de Mercedes parece haber encontrado una estabilidad de la que no gozaba la temporada pasada y se está viendo capaz de superar no solo a su compañero de equipo, Lewis Hamilton, sino también a todos los demás rivales. El Gran Premio de Bahréin le proporcionó una nueva oportunidad de demostrar este cambio mental. Rosberg no cometió errores en toda la carrera.Salió como un cohete, sin permitir que la batalla por el liderato le afectara, y se largó a una velocidad de vértigo asegurándose una ventaja tan notable que le permitió ganar la carrera sin afrontar grandes dificultades. Rosberg superó a Kimi Raikkonen, segundo, y a Lewis Hamilton, que equivocó la estrategia en el último cambio de neumáticos y se vio superado por el de Ferrari. Sebastian Vettel, en cambio, tuvo que abandonar en la vuelta de formación al romper el motor.

La victoria de Rosberg fue la segunda de esta temporada en dos carreras, y la quinta consecutiva si le sumamos las tres que ganó en México, Brasil y Abu Dabi al final de la pasada campaña. En total, lleva ya 16 victorias en la F-1, y se va consolidando como uno de los grandes. El año pasado, luchó por el título con Hamilton, hasta que su compañero de equipo le aventajó demostrando una fortaleza mental bastante superior a la del alemán. Entonces, se acusó a Rosberg de ser demasiado débil. Pero curiosamente su monoplaza siempre planteaba más problemas que el de Hamilton. Este año, en cambio, Rosberg se muestra mucho más sólido y fuerte mentalmente. Y, hasta ahora al menos, quien más sufre es precisamente Hamilton. Sin embargo, quedan 19 carreras hasta la conclusión del campeonato.

Lo que sí parece claro es que, tal como ocurriera el año pasado, la lucha por el título estará centrada en los dos pilotos de Mercedes. La marca alemana muestra una superioridad bestial respecto a Ferrari y , más aún, sobre escuderías como Red Bull o Williams. En Sakhir, sin embargo, Hamilton sufrió un toque por detrás con Bottas cuando este intentó un adelantamiento imposible en la salida y perdió parte de su alerón delantero y varias posiciones. De golpe se encontró séptimo y comenzó allí una remontada que le habría poder llevado hasta la segunda posición, a no ser por el error estratégico que cometió su equipo al entrar por tercera vez en el taller cuatro vueltas más tarde que Raikkonen para sacarse los superblandos y colocarse los blandos. Ahí perdió la posibilidad de luchar con el finlandés, que puso asegurarse la segunda posición.

Carrera aciaga para Carlos Sainz

Para Carlos Sainz la carrera de Sakhir fue para olvidar. No es que él cometiera errores que le llevaran hasta las últimas posiciones. Todo lo contrario. El madrileño condujo a su mejor nivel, pero cuando había adelantado incluso a su compañero de equipo Max Verstappen en la vuelta inicial, Checo Pérez le tocó por detrás y le pinchó una rueda. Aquello obligó a Sainz a entrar en el taller y ahí perdió cualquier opción. Salió de nuevo en la última posición y nunca logró superarla. Se quejó a su taller de que tenía problemas “cuando giro hacia la derecha”.

Carlos Sainz entra en boxes tras pinchar una rueda.
Carlos Sainz entra en boxes tras pinchar una rueda. AFP

Las cosas no mejoraron en toda la carrera, hasta que finalmente entró por tercera vez en el taller y ya no salió de allí. Transcurría la 31.ª vuelta. Y era evidente que su Toro Rosso no le iba a permitir salir de la cola. Lo más grave para él es que su compañero de equipo, Verstappen, seguía luchando sin problemas para concluir en sexta posición, luchando con Grosjean (Hass) y con Felipe Massa (Williams), al que acabó superando con claridad.

Fernando Alonso vio la carrera desde el taller y se hundió cuando comprobó que su compañero Jenson Button tenía que abandonar en la sexta vuelta con problemas de potencia en su unidad de motor. Stoffel Vandoorne, en cambio, se mantuvo en carrera y estuvo luchando por las posiciones de los puntos, hasta conseguir concluir en décimo lugar, en la carrera de su debut. McLaren al menos salvó los muebles gracias al sustituto del asturiano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.